Presentado Por

(Ty Nowell/Lakers.com)

Bullock, la pieza que le faltaba a la rotación de los Lakers

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

Más allá de nombres propios, lo que Luke Walton necesitaba para el tramo final de la temporada era un tipo específico de jugador.

Alguien que pudiera defender en el perímetro sin desentonar en los cambios de marcaje. Un veterano que no necesitara demasiada adaptación al sistema. Y, sobre todo, un tirador certero que actuara como una llave para abrir el cerrojo de la creatividad de LeBron James, Brandon Ingram, y compañía.

Tras tres partidos, Reggie Bullock ya demuestra ser un acierto.

El de Kinston (Carolina del Norte) fue el héroe silencioso de la remontada del jueves ante los Rockets, siendo una presencia estable a lo largo de sus 30 minutos en cancha.

“Creo que fue realmente bueno para nosotros”, aseguró Walton. “Defensivamente, le pedimos que marque a (James) Harden en toda la cancha, negarle (la bola) cuando pudiera, forzarlo hacia la derecha, y sacarlo de la línea de tres puntos. Le pedimos mucho, y cuando tuvo tiros abiertos, los metió, incluyendo un triple clave en el cuarto. Eso es lo que vamos a necesitar cuando le dupliquen el marcaje a LeBron”.

Bullock fue la marca principal de Harden, y ellos tuvieron 45 enfrentamientos durante el partido. El astro de los Rockets le disparó 7/15, pero con solo un triple en cinco intentos, y apenas dos asistencias. Además, Bullock le generó cuatro pérdidas al actual goleador de la NBA. Para poner en contexto, la última vez que alguien promedió más puntos (36.5) fue hace 32 años, y el culpable un tal Michael Jordan.

“Hizo un trabajo realmente bueno sobre Harden, y también leyendo el plan de juego, marcando sus tiros y haciéndoselo difícil”, agregó Ingram. “Fue realmente sólido en ambos lados”.

El ex jugador de los Pistons también hacía su debut en STAPLES Center con la camiseta de los Lakers, algo que no se le pasó por alto.

“Fue fantástico estar de vuelta en la ciudad”, dijo haciendo referencia a sus dos temporadas con los Clippers. “Como dije, crecí siendo fan de los Lakers, y poder estar en STAPLES, ponerme la camiseta de los Lakers y jugar para una gran organización…estoy feliz de que me hayan encontrado. Estoy feliz de estar aquí”.

Su felicidad es la de los Lakers. En tres partidos (Philadelphia, Altanta, Houston), el alero dispara 7/16 (43.8 por ciento) en triples – dándole oxigeno a una ofensiva que adoleció toda la temporada de puntería exterior.

Ninguno de ellos fue más importante que el bombazo a 1:32 del final, que esencialmente fue el que sepultó las esperanzas de los Rockets.

La secuencia, del laboratorio de Walton, fue ejecutada a la perfección por sus compañeros, pero no hubiera tenido premio de no ser por la muñeca certera de Bullock.

“Lo trabajamos el último día y medio en las prácticas”, contó el entrenador. “Los muchachos hicieron un gran trabajo. Era un corte de Josh Hart, y B.I. le puso esa pequeña cortina al último defensor en la esquina. Hay que darle crédito a los muchachos por hacer las cosas pequeñas también, pero tenemos que estar listos para meter grandes tiros, y él lo hizo esta noche”.

“Fue realmente bueno, llegando a sus lugares y metiendo los tiros”, agregó Ingram. “Estaba listo en todo momento”.

King James recibió el crédito de la asistencia, y se encargó de halagar al francotirador al terminar el partido.

“Es un veterano”, recalcó. “No solo estando conectado al plan de juego defensivamente, poniéndole presión y haciéndoselo difícil a James, y cuando tuvo sus chances, las metió. Es fantástico tener a un tirador de su calibre, su tamaño, y su naturaleza competitiva en la cancha. Fue gigante para nosotros”.

Artículos Recientes

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter