Presentado Por

Kyle Kuzma lideró a los Lakers con 23 puntos pero no pudo evitar la derrota abultada ante los Pelicans.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers sufren de bajas defensas en caída en New Orleans

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – Se perdió más que un partido.

Los Lakers no pudieron seguirle el ritmo a los Pelicans en un nuevo duelo ofensivo – bastante similar al de Dallas el sábado – y cayeron el miércoles por la noche en New Orleans en su penúltimo partido antes del receso por el Juego de las Estrellas.

El primer cuarto ya marcó la tónica de lo que sería el encuentro, con los locales anotando a placer y con los Lakers sin encontrar respuestas. Esto se extendió también a la ofensiva, y allí los laguneros perdieron rápidamente a Isaiah Thomas, expulsado por un altercado con Rajon Rondo.

El resto de la noche fue un cúmulo de rachas de ambos bandos, en los que los equipos se turnaron con ráfagas ofensivas electrizantes – y nula defensa.

Fue así que los angelinos encontraron su mejor momento promediando el tercer cuarto, apuntalados por la puntería de Brook Lopez. Una bandeja de Brandon Ingram y un nuevo triple de Kentavious Caldwell-Pope recortaron el déficit dos puntos, ilusionando a la tropa de Luke Walton – que ya a esas alturas era dirigida desde la banca por Brian Shaw tras la expulsión – también por protestar fallos arbitrales.

Lamentablemente, el envión se cortó y los locales reaccionaron, de la mano de un Anthony Davis descomunal. El pivot terminó con 42 puntos y 15 rebotes, disparando 15/18 de cancha y comandando una ofensiva que anotó 139 puntos y disparó 53.5 por ciento en tiros de cancha.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Los Lakers no lo hicieron mal en el canasto ajeno, disparando un buen 51.1 por ciento en tiros de cancha (y 10/22 en triples), pero por segundo partido consecutivo no hicieron pie en el costado defensivo, sufriendo tanto en el perímetro como en la pintura (62 puntos permitidos).

Las 20 pérdidas y los 12 rebotes ofensivos permitidos le dieron además oportunidades extra a los pupilos de Alvin Gentry, y eso resultó ser suficiente para que estos se llevaran una victoria cómoda en su propio recinto.

Por el bando visitante, Kyle Kuzma tuvo una brillante primera mitad y terminó con 23 puntos, sacando a relucir gran parte de su arsenal ofensivo. El novato es cada vez más importante en su rol desde la banca tras la partida de Jordan Clarkson, uno de los mejores sextos hombres de la NBA.

Julius Randle (20) y Brandon Ingram (21) también superaron la veintena en puntos, mientras que Caldwell-Pope repartió ocho de las 26 asistencias del equipo.

Por su parte, Josh Hart disparó 3/3 en triples y se convirtió en el único jugador del plantel tirando por encima del 40 por ciento desde larga distancia en la temporada.

La próxima parada es en Minnesota, donde los Lakers cerrarán su participación en la ‘primera mitad’ del calendario con un encuentro el jueves por la noche, con el aliciente de ser transmitido por televisión nacional.

“Debemos recuperar nuestra (confianza)”, se sinceró Walton. “De alguna forma la perdimos rápidamente”.

Artículos Recientes