Detalles de los jugadores de los Nuggets 2017-18: Trey Lyles

by Christopher Dempsey
Nuggets Insider
@chrisadempsey

El tuit de la cuenta de Trey Lyles, @TreyLyles, sobre la postemporada fue corto, pero sustancial.

"Concluido el tercer año. ¡El mejor año hasta ahora! ¡Gracias, Denver, por un gran año!"

Quizás ningún jugador de los Nuggets tiene un potencial tan fascinante como Lyles. Y pocos jugadores sacaron tanto provecho de su tiempo en la cancha como lo hizo este alero durante su tercer año en el 2017-18.

Empecemos con sus estadísticas concretas. Lyles, traspasado desde los Utah Jazz hacia los Nuggets en un intercambio durante el draft de junio recién pasado, promedió 9.9 puntos, 4.8 rebotes, 1.2 asistencias y un 49.1 % de tiros de campo y un 38.1 % desde la línea de 3 puntos. Los puntos, los rebotes, las asistencias y el porcentaje de tiro general de Lyles fueron los mejores de su carrera. Jugó un promedio de 19.1 minutos en 73 juegos.

Así que, básicamente, Lyles promedió 10 puntos dentro de 19 minutos por partido, lo cual es bastante sólido.

Aquí es donde las cosas se ponen interesantes realmente rápido. Los promedios de Lyles en 36 partidos son los siguientes: 18.7 puntos, 9.0 rebotes y 2.4 asistencias. ¿Algo más fascinante aún? Cuando Lyles jugó al menos 25 minutos en un juego, lo que ocurrió 23 veces, promedió 17.0 puntos, 7.4 rebotes y disparó un 55 % desde el campo y 44 % desde la línea de 3 puntos. Entonces, tanto de manera realista como en su proyección, Lyles es un jugador que se perfila como altamente productivo mientras más tiempo esté en la cancha.

Una última estadística: Lyles tuvo seis doble-dobles, segundo en el equipo y superado solo por Nikola Jokić (38). Esto es notable si se considera que su tiempo de juego era impredecible y, nuevamente, esto sirve como evidencia de lo mucho que Lyles era capaz de hacer en minutos limitados.

Cuando se reunió con los medios de comunicación para su conferencia de prensa de la postemporada, todavía no se había reunido con el entrenador, Michael Malone, para ver qué iba a pasar a futuro. Sí puso su temporada en perspectiva.

"Personalmente, fueron altos y bajos", dijo Lyles. "De no jugar, a jugar demasiado, de jugar un poco a no jugar para nada. Pero así son las cosas y este verano espero mejorar y asegurarme de que el próximo año pueda jugar todos los partidos".

OFENSIVA: Se puede decir que la combinación de los tiros de 3 puntos y las jugadas de pívot de Lyles fueron las mejores del equipo, junto con Jokić. Como un jugador que lanza después de recibir el balón (la mayoría de sus tiros fueron de 3 puntos), Lyles promedió 1.101 puntos por posesión, según las estadísticas de Synergy, y lanzó un 44.1 % en esas acciones. Los lanzamientos después de recibir el balón representaron el 29.4 % de las acciones ofensivas de Lyles. Lyles se desempeñó bien en situaciones de atrapar y lanzar, ya que concretó el 40.3 % de esos intentos.

Eso, además de la habilidad de Lyles para hacer de pívot y de manera muy efectiva. De hecho, entre los jugadores que hacen de pívot, al menos el 13 % del tiempo, Lyles estaba entre los mejores 10 de la NBA con 1.045 puntos por posesión. Lyles pensaba bien cuando se disponía a hacer lanzamientos de 3 puntos o a hacer de pívot y, generalmente, sacaba ventaja de la marca. Arrastraba la marca de jugadores más grandes y lentos por el perímetro, o atrapaba el balón en la línea de 3 puntos y se acercaba al aro. Cuando los jugadores más pequeños salían a marcarlo a la línea de 3 puntos, Lyles simplemente hacía de pívot y anotaba en la pintura. Hacer que Lyles obtuviera el balón en el área de posta izquierda era clave para la ofensiva de los Nuggets cuando él estaba en la cancha.

En general, Lyles demostró ser un jugador ofensivo capaz en casi todas las categorías. Con una estatura de 2,08 metros y un peso de 106 kg, era más fuerte y explosivo que lo que pensaban los oponentes y tenía buen toque en la pintura y en el perímetro. Lyles tenía más de un punto por posesión —lo cual es bueno— en los lanzamientos después de recibir pase, en posición de pívot, en transiciones, en jugadas de bloqueo y en cortes. Sus lanzamientos fueron un poco más de 50 % después de recibir el balón (55.9), bloqueos (52.9) y cortes (79.1).

La temporada pasada, Will Barton y sus estadísticas en la cancha sugerían que debía jugar más tiempo. Esta temporada, Lyles es ese jugador.

DEFENSA: Por mucho que no se comente tanto, Lyles fue uno de los mejores defensas de los Nuggets en circunstancias de bloqueo. Se apegó a los principios enseñados, raramente llegaba demasiado profundo cuando "capturaba" al jugador que tenía el balón alrededor de la pantalla. Luego, Lyles hizo un par de cosas buenas: En primer lugar, si el jugador que llevaba el balón lanzaba en la zona de tiro libre, Lyles era bueno levantando las dos manos para contener el tiro. En segundo lugar fue atlético y sigiloso y podía recuperarse a los bloqueos si los jugadores lo alcanzaban y llegaban al aro. Los oponentes lanzaron solo un 30.5 % cuando él era el defensa en los bloqueos.

Al igual que con su ofensiva, Lyles demostró tener pies ligeros para la defensa al salir a buscar a los lanzadores. Los oponentes lanzaron apenas un 33.9 % contra el en situaciones de lanzamiento después de recibir el balón. Lyles era uno de los seis jugadores de los Nuggets que tenía al menos 30 robos y 30 bloqueos durante la temporada.

Lyles tiene muchas expectativas para el futuro y con buena razón.

"Creo que (esta temporada) le demuestra a todos que este es mi mejor año hasta ahora, sin duda alguna", dijo Lyles. "Me sentí, y me siento, muy cómodo en este equipo y ya quiero que llegue la próxima temporada".

Christopher Dempsey: christopher.dempsey@altitude.tv y @chrisadempsey en Twitter.