Buen impacto de Trevor Booker en los Sixers

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

La llegada de Trevor Booker al equipo ha sido una de las grandes noticia de los Sixers en diciembre, siendo importante por dos razones importantes. La primera fue que se solucionaba la situación de Jahlil Okafor (que ya estaba esquitada) y que amenazaba al equipo desde la distancia. Jahlil Okafor ya tiene nuevo equipo y todas las partes contentos.

Pero la razón principal por la que ha sido muy buena noticia la llegada de Trevor Booker, ha sido porque los Sixers eran uno de los conjuntos que más puntos anotaban sus titulares, por lo que también eran uno de los conjuntos, en donde el banquillo aportaba menos puntos.

Ese hecho es determinante para un equipo que aspira a playoffs. Sobre todo si tenemos en cuenta el factor salud. Si te ves en la situación de sufrir varias bajas, necesitas un banquillo profundo para hacer frente a ese tramo difícil de la temporada. No hay que olvidar que hemos tenido en la enfermería a Joel Embiid con problemas de espaldas y lesionados (fuera varios partidos) a T.J. McConnell, Robert Covington, Justin Anderson y Markelle Fultz.

Es por todo ello, que la llegada de Trevor Booker era muy bien recibida, desde Brooklyn, donde había promediado en torno a los 22 minutos en pista, en octubre y noviembre, con una media de 7.4 rebotes por partido en octubre y 6.4 en diciembre, y teniendo una faceta anotadora de 10.8 puntos por partido en ambos meses.

Unos números que se pensaba que sería bueno para que los pudiese aportar desde el banquillo de los Sixers. Pero su llegada incluso ha mejorado sus estadísticas, a pesar de haber sido un mes muy complicado para él, por la tremenda cantidad de kilómetros que ha acumulado, entre los compromisos que tuvo con los Nets, en el comienzo de diciembre, como por el hecho de haber llegado a los Sixers, en plena gira de partidos lejos de Philly.

No obstante, en los tres primeros partidos en los que ha jugado para los Sixers (frente a los Lakers no jugó, pero sí lo hizo ante los Cavaliers, Pelicans y Timberwolves), ha dejado su impronta luchadora en los Sixers y a ayudado a mejorar la situación del banquillo de Brett Brown, que ahora aporta más que cuando no estaba Booker en el equipo.

Ante los Cavaliers (su debut con 76ers), terminó el partido con 20 minutos en pista, que aprovechó para anotar 12 puntos, con un notable 4-6 en tiros de campo (además de un 4-4 en tiros libres) y reboteando hasta en 8 ocasiones, por lo que estuvo cerca de lograr un doble-doble, nada más llegar al equipo.

Más cerca incluso estuvo de lograr en Nueva Orleans, ante los Pelicans. Disfrutó de aun más minutos, 25 en total, que aprovechó para lograr su tope anotador con su nuevo equipo (16 puntos con un 5-9 en titos de campo y 6-7 en tiros libres) y su record reboteador con Philadelphia (9 rebotes).

Más discreto, que igualmente determinante en su aportación, estuvo en Minneapolis. Booker ante los Timberwolves, jugó 20 minutos de nuevo, anotando 12 puntos, con un casi inmaculado 6-8 en tiros de campo, además de capturar 5 rebotes y repartir 5 asistencias. Grandes números, que sin duda fue fundamentales para la victoria de los Sixers ante los Lobos, en la primera prórroga de la temporada para los 76ers.

Con él en el equipo y con la llegada de los jugadores que se están recuperando de sus dolencias, los Sixers presentan un mejor banquillo, para afrontar el 2018 y de paso, lograr el gran objetivo de esta temporada, que no es otro que estar en playoffs y empezar a construir el equipo que de el asalto definitivo a la liga, en un futuro cercano en el tiempo.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol