Presentado Por

(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers se apoyan en Kuzma y la defensa para ganar a Detroit

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – Exactamente como la guionaron.

Así fue la rutilante victoria de los Lakers el miércoles por la noche en STAPLES Center en un partido en el que se siguió el libreto al pie de la letra.

Los laguneros llegaron al duelo ante los Pistons con la idea de doblegar el marcaje sobre Blake Griffin – una estrategia habitual sobre el astro, pero que requiere de rotaciones perfectas, de comunicación constante y de concentración máxima.

Los Lakers, que venían de dejar a Dallas en 30 puntos en la segunda mitad de su victoria del lunes, sostuvieron la intensidad que encontraron en ese partido y la trasladaron al duelo contra Detroit. La ejecución fue tan buena, incluso, que Griffin se quedó apenas en 16 puntos – yéndose sin capturar rebotes por primera vez en 566 juegos en su carrera.

“Creo que el equipo mostró mucho crecimiento desde las lesiones de LeBron (James) y (Rajon) Rondo”, opinó Luke Walton.

Los aportes – como el segundo defensor en la mayoría de las posesiones – llegaron desde todos los rincones de la cancha. Los angelinos tuvieron a seis jugadores anotando en dobles dígitos, y también a seis con cinco o más rebotes. En pocas palabras, una actuación de equipo que se destacó por ser de las más regulares de la campaña, si se tiene en cuenta que la efectividad defensiva no mermó en ningún pasaje prolongado de la noche.

Kyle Kuzma fue importante para complicarle la vida a Griffin en defensa, y en ataque se convirtió en una verdadera pesadilla para todos los Pistons. El ala-pivot anotó 41 puntos en 29 minutos para establecer la mejor marca de su carrera, dándose el lujo de ver todo el cuarto periodo desde la banca.

Su 16/24 de cancha reflejó una actuación dominante de un jugador de memoria corta y confianza larga. Kuzma venía de disparar 4/20 ante los Mavericks tras perderse dos partidos y medio por una contusión en la parte baja de la espalda.

“Habla de la confianza que tiene y cuánto cree en sí mismo”, resaltó Walton. “Lo que la gente no sabe es que ayer era un día libre y vino al gimnasio y tiró 500 tiros y estuvo trabajando en su tiro y su forma”.

Kuzma explicó que pese a no registrar asistencias en la noche, gran parte de sus tiros estuvieron dentro del flujo de la ofensiva.

“Mis compañeros me permitieron tomar muchos tiros, encontrándome”, reconoció. “En su mayoría, creo que todo fue en el ritmo de la ofensiva, algo que fue bueno para todos”.

De todas maneras, el equipo no necesitó que el de Flint (Michigan) genere demasiado juego. De eso se encargaron Lonzo Ball (11 asistencias) y Brandon Ingram (seis), quienes volvieron a ser clave en establecer la identidad del equipo desde el salto inicial.

“Creo que Lonzo y Brandon fueron fantásticos de nuevo en cuanto a lo que hablamos, de ser agresivos, jugar con espíritu competitivo, y hacer las jugadas correctas”, señaló Walton. “No tiene que ver con cuantos puntos anoten, sino con cómo jueguen el partido”.

Ingram y Ball tuvieron más asistencias (17) entre ambos que puntos (15). Ellos reconocieron temprano que el goleo pasaría por otro lado, y se dedicaron a buscar la mano caliente.

“Sabemos que (Kuzma) es uno de los mejores anotadores de este equipo y lo buscamos (para que) nos de puntos”, dijo el base.

Michael Beasley fue otro de ellos. El ala-pivot anotó 19 puntos en 19 minutos – su mejor partido con la camiseta de los Lakers – en el día de su cumpleaños No. 30.

En líneas generales, los nombres propios fueron solo las caras visibles de una brillante performance colectiva. Los Lakers repartieron 30 asistencias en 46 canastas, con solo 14 pérdidas. Los 72 puntos en una pintura protegida por Griffin y Andre Drummond fue otra señal de lo bien que lo hicieron.

Y en el canasto propio, el rendimiento fue aún mejor. Los Lakers dejaron a Detroit por debajo del 45 por ciento en tiros de cancha, y los enviaron a la línea solo 14 veces en la noche.

Sin duda, números que reflejan un nivel consistente y efectivo. Y así, con un gran esfuerzo grupal y los destellos de Kuzma y compañía, el triunfo llegó solo.

El reto será repetirlo ante Utah y seguir por la senda de la victoria.

Artículos Recientes

Related Content

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter