Enero termina con derrota en Brooklyn

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Enero ha sido un buen mes para los Sixers, sin embargo la racha de tres derrotas consecutivas que ha sufrido Philadelphia en los últimos días del primer mes del año, han ensombrecido un poco esa sensación.

Y quizás la más dolorosa de esas tres derrotas, ha sido esta última que ha sucedido en Broklyn. Los Nets, que son un equipo no está lejos de aspirar por un puesto de playoffs, venció a los Sixers en su feudo por 116-108, en el partido en el que volvían al equipo J.J. Redick, y con la participación de nuevo de Joel Embiid, que descansó en el back to back que tuvo Philadelphia en Oklahoma City y en Milwaukee.

El partido estuvo igualado hasta la recta final del último cuarto. Antes de eso, ambos equipos no habían tenido ventajas demasiado significativas (siendo la máxima ventaja para los Sixers un 11-20 y un 21-30, ambas en el primer cuarto). De hecho, los dos primeros parciales terminaron con un 30-34 para Philadelphia y un 34-31 para Brooklyn, con lo que al descanso tan solo un punto separaba a ambos equipos.

Incluso el tercer cuarto siguió los mismos parámetros y los Nets terminaron por delante en el marcador 91-88, cuando tan solo quedaban doce minutos por jugar. Pero fue en el último parcial donde los locales lograron poner tierra de por medio y lograr sus mayores ventajas en el partido, impidiendo a los Sixers alcanzar un nuevo triunfo, con el que terminar enero con buena cara.

A falta de 6:31 para el final, la ventaja de los Nets era de once puntos (105-94) y aunque hubo un atisbo de reacción, cuando con apenas dos minutos por jugar, los Sixers se colocaron a cuatro puntos, lo cierto es que la suerte ya estaba echada y Brooklyn terminó ganando en su casa su undécimo partido como local, para un balance global de 19-33, mientras que los Sixers se quedan con un balance equilibrado de 24-24.

El mejor de los Sixers en Brooklyn fue una vez más, Joel Embiid. El pívot africano terminó el partido con 29 puntos y un promedio de acierto en tiros de campo de 8-19, además de un 12-14 en tiros libres. A sus 29 puntos, sumó también 14 rebotes (13 de ellos en defensa), por lo que terminó el partido con otro meritorio doble-doble.

Destacable también fue la actuación de Ben Simmons, que terminó el partido con 24 puntos anotados, con un 11-16 en tiros de campo, sumando además 7 asistencias, 2 rebotes y un robo de balón, completando así otro gran partido del australiano.

La vuelta de Redick no se pudo ver completada con un triunfo, pero lo cierto es que a nivel individual fue muy buena. Acabó con 20 puntos en los 26 minutos que estuvo en pista, con un promedio de acierto en tiros de campo de 4-10, logrando un 3-4 en triples y completando un 9-10 en tiros libres. A sus 20 puntos, tan solo pudo sumar 2 rebotes y un robo de balón.

Del resto de jugadores cabe destacar los 12 puntos de Dario Saric (3-12 en tiros de campo), los 7 puntos de Amir Johnson (3-4 en tiros de campo) y los 6 puntos que anotaron tanto Robert Covington (2-3 en tiros campo) y Trevor Booker (3-3 en tiros de campo).

Los mejores para los Nets fueron Spencer Dinwiddie, que terminó el partido como el máximo anotador de los locales, con 27 puntos anotados y un promedio de acierto de 6-13 en tiros de campo y 13-15 en tiros libres. También destacaron D´Angelo Russell con 22 puntos y un 8-16 en tiros de campo, y Jarrett Allen con 16 puntos (5-6 en tiros de campo) y 12 rebotes, por lo que logró terminar el partido con un doble-doble.

La próxima cita será en casa ante los Heat, en un partido importante para los Sixers y para Philadelphia. Importante por el rival, importante por lograr empezar un buena racha de resultados e importante porque se homenajeará a los Philadelphia Eagles en su búsqueda por conquistar la Super Bowl este fin de semana.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol