Presentado Por

Ivica Zubac
(Harry How/Getty Images North America)

Zubac fue el héroe inesperado en triunfo ante los Pelicans

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – Si eres paciente, tu oportunidad llegará.

Esa parece ser la filosofía que siguió Ivica Zubac, quien aprovechó al máximo la ausencia de JaVale McGee (síntomas gripales) para ganarle el duelo personal a su amigo Julius Randle y darle a los Lakers el empujón necesario para derrotar a los Pelicans.

El croata, que había jugado apenas 28 minutos en el mes de diciembre, explotó con 16 puntos y 11 rebotes en 32 en el duelo del viernes por la noche.

Ni el momento ni la oportunidad le quedaron grandes.

“Fui titular algunos partidos mi primer año y sabía un poquito qué esperar, pero esto es mucho más grande y ahora estamos peleando por los playoffs”, aseguró. “Sabía que tenía que rendir, que tenía que aparecer con JaVale fuera”.

El balcánico contó que recibió una catarata de mensajes de McGee con consejos de cómo estudiar las tendencias de los rivales de turno.

“Me escribió toda la noche, preparándome para esto, y realmente me ayudó”, confesó.

La decisión de incluirlo en el quinteto titular fue sorpresiva, ya que Walton se había inclinado por Tyson Chandler en los últimos dos partidos sin McGee. Sin embargo, el entrenador decidió cambiar y acertó de gran manera.

“No hemos tenido mucho tiempo para practicar, pero siempre que estoy en el edificio él está haciendo algo”, explicó. “O está en la sala de pesas, o corriendo, o jugando 2-contra-2, o trabajando con los entrenadores. Uno nota esas cosas y cuando las oportunidades llegan, ahí es cuando tienes confianza de poner a alguien que no ha estado jugando mucho. Estoy feliz por él y siempre es fantástico que los jugadores que trabajan duro vean resultados”.

Zubac estableció su presencia rápidamente, con cuatro canastas en los primeros 4:11 de partido. Eso fue apenas un presagio de lo que vendría, ya que lo llenó de confianza para el resto de la noche.

“Me sacó mucha presión”, dijo sobre su efectividad en el primer cuarto. “Jugando con estos muchachos, peleando por los playoffs…hay 14 equipos en el Oeste que pueden ir a los playoffs. Sabía que era un partido importante, habíamos perdido dos seguidos, y sabíamos que teníamos que ganarlo. Anotar los primeros puntos y agarrar un par de rebotes me sacó bastante presión”.

Sus compañeros le reconocieron el esfuerzo.

“Zu se llevó la pelota del partido hoy, de seguro”, opinó LeBron James. “Su impacto, tanto ofensivamente como defensivamente, fue gigante para nosotros esta noche. Su habilidad atrapar la bola y volcar, de atrapar rebotes, de poner grandes cortinas, desmarcarnos, y proteger el aro por momentos, fue gigante para nosotros”.

El partido tuvo dos capítulos totalmente distintos. La primera mitad fue de alto voltaje, con los equipos combinándose para anotar 90 puntos en la pintura. Allí los Lakers repartieron 20 asistencias y mostraron una ofensiva casi imparable. Sin embargo, la defensa no estuvo a la altura y el marcado se mantenía parejo.

POLOS OPUESTOS

La segunda mitad fue completamente distinta. Los laguneros dejaron a los Pelicans en apenas 39 puntos en los últimos 24 minutos. La ofensiva bajó el ritmo (solo ocho asistencias), pero la calidad de la defensa alcanzó y sobró.

“La defensa que jugamos en la segunda mitad, de eso es lo que siempre hablo”, señaló Walton. “Tras permitir todo lo posible en la primera mitad, empezamos a jugar defensa sólida nuevamente. Estoy complacido con la actuación en general”.

Varios jugadores, entre ellos King James, jugaron estando enfermos, pero todos aportaron su granito de arena. El astro tuvo su tercer triple-doble de la temporada (22 puntos, 14 asistencias, y 12 rebotes), brillando en la conducción desde el comienzo del encuentro.

Los angelinos se beneficiaron de los regresos de Brandon Ingram y Rajon Rondo. El alero terminó con 18 puntos, mientras que el base repartió nueve asistencias.

“Extrañamos a JaVale, pero Brandon creo que hizo jugadas ganadoras todo el partido”, señaló Walton. “Fue poner una cortina a Kuz para ese triple clave en el cuarto, o un rebote clave en el que saltó sobre tres personas, o dar el pase extra. Ha hecho un gran trabajo de ver lo que el equipo hizo cuando estuvo lesionado y venir y jugar de la misma manera. Rondo nos dio un gran empujón en la primera mitad también, y fue tener otro líder en la cancha”.

Además, Kyle Kuzma lideró a los Lakers con 23 puntos en un juego en el que los cinco titulares anotaron en dobles dígitos.

De esta forma los Lakers mejoraron su récord a 19-13 para escalar al cuarto lugar de la Conferencia Oeste.

Artículos Recientes

NEXT UP:

  • Facebook
  • Twitter