Presentado Por

Jordan Clarkson explotó con 33 puntos ante los Pacers y los Lakers volvieron al triunfo.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Defensa, Clarkson llevaron a Lakers al triunfo ante Pacers

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – “La defensa fue fantástica esta noche”.

Cerrándole los caminos al aro a los Pacers fue como los Lakers consiguieron su primera victoria de la temporada sin Lonzo Ball, en un partido que requirió una actuación completa del equipo y una explosión ofensiva de uno de sus talentos alicaídos.

Jugando además sin Brandon Ingram y Kentavious Caldwell-Pope, y con una alineación titular que solo había visto seis minutos de cancha juntos en la temporada, los Lakers volvieron a las bases para dejar a Indiana en un 38.5 por ciento en tiros de cancha, con solo 86 puntos y apenas un par de triples – en 25 intentos.

La urgencia de jugar dando ventaja, las ganas de evitar otra prolongada racha perdedora y la recuperación de un Jordan Clarkson soberbio acabaron siendo suficientes.

Sin embargo, todo comenzó con la defensa, y una jugada en el cuarto periodo fue el microcosmo perfecto de un partido en el que desde Julius Randle hasta Alex Caruso, pasando por Josh Hart y Corey Brewer – veteranos, novatos y hasta jugadores con contratos duales – aportaron su granito de arena.

En esta secuencia, ya con una ventaja establecida de la mano de un encendidísimo Clarkson, los Lakers apretaron un poco más las clavijas, rotando en unísono y generando una pérdida que representó una daga al corazón de los Pacers.

“No importa quién está adentro, cuántos jugadores nos faltan, si defendemos de la manera que somos capaces y competimos en ese lado de la cancha de la manera que somos capaces…creo que mostró lo fuerte que jugaron los muchachos para superar (la adversidad)”, explicó Luke Walton.

Esa le puso el punto de exclamación a un partido extraño, en el que los Lakers tuvieron 15 pérdidas contra nueve de los visitantes. Además, los laguneros encestaron solo dos tiros libres en 14 intentos – la primera vez que eso sucede en la NBA para un equipo ganador desde 1963, y la marca más baja de la historia de la franquicia.

“Lo más importante es que nos estamos comunicando”, dijo Kyle Kuzma. “La segunda unidad vino e hizo un gran trabajo para arrancar por nosotros”.

Los cuatro suplentes de los Lakers que jugaron el viernes – Caruso, Larry Nance, Jr., Corey Brewer y Clarkson – ayudaron a la banca a superar a la de Indiana por 52-20. Para esto fueron vitales los 33 puntos del producto de Missouri, que representaron su mejor marca de la temporada, quedándose a dos puntos de su mejor registro en la NBA.

“Para mí los jugadores normalmente tiene noches así cuando dejan de pensar en la ofensiva”, opinó Walton sobre JC. “(Indiana) tiene un montón de guardias talentosos en ese equipo. Cuando te pierdes en hacer otras cosas y eres tan talentoso como lo es él ofensivamente, ahí es cuando tienes noches como esa”.

Clarkson disparó 14/19 y además ayudó a suplir la ausencia de Ball con siete asistencias y siete rebotes. Los Lakers ganaron ambas batallas, 47-44 en los tableros y 26-15 en los pases-gol.

“El aro me quiso”, bromeó el francotirador, que atravesaba un mes de enero irregular. “Entraron, mis compañeros me (ayudaron) a quedar abierto, y solo metí los tiros”.

El escolta reconoció que sintió la responsabilidad ante la catarata de lesiones de sus compañeros.

“Sabiendo que todos estaban tocados, tenemos a todos nuestros jugadores principales fuera”, resaltó. “Tenía que elevarme y sabía que tenía que hacerlo esta noche”.

Artículos Recientes