Presentado Por

Kyle Kuzma explotó con 17 de sus 28 puntos en el cuarto periodo de la victoria de los Lakers ante Boston Celtics.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Kuzma, Lakers logran una victoria clásica ante los Celtics

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – Sufrir para gozar, versión clásico de la NBA.

En un partido para el infarto, que tuvo a 18,997 almas de pie en STAPLES Center durante gran parte de la segunda mitad, los Lakers derrotaron a los Boston Celtics y sumaron su sexto halago consecutivo en condición de local.

En el marco de la Noche del Dr. Buss, los dirigidos por Luke Walton superaron una serie de adversidades – algunas autogeneradas – pero se apegaron a una defensa que volvió a aparecer en los momentos más importantes.

Abajo por ocho puntos llegando al entretiempo, el mensaje del entrenador de los angelinos hacia sus dirigidos fue explícito:

“Ahora mismo es momento de tomar una decisión”, les avisó Walton. “¿Estamos satisfechos con ganar cinco partidos seguidos en casa, o vamos a realmente plantarnos, salir y realmente luchar y ver si no podemos divertirnos un poco y llegar a seis seguidas?’ Estoy contento que hayamos elegido la segunda opción de las dos, porque en la segunda mitad realmente nos metimos a la pelea”.

Un parcial de 12-3 para arrancar el tercer cuarto puso a los Lakers de vuelta en ventaja, con los cinco jugadores en cancha aportando al goleo. El desarrollo del resto de la noche sería una batalla de golpe por golpe, con un sinfín de cambios de liderato y con ambos equipos brillando de la mano de sus goleadores.

Fue así que Kyle Kuzma se midió mano a mano contra Kyrie Irving, anotando 17 de sus 28 puntos en un cuarto periodo para el recuerdo – la mayor cosecha en un periodo para un jugador púrpura y dorado esta temporada. El ala-pivot también sumó su decimoquinto partido de 20 puntos o más en la temporada, algo que no hacía un novato en la franquicia desde que Eddie Jones también tuviera 15 en la temporada 1994-95.

“Sentía que cada vez que tocaba la pelota iba a tratar de anotar”, reconoció Kuzma. “Estaba en buen ritmo y fueron adentro”.

Kuzma no estuvo solo. Julius Randle y Larry Nance, Jr. hicieron un trabajo monumental en defensa, particularmente en los rebotes. Allí los Lakers superaron cómodamente a los Celtics, sobre todo en el tablero ofensivo (9-3 en la segunda mitad). Randle tuvo un nuevo doble-doble con 14 puntos y 14 rebotes, mientras que Nance, Jr. cerró con 11 y nueve.

“Fue un juego físico y lo sabíamos (de antemano)”, dijo Randle. “Los muchachos estuvieron listos para el reto”.

Más allá de los números, la imagen que quedó fue lo más importante, sobre todo ante uno de los mejores equipos de la NBA y dueño de la mejor defensa.

“Estaba buscando que les llevemos la lucha a ellos, y quedé muy complacido con la manera que competimos esta noche”, dijo Walton.

El final no fue apto para cardíacos, con los Lakers complicando aún más sus ya conocidos problemas en la línea de tiros libres. Tanto Josh Hart como Kentavious Caldwell-Pope fallaron un par en los últimos 19 segundos que podría haber definido el partido antes, y los Lakers dispararon 21/36 como equipo, un 58.3 por ciento que dejó a Walton preocupado.

“Tengo confianza en que los que fallaron esta noche van a meterlos en el futuro, pero ojalá podamos remediarlo (lo antes posible)”.

A quien lo tembló el pulso fue a Jordan Clarkson, quien anotó 22 de los 65 puntos de la banca, incluyendo 6/7 en la línea. Él fue uno de cinco jugadores en dobles dígitos, una lista que también incluyó a Brook Lopez (12).

Los Lakers también tuvieron solo 10 pérdidas, marcando la primera vez en la temporada que desperdiciaron 10 esféricos o menos en partidos consecutivos.

Ahora, con marca de 7-2 en sus últimos nueve, los laguneros afrontarán una gira de carretera de cinco partidos, comenzando el viernes en Chicago.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Artículos Recientes