Presentado Por

Brandon Ingram fue el mejor de los Lakers con 22 puntos, 14 rebotes y cuatro asistencias.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers suman una nueva derrota a manos de Charlotte

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – “No es fácil pero encontraremos el camino”.

Luke Walton ofreció muestras de optimismo tras una nueva derrota de los Lakers, que cayeron el viernes por la noche ante Charlotte para sumar su novena derrota consecutiva.

El entrenador destacó un buen comienzo de sus dirigidos, pero señaló que eventualmente la falta de puntería afectó la moral en defensa, y que eso acabó marcando la diferencia.

Los visitantes entraron en ritmo en el segundo cuarto, y la defensa se desmoronó. El equipo repitió algunas de las tendencias de los partidos recientes, y sumó otras, como la vulnerabilidad a la hora de capturar rebotes defensivos.

Eso los complicó al comienzo del tercer cuarto – quizás el mejor pasaje del equipo en la noche. Los Lakers forzaron fallos de los Hornets, pero Dwight Howard y compañía aprovecharon los rebotes ofensivos ya sea para definir en la pintura o sacar la bola hacia sus tiradores. Fue así que los visitantes terminaron 22-11 en puntos de segunda jugada, en gran parte debido a los 16 rebotes ofensivos capturados.

“A la defensa vamos a volver”, recalcó Walton. “Por más que estemos tratando de juntar alineaciones y darle experiencia a los muchachos y encontrar grupos que funcionen, vamos a volver a ser un buen equipo defensivo sin importar lo que tome”.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Lonzo Ball, quien en su regreso terminó con 11 puntos (3/7 en triples) y cinco asistencias, puso énfasis en esa faceta.

“Así es como vamos a ganar partidos”, avisó. “No dispararemos bien cada noche, pero siempre puedes jugar buena defensa. Debemos enfocarnos en las cosas que podemos controlar, y seguir desde ahí”.

Desde lo individual, el equipo volvió a tener puntos bajos. Uno de ellos fue Kentavious Caldwell-Pope, quien falló sus tres tiros y se fue en blanco sin rebotes ni asistencias. Walton lo sacó de la cancha al comienzo del tercer cuarto, y justificó la decisión diciendo que no lo vio involucrado en defensa.

Otros hicieron mea culpa.

“Necesito volver a jugar duro”, confesó Kyle Kuzma (cuatro puntos en 2/14 en tiros de cancha). “No estoy jugando realmente duro ahora mismo. Estamos jugando (como basura). Es algo que necesito tratar y arreglar”.

Josh Hart dijo que deben jugar con “más fuerza, más garra, más corazón”.

La mejor producción llegó por parte de Brandon Ingram, quien lideró al equipo con 22 puntos, 14 rebotes (mejor marca de su carrera) y cuatro asistencias.

“Traté de volver a la manera que he estado jugando los últimos meses, solo tomando lo que la defensa me daba y buscando al hombre abierto”, explicó. “Llegando al canasto, encontrando el tiro de media distancia y haciendo lo que pude para tener el mejor tiro para el equipo”.

El alero quedó conforme con el comienzo del partido, y opinó que el ritmo de juego mejoró con el regreso de Ball.

“Fue mejor gracias a él”, dijo. “Subimos el ritmo, e incluso cuando no estaba, sentimos la necesidad de subir el ritmo aún más. Volvimos a eso, pero (hubo) algunos malos pases – sé que tuve un par – que podríamos haber convertido”.

Ingram mezcló frustración con optimismo, y avisó que atravesar este proceso los hará más fuertes.

“Lo hacemos en las prácticas cada día”, señaló. “Batallamos, nos peleamos cada día y eventualmente eso va a llegar a los juegos. Eventualmente uno se cansará de perder. Creo que muchos jugadores en este equipo están acostumbrados a ganar. Tenemos muchos campeonatos colegiales en este equipo, muchas selecciones altas del Draft, y muchos tipos que lo hicieron muy bien en la preparatoria. Eventualmente nos cansaremos de perder”.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Artículos Recientes