Bart Young/NBAE via Getty Images

La historia tras la evolución del juego de Gary Harris hacia la creación de jugadas

by Christopher Dempsey
Nuggets Insider
@chrisadempsey

Hace un año, antes del comienzo de la temporada 2016-17 de la NBA, los Nuggets tenían un plan para que Gary Harris comenzara a crear jugadas. Lo conversaron abiertamente.

Comenzaría a tener mayor posesión del balón, especialmente en jugadas de bloqueo y continuación. Ya había demostrado que podía anotar. El siguiente paso era hacer que los que lo rodeaban mejoraran. Pero nunca lograron llegar completamente a eso. En cambio, Harris aumentó sus anotaciones aún más, con mejores tiros de tres puntos y constantes cortes como parte de su nueva química con el central Nikola Jokić. Él era el receptor. Dar asistencias quedó en un segundo plano.

Antes de la temporada, la idea de Harris como un creador de jugadas no era exactamente un concepto que pululara en las predicciones de su juego. Pero después de dos meses y medio de temporada, mientras el calendario inevitablemente alcanza el 2018, Harris ha llegado a la parte de creación de jugadas de su juego de una excelente manera.

¿Por qué ahora?

"No lo sé", respondió Harris. "Supongo que sencillamente hago lo que necesita el equipo".

En los últimos nueve partidos de los Nuggets —Harris ha jugado en ocho—, es el segundo del equipo en asistencias con 5.3 por partido. En términos generales, Harris nunca había sido un jugador tan balanceado como ahora. También suceden estás cosas.

- Tiene el promedio neto más alto de su carrera: 7.1

- Tiene el mejor promedio defensivo de su carrera: 103.8

- Tiene el mejor porcentaje de asistencias de su carrera: 14.8%

- Tiene el promedio de uso más alto de su carrera: 19.6%

- Tiene el porcentaje más alto de tiros de campo convertidos cerca de la canasta: 65.9%

Esta temporada, lleva el promedio de asistencias por partido más alto de su carrera: 3.3. Su promedio de asistencia ha aumentado en cada una de sus cuatro temporadas en la NBA. Si se suman los puntos por posesión de Harris más las posesiones en las que recibe una asistencia, este escolta de cuarto año promedia 1.275 puntos por posesión, lo que se encuentra entre los mejores 25 de la liga.

"Y creo que lo ha estado haciendo desde hace un buen tiempo", comentó el entrenador de los Nuggets, Michael Malone. "Si observas sus números de la temporada, su creación de jugadas y su promedio de asistencias, la creación de jugadas de Gary es lo que lo ayuda a pasar de ser un buen jugador joven ofensivo y defensivo a ser un excelente escolta. Joven o viejo, es un muy buen jugador. Porque sus tiros, su defensa, sus definiciones; o sea, la cantidad de amagues por partido que hace es impresionante. Creo que ahora está llegando al punto en el que cuando hace amagues, tiene tantas miradas encima, que está aprendiendo a hacer la jugada correcta".

Harris no solo tiene las miradas del público encima, ya que los equipos han anulado casi completamente su corte característico, con el que anotó tantos puntos la temporada pasada.

"Los equipos no intentan dejarme hacer mi corte", comentó Harris con una sonrisa. "Nada de eso".

Una de sus respuestas a los equipos que no dejan que haga cortes es mejorar con el balón. Ocurrió por etapas.
Primero, Harris comenzó a juntar asistencias como consecuencia del esquema natural de la ofensa. Así que, por ejemplo, cerca del final del reloj de tiro, mientras la jugada progresaba, el equipo tenía designadas unas "válvulas de seguridad" para los tiros en suspensión abiertos o los pases bajos. Ahora, aún tiene esas opciones, pero su talento natural como creador de jugadas ha comenzado a brillar.

Parte de ello es la anticipación. Piensa en crear jugadas mientras las hace. Se libera del balón antes, lo que sorprende a los lanzadores y les permite atrapar el balón y posicionarse inmediatamente para hacer tiros en suspensión. Su visión es mucho mejor.

Sus pases cortos han sido maravillosos. Harris ha sido preciso y acertado con los pases entre defensas. Los pases de Harris en jugadas de bloqueo y continuación han sido sensacionales. "Lo más difícil es aprender a hacer jugadas con uno o dos segundos para reaccionar", comentó Harris.

Y pese a eso, lo ha hecho.

Según las estadísticas de Synergy, 58.5 por ciento de sus asistencias han sido para tiros de 2 puntos, el otro 41.5 por ciento han sido asistencias de 3 puntos. Malone notó el drástico aumento en los amagues por partido de Harris. Ha utilizado varios de esos amagues para probar las defensas y acomodar a sus compañeros de equipo. Harris sonrió cuando le preguntaron cuánto de su reciente maratón de creación de jugadas ha influido en su historia en el básquetbol.

"Solía destrozar las defensas", dijo Harris, "para anotar".

Se rio.

Sin embargo, su impacto en mantener la ofensiva de los Nuggets sustentada en el movimiento de los jugadores y del balón ha sido muy importante. Los Nuggets son más dinámicos con Harris gracias a que es una amenaza real para anotar o crear una jugada para un compañero.

"Así que", comentó Malone, "creo que es un gran impulso en su desarrollo como un jugador de básquetbol completo".

Christopher Dempsey: christopher.dempsey@altitude.tv y @chrisadempsey en Twitter