Presentado Por

Lonzo Ball avanza con su recuperación tras sufrir un esguince en su rodilla izquierda.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lonzo Ball avanza con su rehabilitación

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – Cuestión de paciencia.

Esa es la situación actual con la rodilla de Lonzo Ball, tras el esguince en el ligamento colateral medio sufrido hace casi cuatro semanas en Dallas.

El base habló con la prensa el miércoles por la mañana, previo a una nueva sesión de entrenamientos con el asistente Miles Simon, y compartió detalles de su recuperación.

“He estado solo disparando pero ojalá que hoy pueda hacer algunos movimientos y tratar de ponerme más cómodo con eso”, avisó.

Ball y los médicos han intentado ponerlo a prueba para ver cuál es el punto en el que aparece el dolor.

“Lo máximo que he hecho es uno o dos piques a la derecha o a la izquierda, eso es todo”, agregó. “Más allá de eso lo he tomado con calma, tratando de volver al 100 por ciento”.

El oriundo de Chino Hills tuvo un percance en la gira en Toronto, algo que los obligó a bajarle un poco el ritmo a la recuperación. A partir de ese punto, todo ha ido viento en popa.

“Definitivamente avanzamos”, dijo. “Frenamos un poquito, regresamos, y hemos estado progresando desde entonces”.

Ball también contó que hasta ahora no va podido correr a máxima velocidad, y que esa será una de las señales de una rehabilitación exitosa.

Sin embargo, el jugador se mostró tranquilo y sonriente, pese a la ansiedad normal de estas situaciones.

“Trato de mantenerme positivo”, dijo. “No es nada demasiado serio así que debo seguir haciendo mi tratamiento, y hacer lo que pueda para volver a la cancha”.

Kyle Kuzma dijo que lo notó de buen ánimo.

“Es positivo para él”, opinó. “Está haciendo un gran trabajo manejándolo, siendo un gran compañero y estando más en el gimnasio ahora que está lastimado”.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Ball recalcó que hay una sola manera de encarar estos sucesos, y es con paciencia.

“Es la mayor cantidad de partidos que me he perdido en toda mi vida, pero siempre es bueno ver a mis compañeros ganar, especialmente enfrente de nuestra afición en casa”, dijo.

Descartada una lesión de gravedad, y todavía sin saber si podrá regresar a tiempo para el fin de semana del Juego de las Estrellas, Ball no ve la hora de pisar el parquet.

“Solo quiero jugar”, confesó. “Cuando sienta que puedo jugar, ahí es cuando estaré en la cancha”.

Artículos Recientes