Presentado Por

Luke Walton hizo un análisis de su segunda temporada como entrenador de los Lakers y dio un vistazo al futuro.
(Erica Rodríguez/Lakers.com)

Luke Walton, Año II: Defensa, Relaciones y Crecimiento

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – Minutos pasadas las 10 de la mañana del sábado, Luke Walton enfrentó los micrófonos e hizo un repaso profundo de su segunda temporada como el timonel de los Lakers.

Con 38 años recién cumplidos, el ex asistente de los Golden State Warriors habló de una variedad de temas, explayándose sobre logros personales y colectivos, facetas a mejorar y el futuro de una franquicia que se encuentra en pleno ascenso de cara a un verano transcendental – en todos los ámbitos.

El director técnico se mostró orgulloso por el trabajo grupal, y la defensa fue destacada como el mayor logro en una temporada que terminó con 35 victorias.

“La meta que más me enorgullece es que terminamos No. 12 en defensa, tras terminar No. 30 el año pasado y creo que No. 29 el año previo”, señaló. “Ese era un gran énfasis para nosotros. Empezamos el Día 1 del campamento hablando solo de defensa, y trabajando solo en defensa, y verlo dar resultados, y verlos mejorar en ese lado de la cancha fue increíble”.

Pese a la falta de continuidad – debido a un sinfín de lesiones de la mayoría de sus piezas claves – los Lakers permitieron 102.6 puntos por cada 100 posesiones, quedándose en las puertas del Top 10.

Eso, según él, augura un gran futuro.

“Me dice que tuvimos un gran esfuerzo de todos, porque muchas veces las coberturas, la parte técnica de la defensa, no fueron buenas, pero tuvimos a jugadores que volaban y nos daban todo lo que tenían”, resaltó. “Esa es la parte más importante de la defensa, el esfuerzo que va en ella. Puedes instalar todo tipo de coberturas, pero si el esfuerzo no está presente, la defensa no va a ser buena. Creo que tuvimos un muy buen trabajo de tener un esfuerzo consistente este año, y en las rotaciones y la ejecución es donde todavía podemos mejorar mucho. Eso significa que el techo es muy alto.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

El esfuerzo y dedicación de la plantilla fue un tema recurrente, y Julius Randle se llevó una parte saludable del crédito – por producción e inspiración. El ala-pivot comenzó la temporada en la banca pese a llegar en la mejor forma física de su vida, y pese a la frustración nunca bajó los brazos.

“Uso a Julius como ejemplo de lo que puedes lograr si realmente te dedicas como Julius hizo el verano pasado”, dijo Walton. “Para (Lonzo Ball) será meterse a la sala de pesas, estar en el gimnasio, ser disciplinado y tomar las decisiones que, sin importar lo que esté sucediendo en tu vida, esas cosas harás todos los días, y no porque tienes que hacerlas, sino porque quieres hacerlas”.

El ida y vuelta entre el entrenador y Randle fue el microcosmo perfecto de la cultura que Walton ha establecido.

“Fue fantástico para los dos, y por eso le doy un gran valor, dentro de la cultura, a las relaciones”, dijo el dos veces campeón con los Lakers. “De querer entrenar por esas relaciones y ayudar a los jugadores a mejorar y cumplir su sueño. Cuando tienes ese tipo de relaciones verdaderamente puedes retarlos y ellos deberían poder retarte a ti. Ese fue el ejemplo perfecto con Julius y conmigo. Nosotros no estábamos de acuerdo en algunas cosas a principios de año, y más tarde en el año tampoco, pero porque esa confianza estaba ahí, y él estaba dispuesto a seguir trabajando, terminó siendo fantástico para él, y para el equipo”.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Y con Randle como espejo, Walton – augurando algo que también mencionarían Magic Johnson y Rob Pelinka un rato más tarde – le mandó el recado a Ball y Brandon Ingram, pidiéndoles un nivel de dedicación similar.

Walton señaló que el base deberá aprender a evitar las distracciones, enfocándose primero en su familia – Ball espera a su primera hija a mediados de julio – y a su carrera de forma similar.

El mensaje fue claro: mejorar físicamente para soportar el trajín de la temporada y poder marcar a jugadores más fuertes, pero no apostar por ninguna modificación rutilante en la mecánica de su tiro.

“Siempre hay pequeñas cosas que puedes cambiar”, opinó Walton. “El equilibrio de tu tiro, cosas así, que siempre trabajas en ellas como tirador. Pero cambiar la forma, yo no le recomendaría que lo haga”.

Walton también se mostró ilusionado por el potencial de Brandon Ingram, destacando su compromiso inquebrantable, y augurando una carrera de estrellato para el producto de Duke.

“Su ética de trabajo es lo más importante”, aseguró. “Cada gran jugador que he conocido, jugando o entrenando, tiene una ética de trabajo increíble. Es quienes son como personas. Hacen su trabajo todos los días, y ni siquiera se siente como trabajo. No es que estén cansados, o decepcionados de tener que hacerlo…es quienes son. Brandon ha hecho un gran trabajo de tener eso como parte de sus cimientos. Obviamente eso no es suficiente y tienes que tener las habilidades y sentir el juego…creo que Brandon tiene la habilidad, la ética de trabajo y la sensibilidad para hacer grandes cosas en esta liga”.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

UN VERANO DE DECISIONES

Sin entrar en detalles, Walton dejó en claro que le gustaría seguir contando con Randle, quien será agente libre restringido este verano.

El entrenador le dio crédito y dijo que se ganó todo lo que tuvo esta temporada.

“Julius es una gran parte de lo que logramos este año”, repitió. “Creo que la continuidad es gigante para nosotros, y creo que es obvio que me encantaría tener a Julius de regreso el año que viene…amaría tener a Julius de regreso”.

En cuanto al argumento para convencer potenciales agentes libres, Walton hizo mención a su estilo de juego, y un plantel joven y talentoso dispuesto a ejecutarlo.

“Vamos a jugar rápido nuevamente el año que viene”, avisó. “Terminamos segundos (en ritmo) este año tras estar No. 1 la mayoría de la temporada. Tenemos un núcleo joven de jugadores que ama jugar y salir a correr, y competir. Aman trabajar”.

La defensa, mientras tanto, seguirá siendo prioridad.

“Creo que nuestro grupo, obviamente veremos a quienes tenemos el año que viene, pero con los jóvenes que definitivamente estarán aquí tenemos algunas buenas piezas para ello”.

Artículos Recientes