Presentado Por

(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers sucumben ante una lluvia de triples en Detroit

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

Las cuentas no le cerraron a los Lakers.

El equipo de Luke Walton dejó a los Pistons en un respetable 43 por ciento de cancha, pero los locales les encestaron 11 triples más (17 contra 6) y eso fue suficiente para propinarles su derrota No. 38 de la temporada.

La historia se volvió a repetir en el Little Caesars Arena, en un partido en el que los laguneros hicieron la tarea – en líneas generales – en defensa, pero dispararon 41.9 por ciento de cancha y 24 por ciento en triples (6/25).

Incluso se logró controlar nuevamente a Blake Griffin, pero entre Andre Drummond (23 rebotes) y los tiradores, los pupilos de Dwayne Casey tuvieron suficientes oportunidades extra y puntería exterior para lograr una victoria clave en su carrera por ir a la postemporada.

Así fue como Reggie Jackson, Langston Galloway, y Wayne Ellington clavaron cuatro triples cada uno, aprovechando la estrategia de los Lakers de enviarle dobles marcajes a las referencias internas de Detroit. El plan de juego, exitoso en otros puntos de la temporada, resultó ser un tiro por la culata.

Tampoco ayudó que, sin tres de los mejores cuatro jugadores del equipo (Brandon Ingram, Lonzo Ball, y LeBron James), la ofensiva de los de púrpura y dorado tampoco se mostró creativa o certera. Los Lakers repartieron 24 asistencias contra 14 pérdidas – números sólidos, pero que en esta ocasión no fueron apuntalados por buenas actuaciones individuales.

Los tiradores fallaron (Reggie Bullock, Kyle Kuzma, Moe Wagner, Isaac Bonga, y Mike Muscala se combinaron para tirar irse en blanco en 14 intentos), profundizando la crisis de larga distancia que aqueja al conjunto de forma aún más pronunciada en la segunda mitad de la temporada.

"Jugamos lo suficientemente duro como para ganar, pero no metimos suficientes tiros para ganar", resumió Walton.

Y los pocos arrestos individuales tampoco alcanzaron. Kuzma, con el aro cerrado, mostró algunos de sus dotes de conducción y aportó 10 asistencias, la mejor marca de su carrera.

View this post on Instagram

M O T O R C I T Y

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Alex Caruso (16 puntos) y Kentavious Caldwell-Pope (17 con 3/6 en triples) batallaron desde la banca. JaVale McGee (20 puntos y 13 rebotes) y Rajon Rondo (15 puntos, ocho rebotes, y siete asistencias) perdieron más de lo que ganaron ante el quinteto titular rival, terminando con +/- de -21 y -20, respectivamente.

A diferencia de otros juegos, los jóvenes tampoco llegaron al rescate. Wagner, en su regreso al estado en donde tuvo una brillante carrera colegial, se fue con apenas tres puntos y tres rebotes sin siquiera conseguir una canasta. Además, Bullock y KCP no lograron aplicarle la Ley del Ex a su antiguo equipo.

Esa receta decretó un final anunciado, con los Pistons necesitando apenas una ráfaga en el tercer cuarto para apoderarse del trámite del partido y administrarla renta hasta la chicharra final.

Los Lakers volarán de inmediato a la Gran Manzana, donde buscarán volver a la senda del triunfo el domingo ante los Knicks.

Artículos Recientes

Related Content