Presentado Por

(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers vuelven a la buena senda con triunfo ante los Nets

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – No le digan a Brook Lopez que nadie es profeta en su tierra.

El pivot se agrandó en el momento más difícil de la noche para los Lakers y los rescató del abismo, resultado fundamental en el triunfo lagunero el viernes por la noche ante los Nets, la franquicia a la que defendió durante sus primeras nueve temporadas en la NBA.

Con 6:07 por jugarse en el tercer cuarto, Brooklyn sacó una máxima de nueve puntos, aprovechando un comienzo letárgico para los angelinos en la segunda mitad. Fue allí donde el bombardero de North Hollywood se hizo presente, despojándose de la frustración de las últimas semanas para aportar una ráfaga de ocho puntos (de sus 19) en 135 segundos.

Con eso los Lakers se volvieron a meter al partido, y el resto fue historia.

La historia, sin embargo, tuvo capítulos varios y héroes de sobra, aunque el hilo común fue el quinteto titular que Luke Walton mandó a la cancha.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Minutos antes del comienzo, el entrenador sorprendió al incluir a Josh Hart en lugar de Tyler Ennis, efectivamente apostando a una alineación sin base natural.

Esa responsabilidad cayó sobre los hombros de un Brandon Ingram que, lejos de amedrentarse registró la mejor marca de su carrera con 10 asistencias, además de aportar 16 puntos y ocho rebotes en una de sus noches más completas como profesional.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Para lograrlo, y hacer valer la idea de darle el balón y pedirle que genere juego, él debió estar bien acompañado, y sus colegas no lo dejaron solo. Julius Randle y Josh Hart estuvieron en un nivel superlativo, haciendo a los Lakers fuertes en el rebote y también colaborando con una sana cuota de ofensiva.

Ambos merecen crédito. Randle maniató a quien los Nets le pusieran enfrente, camino a 19 puntos y 12 rebotes, un nuevo doble-doble en una temporada repleta de ellos. Él fue por momentos dominante, erigiéndose como una rueda de auxilio en los momentos en los que el equipo penó para hacer pie en el marcador.

Algo similar le pasó a Hart. Su tercer triple de la noche, a 3:05 del final, frenó en seco un furioso intento de remontada de los Nets y permitió a los Lakers reacomodarse para un tramo final rocoso y emocionante, que culminó con un triple fallado por Joe Harris – tiro que hubiera enviado el juego a tiempo suplementario.

El simbolismo de Hart capturando ese rebote no debe pasar desapercibido. Ese fue su No. 14 – mejor marca de su carrera. Ocho segundos antes había capturado el

No. 13, un tablero ofensivo que permitió a Julius Randle ir a la línea y estirar un poquito la ventaja.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

En total los Lakers ganaron la batalla del rebote por 56-38, vital para sobreponerse a un rendimiento defensivo que no fue de los mejores de la temporada.

Los Lakers también lideraron 15-5 en puntos de contragolpe, dispararon 70.0 por ciento en la línea de tiros libres y 38.5 en triples, y cada una de esas facetas aportó su granito de arena para ganar un partido que tuvo apenas una canasta de diferencia.

Y de esa forma, los laguneros llegaron a 20 triunfos en la temporada. Vale recordar que el vigésimo halago de la temporada 2016-17 llegó en la segunda semana de marzo.

Los Lakers ahora cerrarán la gira de carretera el domingo en Oklahoma City.

Artículos Recientes