Presentado Por

Lonzo Ball practicó con normalidad el jueves y podría regresar a la cancha ante Charlotte Hornets.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Se acerca el regreso de Lonzo Ball

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – El semblante de Lonzo Ball representa el optimismo de los Lakers ante este momento de adversidad.

El base entrenó con normalidad el jueves, y si bien su presencia todavía no está confirmada para el partido del viernes ante Charlotte, las probabilidades son favorables. Eso sí, el oriundo de Chino Hills avisó que su hombro no está al 100 por ciento.

“Me sentí bastante bien”, reconoció. “Fue mi primera práctica oficial de regreso. Fue un poco loco, me preguntaba cómo iban a venir los muchachos hoy con la derrota de ayer pero todos vinieron y (se esforzaron). Feliz de estar aquí”.

El conjunto regresó a las prácticas tras la dura derrota ante Oklahoma City, y tanto Ball como Luke Walton confirmaron que fue una sesión intensa, de esas necesarias para deshacerse de la frustración.

“Cuando estás en una racha perdedora, todo se magnifica, todo se señal”, resaltó el entrenador. “Tenemos un buen grupo de muchachos que vinieron hoy y trabajaron al máximo, compitieron, se enfrentaron y ventilaron un poco de (la bronca) de perder. Encontraremos una manera de ganar un juego y la cosas volverán al camino correcto”.

Ball debió mirar desde la banca como su equipo se sumergió en una racha de ocho victorias al hilo. Los Lakers no han ganado desde su lesión ante Portland.

Sin embargo, él explicó que buscó tener un rol más activo en cuanto a la motivación del grupo.

“Debes ser más vocal porque es básicamente todo lo que puedes contribuir”, explicó. “Ahora definitivamente quiero volver ahí y ayudarlos”.

El armador también analizó el presente de los laguneros:

Walton coincidió en lo clave que será su regreso a la cancha.

“Es una parte importante”, confesó. “Es mucho más que un jugador talentoso para nosotros. Es alguien que, como dijimos siempre, hace que sus compañeros sean mejores. Por eso la organización lo aprecia tanto. Desde la posición del pivot a la posición del escolta, todos juegan mejor. Y una de sus fortalezas sorprendentes este año ha sido su defensa también. Su tamaño, su longitud, su anticipación. Consigue desvíos para nosotros. Lo extrañamos mucho, pero igual deberíamos haber estado haciendo un mejor trabajo”.

Una vez que regrese, los Lakers tendrán a todo su plantel saludable, algo que le permitirá a Walton normalizar la rotación.

“Al principio de la temporada teníamos una primera unidad y una segunda unidad y sabíamos lo que hacían realmente bien, sus fortalezas y debilidades y ejecutábamos esos planes”, sostuvo. “Obviamente con los cambios de alineaciones y con diferentes jugadores teniendo diferentes virtudes, eso no afecta a una sola persona sino a toda la unidad. Y con el correr de la temporada, nos dimos cuenta que para que seamos un equipo defensivo de elite consistente debemos tener múltiples coberturas”.

El objetivo, tras el peor pasaje de la temporada en el canasto propio, es evidente.

“De seguro nuestra prioridad número uno debe ser que la defensa esté de nuevo en la dirección correcta”, concluyó Walton.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Artículos Recientes