Presentado Por

Josh Hart
(Ty Nowell/Lakers.com)

La chispa de Hart encendió el fuego de los Lakers en Dallas

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

Josh Hart lo entiende todo. Siempre lo ha hecho.

El escolta es quizás el usuario más sofisticado de los Lakers cuando se trata de redes sociales, y sin dudas estaba tan al tanto de las críticas como de su pobre puntería en los últimos partidos.

La corta experiencia de la rotación. Los altibajos y problemas para cerrar partidos. El récord de los equipos de LeBron James cuando el astro estuvo lesionado las últimas temporadas.

Es por eso que, cuando Luke Walton contestó una pregunta el domingo sobre el flojo rendimiento de Lonzo Ball y Brandon Ingram, su mensaje no pasó desapercibido.

“Lo están intentando, pero son jóvenes”, explicó el entrenador tras la derrota por 22 puntos ante los Timberwolves. “En algún momento vamos a necesitar más pasión. Necesitamos más pelea. Eso no es anotar más, es zambullirse por balones sueltos, comunicarse más alto. Brandon tuvo algunos buenos rebotes esta noche y pudimos salir a correr – necesitamos eso todo el tiempo de él. No es solo ellos, pero hasta que estemos saludables de nuevo, tendremos que jugar en esta liga con algo de pasión y fuego. Es difícil ganar en esta liga cuando estás saludable. Debes dar el doble de esfuerzo cuando te faltan jugadores”.

Hart terminó -17 contra Minnesota tras anotar 10 puntos en 3/12 de cancha, y llegó al partido de los Mavericks habiendo convertido solo un 25.6 por ciento de sus tiros – además de 4/22 en triples – en tres juegos en enero.

El equipo, habiendo perdido cinco de sus últimos seis, necesitaba un shock energético más allá del regreso de Kyle Kuzma (contusión en la parte baja de la espalda), ya que se requeriría un esfuerzo total para vencer a Dallas y frenar el sangrado.

En ese contexto apareció Hart, quien llenó la planilla en la mayor cantidad de minutos de su carrera (44): 14 puntos, 12 rebotes, seis asistencias, y cinco robos (otra nueva marca personal). El producto de Villanova lideró al equipo en minutos, tableros, robos, e igualó a Ingram en pases-gol. Él además jugó toda la segunda mitad.

“Necesitábamos todos esos minutos suyos”, dijo Walton.

Hart volvió a las bases, atacando los tableros, ofreciéndose como opción en los contragolpes, e interrumpiendo las líneas de pase, convirtiéndose en una parte crucial de un esfuerzo defensivo que dejó a los Mavericks en 30 puntos en la segunda mitad.

“Necesitábamos una victoria”, confesó. “Estaba frustrado conmigo mismo por cómo jugué los últimos tres o cuatro partidos porque no le di energía al equipo, y no les di esa chispa. Eso es lo único en lo que pensaba llegando al partido. No me importaba la puntería, no me importaba meter tiros, no me importaba si entraban, las oportunidades, las jugadas, nada de eso. Controlo lo que puedo controlar, y eso es mi energía, ser un perro de presa allí y ayudar al equipo a lograr una victoria”.

Hart me ayudó en el perímetro, donde persiguió a Wesley Matthews a través de un sinfín de cortinas…

…y hasta se tomó revancha contra Luka Doncic, quien más temprano en el partido lo había desahuciado con un crossover y triple.

Hart se mostró bastante orgulloso de esa secuencia:

El oriundo de Silver Springs (Maryland) todavía no ha calibrado la mira, pero eso no lo privó de ayudar al equipo de varias otras maneras.

Este remate de vóley en un balón dividido, que acabó en una volcada en contragolpe de JaVale McGee, ilustró su impacto en toda la cancha.

Y cuando su tiro entró, hay que decirlo, fue de forma espectacular.

“Fue un buen juego de crecimiento”, le dijo a Mike Trudell en su entrevista post-partido.

Ingram (29 puntos y seis asistencias) y Ball (21 puntos en 4/8 en triples) estuvieron a la altura de la ocasión y respondieron de gran forma al reto de Walton. Sin embargo, fue la intensidad de Hart la que marcó el camino, recordándole a todos que este equipo tiene suficiente talento (y fuego competitivo) para sobrevivir cualquier ausencia – incluso una del tamaño de LeBron.

“Mostramos que cuando nos enfocamos y nuestra atención al detalle está al máximo, somos un buen equipo esté Bron, Rondo, o el que sea”, concluyó Hart.

Artículos Recientes

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter