Presentado Por

Un Julius Randle fulminante comandó el triunfo de los Lakers el domingo por la noche ante los Cleveland Cavaliers.
(Andrew D. Bernstein/NBAE/Getty Images)

El mejor Randle impulsó la paliza de Lakers sobre Cavaliers

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – Demoledor.

Julius Randle completó la mejor actuación de su carrera con un partido dominante, confirmando que continúa atravesando su mejor momento como profesional.

El ala-pivot destruyó a la defensa de los Cleveland Cavaliers a lo largo de la noche, y simplemente no importó el marcador que se le asignara en cualquier momento específico. Al texano, el domingo, no lo iba a poder parar nadie.

Su producción fue más allá de los 36 puntos (mejor marca de su carrera), 14 rebotes, siete asistencias, un robo y dos tapones. Fue un concierto de poder y potencia mezcladas con destreza y estilo, para hacerse amo y señor de la pintura de los visitantes.

En total, el producto de Kentucky disparó 14/18 de cancha con 8/10 en la línea de tiros libres, con apenas dos faltas cometidas a lo largo de 38 minutos. Con él en cancha los Lakers superaron a su rival por 19 puntos.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Su presencia fue vital para, a partir del segundo cuarto, destapar un perímetro que comenzó titubeante. Entre Brook Lopez y él pudieron establecer el juego interior desde temprano, y ese paso extra hacia adentro que tomaron los Cavaliers sirvió para desatar un vendaval de triples.

Primero fue Kentavious Caldwell-Pope, quien también se encuentra en un nivel superlativo. A su defensa y actividad en los rebotes el escolta le está imprimiendo una cuota altísima de puntería, particularmente desde que el calendario pasó a 2018.

El ex Piston fue uno de cuatro jugadores de Lakers con 20+ puntos, disparando un candente 4/8 desde el arco. Las marcas que atrajo también causaron una reacción en cadena, con Kyle Kuzma (2/5 en triples para 14 puntos con 10 rebotes) y Lopez (2/4 desde lejos) sumándose a la fiesta.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Lo de Lopez también vale destacarse. El pivot, al igual que Randle y KCP, pasa por su momento más dulce de la temporada, y en la última semana ha vuelto a sus orígenes, destacándose con su juego de pies cerca del canasto. En esta ocasión, el oriundo de North Hollywood terminó con 22 puntos en 8/14 en tiros de cancha, y fue la otra pieza fundamental para que los Lakers anotaran 62 puntos en la llave de los Cavaliers.

El partido, sin embargo, fue más parejo de lo que indica el resultado final. Una ráfaga de 9-0 en el tercer cuarto empató el partido, pero los Lakers fueron capaces de reaccionar con un golpe mucho más certero. Fue una racha de 26-7 que sepultó cualquier esperanza de remontada de los visitantes.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Allí empezó a crecer la figura de Isaiah Thomas. El base anotó 14 de sus 20 puntos en un lapso de 4:24 entre el final del tercer periodo y el comienzo del cuarto.

Ya con la atención de la defensa encima, el ex jugador de los Celtics se dedicó a asistir nuevamente a Randle, conectando con él en tres ocasiones para ponerle el punto de exclamación a una victoria rutilante.

Y es que los Lakers verdaderamente se lucieron, disparando 50 por ciento en tiros de cancha y repartiendo 30 asistencias en 48 canastas – contra apenas 13 pérdidas.

Además, ellos ganaron por 51-37 la batalla de los rebotes gracias a capturar 14 en el tablero ofensivo – seis de ellos con la firma de Randle.

De esta manera los Lakers sumaron su triunfo No. 30 de la temporada, liderados precisamente por el portador de la camiseta púrpura y dorada No. 30.

Artículos Recientes