Embiid lidera a los Sixers ante los Wizards

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Victoria de los Sixers en el regreso a casa, en la que será una estancia de cinco partidos seguidos en el Sur de Philadelphia. El rival era importante, los Wizards que aspiran a estar posicionados, de cara a los playoffs, que cada vez se acercan más y más. Y el momento el mejor de todos, después de la serie de victorias de los Pistons, que amenazaban el octavo puesto de la Conferencia Este, que actualmente ocupa Philadelphia.

El marcador de 115-102, refleja el dominio que mantuvo el equipo durante todo el partido. Siempre fueron los Sixers por delante en el marcador, con ventajas que siempre estuvieron en torno a la decena de puntos, con un máximo de 21 puntos de ventaja (37-18) a falta de 49 segundos para el final del primer cuarto y un mínimo de 7 puntos a falta de 1:08 para el final del tercer periodo (89-82).

Pero la pauta general de todo el partido fueron las ventajas que rondaban los 10 puntos. Una dinámica que se inició en el primer cuarto, que terminó con el resultado favorable a los Sixers de 37-20. El resto de cuarto fueron igualados, salvo quizás el segundo, donde los Wizards acortaron algo la ventaja, para estabilizarla en la decena de puntos (28-35).

Lo más positivo, al margen de la victoria, fue que los Sixers no cedieron el mando en el partido y siempre mantuvieron una constante en el mismo. Ni se dejaron remontar, ni tuvieron un pésimo cuarto, que lamentar al final del partido. Por lo tanto, una victoria con nota alta.

El mejor de los Sixers fue una vez más, Joel Embiid, que terminó el partido con un total de 27 puntos, gracias a un 10-20 en tiros de campo y un 3-7 en triples, además de un 4-5 en tiros libres. Sus 12 rebotes le permitieron terminar una vez más, con un doble-doble, que le acerca más y más a la condición de superestrella de la NBA.

También estuvo a gran nivel Dario Saric, que también alcanzó la veintena de puntos anotados, ante los Wizards. El croata sumó 20 puntos, gracias a un 8-14 en tiros de campo, 2-4 en triples y 2-2 en tiros de campo. A su anotación, también sumó 7 rebotes, 1 asistencia y 1 robo de balón.

Muy destacable fue la aportación de J.J. Redick. Sumó 18 puntos gracias a un 6-9 en tiros de campo. Pero lo más destacable de su estadística fue su acierto desde más allá de la línea de tres puntos. Terminó el partido con un 4-5 en triples, que supuso una gran noticia para los Sixers, que precisan de su puntería en tiro exterior, para mantener las opciones de entrar en playoffs, en esta recta final de temporada.

Buenos números también para Ben Simmons, que terminó el partido con 15 puntos, y un 6-8 en tiros de campo, además de 3-5 en tiros libres. A esta estadística sumó 6 rebotes y 8 asistencias, con lo que casi roza de nuevo el triple-doble. Su dirección de juego fue notable y vital en el triunfo ante Washington.

Del resto de jugadores cabe destacar la actuación de Robert Covington, que sumó 12 puntos, con un 5-12 en tiros de campo (2-7 en triples), los 9 puntos de Amir Johnson (4-6 en tiros de campo) y los 7 puntos anotados por T.J. McConnell, que sigue siendo un pilar fundamental para la segunda línea de los Sixers.

El siguiente rival de Philadelphia serán los Pelicans. El objetivo será la victoria, para asentar al equipo en la octava plaza del Este y seguir con la buena racha de resultados de febrero.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol