Los Denver Nuggets demuestran su crecimiento y potencial durante la temporada 2018-19

by Eric Spyropoulos
Staff Writer
@Eric_Spyros

La campaña 2018-19 de los Denver Nuggets ha llegado oficialmente a su fin, luego de una derrota en el séptimo partido contra los Portland Trail Blazers en las semifinales de la Conferencia Oeste. Después de una serie bien jugada en la primera ronda contra los San Antonio Spurs, los Nuggets jugaron con todo lo que tenían contra Portland en las semifinales de la conferencia. Pero, finalmente, no lograron clasificar a la final de la Conferencia Oeste.

A pesar de esto, fue una temporada extremadamente exitosa para el entrenador Michael Malone y su joven equipo de los Nuggets. Cuando comenzó la temporada, Denver tenía el segundo plantel más joven y no había clasificado a las eliminatorias por solo un partido en las últimas dos temporadas. Sin embargo, esa juventud y determinación fue una trama clave durante la temporada e impulsó varios de los éxitos de Denver.

Un comienzo rápido empezando la temporada encaminó a Denver con 54 victorias en la temporada regular. Los Nuggets ganaron un reñido partido de visita contra los LA Clippers para comenzar la temporada, lo cual fue una señal de que se venían más cosas. Denver terminó octubre con un récord de 6-1 y estaban al menos tres partidos sobre 0.500 en cada uno de los primeros 5 meses de la temporada.

El mes más notable de la temporada fue enero, en el que los Nuggets quedaron 12-4 y se posicionaron como uno de los contendientes más importantes de la liga. Enero dejó muchos momentos destacados, desde la jugada ganadora de Nikola Jokić contra los Miami Heat el 8 de enero hasta la remontada de 25 puntos contra los Memphis Grizzlies.

Aunque los Nuggets lucharon por mantener la consistencia para cerrar la temporada, lograron conseguir el segundo lugar en la Conferencia Oeste. Lo más destacado de la primavera fue la victoria de visita que hizo que llegaran a las eliminatorias contra los Boston Celtics el 18 de marzo.

Tal como se esperaba, Nikola Jokić guio a Denver durante la temporada, ya que promedió 20.1 puntos, 10.8 rebotes y 7.3 asistencias por partido. Jokić jugó su primer partido All-Star y participó en 80 partidos, lo cual fue importante cuando Denver estaba pasando por las lesiones de Will Barton, Gary Harris y Paul Millsap.

Las otras tramas clave de la temporada fueron el desarrollo de Monte Morris y Malik Beasley en la función de suplentes y la mejora importante del equipo en el ámbito defensivo. Después de aparecer solo en tres partidos en la temporada anterior, Morris emergió como uno de los mejores armadores suplentes de toda la liga. Mientras tanto, Beasley se transformó en un increíble ejecutor suplente de tiros de tres puntos, ya que promedió 11.3 puntos con un 40.2 % de tiros detrás de la línea de 3 puntos.

Después de terminar en la posición 23 en la liga en la temporada pasada en calificación defensiva, Denver subió a la posición 10 esta temporada, lo cual fue fundamental a la hora de ganar 54 partidos y avanzar a las semifinales de la conferencia.

Casi todos los jugadores de la rotación de Malone hicieron importantes progresos en comparación con la temporada pasada, y con un núcleo de jugadores tan jóvenes como el de los Nuggets, se puede decir que el futuro luce prometedor para Denver.

"Esto es un proceso que lleva cuatro años", comentó Malone. "Fueron dos años seguidos que quedamos apenas a un partido de clasificar. Estoy muy feliz por todos nuestros chicos. Trabajamos mucho para conseguirlo. Pero aún tenemos mucho trabajo que hacer".

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter