Presentado Por

(Andrew D. Bernstein/NBAE/Getty Images)

Lakers emplean una defensa asfixiante en triunfo ante Kings

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – Este es el camino.

A pesar de jugar un partido discreto en ofensiva, los Lakers dominaron a Sacramento el sábado por la noche gracias a una soberbia actuación defensiva.

Los pupilos de Luke Walton redondearon un rendimiento regular a lo largo de los cuatro periodos, y dejaron a la ofensiva más rápida de la NBA en apenas 86 puntos – la primera vez que un oponente queda en dos dígitos en la temporada 2018-19.

“Estamos mejorando y mejorando, y si me lo permiten, estamos jugando defensa como equipo”, destacó JaVale McGee. “Siento que estábamos jugando sólida defensa individual, pero ahora siento que estamos sincronizados”.

Pese a algún arresto individual de De’Aaron Fox, los laguneros anularon a los locales, que dispararon 34.8 por ciento en la noche (24.0 en triples). Además, los angelinos le generaron 19 pérdidas al rival, convirtiéndolas en 20 puntos propios.

“Nos enfocamos en los principios”, resumió LeBron James. “Tuvimos un gran plan de juego y lo ejecutamos. Depende de nosotros ejecutarlo, y lo hicimos durante 48 minutos.

El dominio fue particularmente notable en la pintura propia, donde los Lakers permitieron apenas 38 puntos. La llegada de Tyson Chandler (12 rebotes, un robo y una tapa) y el buen nivel de McGee (10 puntos, ocho rebotes y dos tapones) parecen haber apuntalado al equipo en esa faceta – dándole al resto de la defensa una base más robusta.

“Estamos empezando a descifrar quienes somos”, agregó King James. “Nuestra segunda unidad ha estado jugando gran baloncesto. Eso nos permite conseguir estas victorias”.

El análisis del astro es correcto, ya que cada uno de los miembros del cuarteto formado por Josh Hart, Kentavious Caldwell-Pope, Rajon Rondo y Lance Stephenson terminó con un +/- positivo de dobles dígitos.

Los titulares, mientras tanto, siguieron la estela de LeBron, quien aportó 25 puntos y siete rebotes en 31 minutos, su tercera menor cantidad de la campaña.

Brandon Ingram y Kyle Kuzma no estuvieron finos con el tiro (10/30 combinados, con solo un triple en siete intentos), pero fueron dos de seis jugadores de los Lakers anotando en dobles dígitos.

En la conducción, Rondo repartió siete asistencias y superó en protagonismo a un Lonzo Ball impreciso (2/10, 0/6 en triples) y que llegó tocado tras un leve esguince de tobillo sufrido el viernes.

Los 101 puntos, paradójicamente, también fueron la menor cantidad anotada por los laguneros en la temporada, pero la victoria pocas veces corrió peligro tras sacar una ventaja de 16 puntos en el segundo cuarto, y luego otra de 20 en el parcial final.

Para eso fue clave la defensa y su complemento en los tableros, donde los Lakers se impusieron por 59-50 – incluyendo 17 rebotes ofensivos, muchos de ellos en momentos oportunos en los que la ofensiva no carburaba.

“Siempre va a ser la defensa para nosotros”, recalcó Ball. “La ofensiva realmente no es un problema. Tenemos muchos tipos talentosos que pueden meter la bola en el aro, así que si conseguimos frenarlos, estaremos bien”.

Artículos Recientes