Presentado Por

(Ty Nowell/Lakers.com)

Rebote defensivo, aspecto clave en la ofensiva de los Lakers

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – No dan puntada sin hilo.

La composición de la plantilla de los Lakers sorprendió a muchos por sus nombres propios, pero un vistazo más exhaustivo arroja un concepto bastante claro.

Luke Walton, en unísono con Rob Pelinka y Magic Johnson, repite una y otra vez que los laguneros buscarán jugar rápido – con la defensa como primer paso, y la capacidad de múltiples intérpretes para impulsar los contragolpes.

“Tendremos a veces a LeBron (James) lejos de la bola, hablamos de nuestros contragolpes, y el hecho de que (Rajon) Rondo puede conducir, Josh Hart puede conducir, Brandon Ingram puede conducir, (Lonzo Ball) puede conducir, Lance Stephenson”, enumeró el entrenador. “Tenemos a todos estos tipos que pueden subir la bola, y por eso queremos que sea una de nuestras amenazas. Si alguien captura un rebote, entonces LeBron puede correr uno de los carriles o ser el interno que viene por detrás, y jugar a través suyo”.

La palabra clave allí es el rebote – el nexo indispensable entre el final de una exitosa posesión defensiva y el comienzo del ataque propio.

El rebote defensivo, para ser más exactos, una faceta en la que los Lakers terminaron No. 12 en la NBA en la temporada 2017-18, según NBA.com/Stats, capturando un 77.7 de los tableros defensivos disponibles.

Esa ubicación, virtualmente en la mitad de la tabla, le permitió a los de púrpura y dorado, de la mano de Ball y compañía, ser el tercer equipo más rápido de la liga, generando 102.62 posesiones por partido.

¿Se imaginan lo que se podría hacer estando entre los 10 mejores en porcentaje de rebotes defensivos? ¿Qué tal si se entra al Top 5?

Johnson y Pelinka, está claro, planean averiguarlo.

Ball promedió 6.9 rebotes por partido (7.3 cada 36 minutos). Hart tuvo 4.2 (5.4). Kentavious Caldwell-Pope bajó 5.2 (5.7). Ellos ayudaron a que los Lakers terminaran segundos en la NBA en rebotes por partido con 47.4.

A esa sólida rotación, la gerencia le sumó un par de piezas clave.

Rondo promedió 4.0 (5.6 cada 36 minutos) y Stephenson 5.2 (8.3) con Pelicans y Pacers, respectivamente. Ni hablar de King James, quien capturó 8.6 rebotes – igualando la mejor marca de su carrera.

Cuando se analiza sus llegadas a través de ese lente, todo cobra mucho más sentido, ya que cada rebote defensivo tiene el potencial de convertirse en esto:

Caldwell-Pope atesora el rebote y rápidamente encuentra a Ball – quien identifica a Kyle Kuzma corriendo el carril izquierdo y lo premia con un pase milimétrico.

Y cuando Ball es el que atrapa el rebote, la asistencia está al caer, como en este pase a Tyler Ennis.

Junto a Rondo y James, los Lakers tendrán, sin exagerar, a tres de los mejores pasadores de la NBA. La circunstancias dirán, pero incluso podríamos llegar a verlos juntos si es que Ball continúa desarrollando su tiro de larga distancia.

Los números avalan la idea completamente.

En 2017-18, entre aquellos jugadores por debajo de los 6’7 de estatura y con un mínimo de 20 minutos por noche, los Lakers cuentan ahora con cinco de los mejores 26 en porcentaje de rebotes defensivos.

Solo Russell Westbrook superó el 23.0 por ciento de Stephenson. Ball fue sexto con 17.0 por cierto, y Hart fue noveno con 16.0. KCP quedó No. 22 con 14.2 por ciento, mientras que Rondo terminó No. 26 con 14.0.

Los Lakers incluso ya han sufrido la espontaneidad de Stephenson:

Y qué se puede decir de Rondo, aterrorizando rivales en el contragolpe desde hace más de una década.

Las piezas complementan la idea – y el sueño de tener cinco porta balones en cancha, como aventuró Rondo en su presentación, es más que factible.

Los Lakers cuentan con jugadores aptos conducir un contragolpe, proficientes con el tiro, y con velocidad y ganas de correr los carriles.

Si a eso se le suma que le gerencia reforzó uno de los pilares de una ofensiva vertiginosa, las condiciones están dadas para un significativo salto de calidad.

De este tema y más charlamos con Francisco Pinto en Lakercrónicas:

Artículos Recientes

Related Content