BROOKLYN, NY - NOVEMBER 4: Ben Simmons #25 of the Philadelphia 76ers shoots the ball against the Brooklyn Nets on November 4, 2018 at Barclays Center in Brooklyn, New York.
Nathaniel S. Butler/NBAE via Getty Images

Cara y Cruz Para los Sixers en el Fin de Semana

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com 

Los Sixers no pudieron completar un gran fin de semana, al caer en Brooklyn ante los Nets por 122-97, en la que hubiese sido la tercera victoria del equipo de manera consecutiva. La racha victoriosa que comenzaron ante los Clippers, se prolongó ante los Pistons, pero llegó más lejos por culpa del equipo de Brooklyn. 

El fin de semana comenzó bien, con un triunfo ante los Pistons de Detroit 109-99, continuando con la buena racha de resultados que tienen los Sixers en casa. En el sur de Philadelphia, se cuentan los partidos por victorias, y ante Detroit no fue una excepción.  

Fue un partido de dominio claro de Philadelphia, de principio a fin, demostrando solidez en ataque y defensa y con Joel Embiid en plan estrella, como siempre. Tan solo en la recta final del partido, cuando todo parecía resuelto, fue cuando los Pistons lograron maquillar un poco el resultado y dejar la desventaja en tan solo diez puntos. 

Embiid no dejó lugar a dudas de quién es el guía de este equipo. Tras anotar 41 puntos ante los Clippers, a los Pistons les endosó 39 puntos en 34 minutos en pista. Con su 10-18 en tiros de campo, 1-3 en triples y 18-23 en tiros libres, completó la proeza de 80 puntos en dos partidos. Eso sin contar que alcanzó los 17 rebotes en el partido ante Detroit, redondeando una sensacional actuación. 

Del resto de jugadores, destacaron tres hombres de la banca, que fueron los únicos que alcanzaron dobles dígitos en anotación. J.J. Redick terminó el partido con 16 puntos (3-10 en tiros de campo, 2-6 en triples y 8-9 en tiros libres), Mike Muscala terminó con 14 puntos (3-10 en tiros de campo, 2-8 en triples y 6-6 en tiros libres) y Landry Shamet acabó con 11 puntos (4-7 en tiros de campo y 2-5 en triples). 

Esa fue la cara del fin de semana. La cruz llegó en Brooklyn, cuando los Nets se impusieron a los Sixers por 122-97, en un partido que se rompió en el tercer periodo, cuando los Nets (tras ir ganando al descanso por 51-47), lograron un parcial demoledor de 41-28 a su favor, dejando pocas opciones a los Sixers. 

Por si fuera poco, el parcial en el último periodo tampoco fue favorable a los Sixers, al ganarlo los Nets por 30-22, redondeando el triunfo por 25 puntos de diferencia. 

Se notó y mucha la diferencia en la aportación ofensiva de Joel Embiid, respecto de partidos anteriores. El center africano tan solo puntos terminar el partido con 16 puntos en su haber, ras un 4-8 en tiros de campo y 8-10 en tiros libres, en los 32 minutos que estuvo en pista. Sumó un nuevo doble-doble al capturar 15 rebotes. 

En esta ocasión, fue Ben Simmons el máximo anotador de Philadelphia, al terminar el partido con 20 puntos en su cuenta (8-11 en tiros de campo y 4-9 en tiros libres). A estos números hay que sumar 12 rebotes, 3 asistencias y 4 robos de balón. Buenos números para la estrella australiana de los Sixers, que no fueron suficientes para guiar al equipo a la victoria. 

Dario Saric con 14 puntos (3-6 en tiros de campo), Landry Shamet con 12 puntos (3-6 en tiros de campo y 2-5 en triples) y J.J. Redick con 15 puntos (6-13 en tiros de campo) fueron los otros jugadores de los Sixers, que terminaron el partido con dobles dígitos en anotación. 

Ahora los Sixers están con un balance de 6-5 y los Pacers esperan en Indiana, para el siguiente asalto de la temporada regular. 

Hasta pronto desde España. 

Tags