Embiid Guía a los Sixers al Triunfo vs Nuggets

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Sixers continúan con su magnífica racha positiva en casa, con su décimo tercera victoria al hilo en lo que llevamos de temporada. Un hito que no se veía en la ciudad de Philadelphia desde 1966. Ya ha llovido mucho desde entonces, pero lo cierto es que esta buena racha de resultados hace ser optimista acerca de las opciones de luchar por el anillo que tiene este equipo.

La última víctima de los Sixers en el Sur de Philadelphia fueron los Denver Nuggets, que cayeron en el segundo duelo que les ha enfrentado esta temporada, por 97-92. Un pequeña venganza de lo ocurrido en el primer envite entre ambos equipos y que se saldó con triunfo de los Nuggets en Colorado.

Ahora las cosas fueron de manera muy distinta, con un Joel Embiid inspirado y que guió a los Sixers a un nuevo triunfo en casa, superando la barrera de la veintena de puntos anotados, y con un doble-doble que añadió a su cuenta particular.

El partido fue muy ajustado en líneas generales, aunque con algún que otro susto de los Nuggets en los primeros compases del juego, al colocarse 10-17 con casi seis minutos por disputar del primer cuarto, lo que hizo apretar los dientes a los Sixers, para que los visitantes no pusieran mucha distancia en el marcador, en la primera mitad.

El segundo cuarto fue todo lo contrario, con los locales algo desatados en el juego y con ventajas que llegaron a ser de hasta 14 puntos (47-33 con 7:16 para el descanso), lo que hizo pensar que quizás el juego se podría romper ahí y disfrutar los fans de una plácida victoria de los Sixers.

La victoria llegó, pero no fue un camino de rosas, ya que los Nuggets volvieron a tener opciones en el encuentro, llegando a colocarse con delante en el marcador en algún tramo del encuentro (69-70 a falta de 5:16 para el final del tercer periodo), y no permitiendo que las ventajas de los Sixers fueran demasiado elevadas en el tramo final del juego, con lo que mantuvieron vivas sus opciones hasta el final.

Joel Embiid fue el mejor de los Sixers, anotando 22 puntos en 31 minutos de juego y con un 8-18 en tiros de campo (0-3 en triples y 6-7 en tiros libres), a los que sumó 10 rebotes, 6 asistencias, 2 robos de balón y un tapón. Grandes números para el center africano de los Sixers, que volvió a ser referente del equipo en la cancha.

Como también lo fue una vez más Tobias Harris, que concluyó el duelo ante los Nuggets alcanzando la veintena de puntos, gracias a un 7-17 en tiros de campo, incluyendo un 2-4 en triples y un 4-5 en tiros libres. A sus 20 puntos anotados, hay que destacar sus 7 rebots capturados y las 4 asistencias repartidas, para mantener el buen nivel de juego que está mostrando desde hace ya muchas fechas.

Otros dos jugadores de los Sixers alcanzaron dobles dígitos en anotación, frente a Denver. Por un lado, Al horford llegó a los 11 puntos gracias a un 5-16 en tiros de campo (1-8 en triples), sumando además un total de 9 rebotes (3 en ataque y 6 en defensa), además de 2 asistencias y 2 robos de balón.

Por su parte, Matisse Thybulle también volvió a tener una excelente noche, con un sensacional 5-8 en tiros de campo (3-4 en triples), que le permitieron sumar 13 puntos, además de sumar 5 rebotes, un robo de balón y una asistencias, siendo el mejor de la banca de Brett Brown.

Destacar también los 7 puntos (3-6 en tiros de campo), 9 rebotes y 7 asistencias de Ben Simmons, además de los 8 puntos de Mike Scott (3-7 en tiros de campo), los 7 puntos de James Ennis III (3-5 en tiros de campo), los 6 puntos de Furkan Korkmaz (2-4 en tiros de campo, siendo todo lo intentado desde más allá de la línea de tres puntos) y los 3 puntos de Josh Richardson (1-8 en tiros de campo), que volvió a las canchas, para ayudar a los Sixers.

Los Nuggets por su parte cedieron la batalla por el rebote (49-38) y no estuvieron nada acertados desde el triple con menos de un 26% de efectividad (7 de 27). Will Barton anotó 26 puntos y Nikola Jokic estuvo cerca del triple-doble con 15 tantos, siete rebotes y 11 asistencias. Pero sin duda, la peor noticia fue la lesión de Jamal Murray, que apenas pudo disputar cinco minutos por un fuerte golpe con Ben Simmons que le dejó KO.

El siguiente duelo de los Sixers será de escándalo. Los Celtics también están intratables en su casa y los Sixers quieren romper esa dinámica. En el siguiente duelo, que será en el TD Garden de Boston, estará en juego el liderato de la división Atlántica y el prestigio entre estas dos franquicias que son rivales históricos.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter