Presentado Por

Kyle Kuzma llevó a los Lakers a la victoria con 15 puntos en el cuarto periodo ante los Memphis Grizzlies.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Kyle Kuzma logra derrumbar el muro de los novatos

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – Kyle Kuzma no entiende de muros.

El oriundo de Flint (Michigan) ha estado superando adversidades toda su vida, y claramente no iba a dejar que la fatiga y el trajín de la transición a la NBA arruinaran una temporada de película.

El novato comenzó la temporada como una cometa, la luz más brillante en el cielo de los Lakers, explotando desde el debut y ubicándose de inmediato en la conciencia popular del mundo del baloncesto.

Sus pinceladas en la Liga de Verano en Las Vegas fueron solo un aviso de lo que vendría, y a fuerza de triples y ganchos volados – con cualquiera de las dos manos – él llegó a meterse incluso en la tempranera discusión para ser el Novato del Año.

Mucho agua ha pasado por debajo del puente de la temporada 2017-18, y Kuzma, como cualquier jovencito de 22 años haciendo sus primeras armas en la liga más competitiva del mundo, eventualmente se chocó con la famosa “rookie wall”, esa barrera metafórica producto de un calendario de 82 partidos con giras de carretera, cambios de hotel constantes y las demás obligaciones del profesionalismo que suele frenar a mitad de temporada hasta a los más fuertes.

Enero fue ese mes para Kuzma.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Tras promediar 17.9 puntos y 6.7 rebotes, disparando 47.9 por ciento en tiros de cancha y 39.0 en triples en 32.5 minutos por noche en 34 juegos hasta el 31 de diciembre, el ala-pivot bajó su nivel considerablemente en los meses de enero y febrero.

Apenas cuatro rivales habían logrado dejar al producto de la Universidad de Utah debajo de los 10 puntos anotados al término de 2017, pero desde allí Kuzma logró llegar a los dobles dígitos en solo nueve de sus siguientes 17 encuentros.

Con las piernas cansadas, su tiro de larga distancia fue la primera víctima, y el resto de su juego se vio perjudicado. En febrero sus registros bajaron a 11.5 puntos y 5.8 rebotes en 24.1 minutos en cancha, con Luke Walton aprovechando el presente de Julius Randle y Brook Lopez para darle un respiro al novato. Su 37.9 por ciento desde la cancha y 31.6 en triples reflejaban la pérdida de protagonismo, puntería y confianza.

Sin embargo, de eso último Kuzma tiene cantidades industriales. El novato aprovechó al máximo el receso por el Juego de las Estrellas, anotando 20 puntos en 19 minutos en el Rising Stars Challenge y volviendo renovado tras el descanso.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Su actuación el sábado en Memphis fue la confirmación de que Kuzma está de vuelta, cerrando el último mes de temporada en un nivel superlativo.

Lo sorprendente ha sido que ni siquiera un cambio de puesto le ha afectado. La lesión de Brandon Ingram a principios de marzo – sumada a la de Josh Hart – obligaron a Walton a experimentar con Kuzma de alero.

Si la actitud es la mitad de la batalla, Kuzma no iba a tener problemas con volver a jugar más de 30 minutos o hacerlo en un rol significativamente distinto a la que suele desempeñar.

En los 10 partidos que ha disputado en este nuevo quinteto acompañando a Randle y Lopez, Kuzma promedia 18.1 puntos y 8.6 rebotes, elevando su caudal en esa faceta al servicio del equipo. Su 45.5 por ciento en tiros de cancha y el excelente 40.6 en triples hablan de una recuperación completa, sorprendiendo a propios y extraños y haciéndolo pese a lidiar con el dolor producto de un esguince de tobillo.

Antes los Grizzlies, con más responsabilidad manejando el balón, Kuzma se lució en varios pick and roll junto a Brook Lopez camino a anotar 15 de sus 25 puntos en el último periodo – cargando en su espalda a los Lakers y ayudándolos a completar una remontada de 17 puntos en la carretera.

¡No te metas con mi Kuz Kuz!

NÚMERICOS HISTÓRICOS

Con 70 partidos disputados, Kuzma ya ha hecho lo suficiente como para ganarse un cupo en el Primer Equipo de Novatos de la NBA. Solamente Ben Simmons y Donovan Mitchell se le unen en la conversación si la ecuación analiza producción y protagonismo.

La selección No. 27 del Draft 2017 se encuentra tercero entre los novatos en goleo (15.8 puntos) y quinto en rebotes (6.2), un puesto detrás de su compañero Lonzo Ball en los tableros.

Él también está en el Top 10 en minutos (cuarto con 30.6), partidos disputados (quinto con 70), porcentaje en triples (séptimo con 37.1), tiros libres (octavo con 2.6) y dobles-dobles (segundo con 15).

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Por si fuera poco, Kuzma ya cuenta con el récord de triples de la franquicia de los Lakers, con 139, y se ubica sexto entre todos los novatos laguneros en la historia con 1,106
puntos y décimo en rebotes con 437.

Para poner en contexto, Kuzma es además el primer novato en la historia de la NBA con al menos 1,000 puntos, 400 rebotes y 130 triples encestados.

A un jugador de ese calibre no hay muro que lo frene.

Artículos Recientes