Presentado Por

(Ty Nowell/Lakers.com)

Veteranos dan contexto: "Roma no se construyó en un día"

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – Cuestión de no desesperarse.

La paciencia es un concepto que, mirando los banderines que habitan en las alturas del STAPLES Center, no suele existir en abundancia en el Mundo Lakers.

Sin embargo, y más allá del pesimismo que sobrevuela tras una temporada en la que no se cumplió el objetivo de regresar a los playoffs, dos de los miembros más longevos del plantel pintaron una imagen alentadora del cara al futuro.

Rajon Rondo y Tyson Chandler combinan 33 temporadas de experiencia en la NBA, algo que los convierte en voz autorizada en prácticamente todos los temas de vestuario y demás.

Ambos tienen anillos de campeonato en su currículum, y son los mensajeros perfectos para ilustrar lo arduo que es el camino a la cima.

“Es difícil ganar en esta liga”, aseguró Chandler. “Toma tiempo ganar, y toma tiempo juntar las piezas correctas. Definitivamente pienso que tienen las piezas correctas aquí, lo pensaba antes, cuando tuve la chance de competir contra ellos. Zo, B.I., Kuz, Josh, y me siento aún mejor estando aquí. Son un gran grupo de hombres jóvenes que realmente entienden cómo jugar el juego. Tienen gran potencial, pero no están ni cerca de bajar de la superficie de lo que son capaces de hacer”.

Y es que los Lakers tienen, además de a uno de los mejores jugadores de la historia como LeBron James – aún en plenitud y a punto de encarar su primer verano de descanso extendido en casi una década – un grupo de jóvenes valores que la mayoría de la liga quisiera tener.

Kyle Kuzma acaba de promediar 18.7 puntos (45.6% de cancha) y 5.5 rebotes, y no cumple 24 años hasta fines de julio.

Lonzo Ball estará en 2019-20 recuperado completamente de su lesión en el tobillo, listo para seguir aterrorizando rivales con su capacidad defensiva – además de seguir desarrollando una química explosiva con LeBron y compañía en el canasto contrario.

Hart finalmente se operó la rodilla que lo tuvo a maltraer y se espera que vuelva a ser ese defensor versátil que tiró casi 40% en triples en su temporada de novato.

En cuanto a Ingram, Chandler resumió mejor que nadie cuál es su techo.

“Creo que vimos algunos flashes, especialmente B.I. al final de la temporada antes que tuvo que salir”, contó. “He visto cosas especiales de él, que no sabía que tenía, para ser honesto. (Rondo) y yo estábamos en la banca, e (Ingram) hacía una jugada, y yo decía, ‘espera hasta que se fortalezca un poquito’, y eso sucederá en cada jugada. Creo que tienen piezas prometedoras y dependerá de en qué dirección decidan ir”.

Los Lakers además cuentan con una selección de lotería que hoy por hoy se ubica en el puesto No. 11, pero que también cuenta con un 9.4% de saltar al Top 4.

También están los alemanes Isaac Bonga y Moe Wagner, además de las revelaciones de South Bay: Alex Caruso, Jemerrio Jones, y Johnathan Williams.

Para Rondo, la clave del éxito pasará por encontrar continuidad en el armado del plantel.

“Roma no se construyó en un día, y es difícil seguir construyendo equipos, no solo aquí, sino en la NBA en general”, opinó el veterano armador. “Muchos equipos juntan jugadores por un año y esperan grandeza. Toma tiempo. Por eso Golden State está donde está. Sus jugadores clave están juntos. Desarrollas esa química, y le vas agregando piezas aquí y allá, pero la mayoría de los equipos no mantienen los planteles juntos. Por eso no tienen éxito como los equipos antiguos, los San Antonios, y los equipos del pasado”.

Chandler agregó que la ecuación deberá tener medidas iguales de jóvenes y veteranos. La gran mayoría del núcleo joven está bajo contrato para la temporada que viene (junto a LeBron), por lo que aquellos que conformen el grupo de actores de reparto determinará una buena parte del éxito del equipo el año próximo.

“Necesitas veteranos”, dijo el pivot. “El año que gané (el campeonato, con Dallas en 2011), teníamos veteranos, y los años que sufrimos, típicamente era con equipos jóvenes. Es porque debes pasar por eso, debes vivirlo para aprender a ganar en esta liga, porque no es fácil. Definitivamente van a necesitar veteranos aquí. Sé que el equipo va a tratar de dar el siguiente paso con las metas que tienen, así que necesitarán que al menos la mitad del camerino sea jugadores más veteranos”.

Un aspecto a favor es que el último mes de competición le sirvió a los Lakers para tener una idea mucho más clara de lo que tienen en sus manos.

El resultado fue muy alentador, no solo por parte del trío Williams-Caruso-Jones, sino que también JaVale McGee y Kentavious Caldwell-Pope pudieron lucirse. Ambos veteranos, además, dejaron su deseo de continuar en la institución.

“Creo que se pueden sacar cosas positivas de cualquier situación, y creo que las vimos al final de la temporada”, observó Chandler. “(Vimos) a JaVale McGee madurar, KCP encontrarse, ya sabemos lo que hizo Caruso, JJ, J3. Le dieron la oportunidad a Moe y Bonga de poder sacarse esos nervios de encima. Esos tipos salieron y jugaron duro y jugaron juntos. Creo que por eso esta organización pudo ver el talento que tienen en el equipo”.

La salida de Magic Johnson hará que ascienda un nuevo Presidente de Operaciones de Baloncesto, pero con Jesse Buss a cargo del scouting y Joey Buss manejando a South Bay, la estructura gerencial sigue contando con grandes pilares en los que apoyarse.

El verano será largo y las decisiones a tomar todo un desafío, pero con tiempo y paciencia cuesta imaginar obstáculos reales para la realización del proyecto.

Después de todo, Roma no se construyó en un día, pero al día de hoy sigue en pie y es una verdadera maravilla.

Artículos Recientes

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter