Habrá Séptimo Partido en Toronto

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Sixers y los Raptors han llevado esta serie de semifinales de Conferencia al límite. Después de seis juegos entre ambos, el empate a 3 ha reinado y habrá séptimo partido en la ciudad canadiense.

Todo un reto para los Sixers, tras haber caído de manera contundente en el quinto partido y haber salvado el primer matchball en el sexto juego. Con este séptimo partido, se viene a mente el séptimo partido disputado entre Raptors y Sixers en las semifinales del Este en 2001, pero también el séptimo partido de las semifinales del Este de 2012, entre Sixers y Celtics. En el primero de esos recuerdos la moneda cayó del lado de Philadelphia (88-87 con ventaja de campo para los Sixers), pero en el segundo no (85-75 para Boston, que contaba con la ventaja de campo).

Tras un calamitoso quinto partido, en buena parte por la decepción de haber caído en el cuarto y no haber podido poner el 3-1 en la serie, los Sixers lograron reponerse en casa, para colocar el 3-3 en la eliminatoria y forzar el sétpimo y edfinitivo partido, que de seguro será de infarto.

En este importantísimo partido, los jugadores clave para Philadelphia fueron tanto Ben Simmons, como Jimmy Butler, que superaron la veintena de puntos cada uno, dejando a Joel Embiid y a Tobias Harris un rol no menos importante, pero de asistencia para este dúo que no quería que la temporada terminase en ese momento.

Ben Simmons terminó el partido con unos sensacionales 21 puntos, que resultaron clave en el desarrollo del sexto juego de la serie. Esto unido a los 8 rebotes y las 6 asistencias que sumó en el partido, hicieron que emergiese como el titán que todos desean ver en Philly. Su buen juego también se debio en gran media ppor la intensidad defensiva de los Sixers, lo que propició mucho juego en transición, siendo Simmons determinante en ese aspecto del juego.

Sin embargo no fue él el máximo anotador del equipo de Brett Brown. Fue Jimmy Butler quien tomó la batuta del equipo y acabó el partido como un auténtico All-Star, gracias a sus 25 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias.

Su rol en este equipo y en concreto en los juegos de postemporada está siendo clave para el buen hacer de los Sixers en esta temporada. No está haciendo más que demostrar que su llegada a Philadelphia fue un tremendo acierto y será clave no solo para el desarrollo de este 2019, sino que esperemos que sea clave para el desarrollo de las venideras temporadas de los Sixers.

Del resto de compañeros cabe destacar que Joel Embiid acabó el partido con 17 puntos y 12 rebotes. Cumplirá su promesa de voler a Toronto para jugar el séptimo partido de la serie y su participación en ataque y defensa, será una de las cuestiones más determinantes para saber si serán los Sixers o los Raptors el rival de los Bucks en la final de Conferencia.

Tobias Harris terminó con 16 punto sy 9 rebotes, además de 5asistencias, mientras que el quinteto mágico lo completó J.j. redick con 11 puntos, siendo Mike Scott el mejor del banquillo de los Sixers, con otros 11 puntos.

El duelo ya está servido y el domingo se despejarán todas las dudas. Esperemos que el lunes estemos hablando de la serie frente a Milwaukee y no de vacaciones.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter