Presentado Por

Brandon Ingram volvió a ser la bandera del equipo en la conducción y los Lakers siguen de racha.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers logran ante OKC su mayor victoria de la temporada

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – Profesionalismo.

Eso es lo que mostraron los Lakers, según Brandon Ingram, el jueves por la noche para vencer a Oklahoma City y sumar la octava victoria consecutiva en STAPLES Center.

Esto sucedió en el marco de un día emotivo, en el que el plantel vio partir a Jordan Clarkson y Larry Nance, Jr., quienes fueron enviados a Cleveland Cavaliers en un canje cerca del mediodía.

“Tratamos de ser profesionales”, opinó Ingram. “Fue difícil, y sabemos que hay otro lado en el baloncesto, que es el negocio del baloncesto, pero lo bueno es que somos amigos fuera del baloncesto y siempre tendremos la conexión, pero era importante venir y tratar de ser profesionales y hacer lo mejor para conseguir una victoria”.

La diferencia de 25 puntos fue la más abultada de la temporada, y además los Lakers llevan cuatro triunfos al hilo – y 12 de sus últimos 16.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Ellos lo hicieron en uno de esos partidos tramposos ante un rival que no tuvo a dos de sus mejores figuras, ya que Russell Westbrook y Carmelo Anthony quedaron descartados por sendas lesiones de tobillo.

Sin embargo, tras un arranque candente de Paul George, los Lakers se apegaron al plan y a su estilo de juego, y resolvieron el partido promediando el tercer cuarto.

“Viene desde adentro”, explicó Luke Walton sobre la motivación para seguir ganando partidos. “Viene de un grupo de muchachos que trabaja realmente duro juntos…Es un grupo que ha perdido nueve seguidos. Que ha perdido muchos partidos al principio de la temporada en los que tuvieron la chance de ganar. Aprendes de eso y sigues trabajando, y sigues luchando, y mejoras”.

El entrenador agregó que la confianza se refleja en el semblante de sus dirigidos y en la manera con la que se desenvuelven en la cancha.

“La manera que están cantando jugadas, la manera que están elevando su juego defensivamente en el último cuarto”, señaló. “Es parte del proceso”.

Julius Randle (17 puntos y seis rebotes), quien fue el blanco de los elogios de Magic Johnson por la mañana y de Walton tras el partido, coincidió.

“Estamos saliendo con mucha energía”, dijo. “Hemos estado en algunas giras largas por lo que siempre es bueno volver a casa. Tratamos de salir y alimentarnos de la energía del público y realmente enfocarnos defensivamente”.

Vaya si lo hicieron, dejando a OKC en un 35.6 por ciento en tiros de cancha. Steven Adams (13 puntos en 11 tiros) fue el único otro jugador además de George en anotar en dobles dígitos, y el alero necesitó 25 tiros para anotar sus 29 puntos.

Por el lado de los Lakers todo fue mucho más eficiente. En total fueron 28 asistencias contra ocho pérdidas, y los Lakers tuvieron a cinco jugadores distintos en dobles dígitos, liderados por los 20 tantos de Kentavious Caldwell-Pope.

“Creo que en general hemos estado realmente compartiendo la bola, defendiendo y jugando por el otro”, dijo Kyle Kuzma, quien aportó 16 puntos desde la banca. “No hay otra receta que esa”.

Ingram también volvió a hacer lo suyo en la conducción, con seis asistencias y 19 puntos, y la presión que Randle y él le pusieron a la defensa rival pagó dividendos. Los Lakers superaron a su rival 58-42 en puntos en la pintura.

Justo antes de la llegada de Isaiah Thomas y Channing Frye – quienes se sumarán al equipo para el partido del sábado en Dallas – los Lakers parecen haber encontrado la fórmula del triunfo.

“Hay un mejor espíritu y estamos jugando baloncesto de la manera correcta”, sentenció Ingram. “Creo que ahora esperamos distintas cosas de distintos muchachos”.

Artículos Recientes