Presentado Por

Kyle Kuzma continúa sorprendiendo a todos y su comienzo lo pone en la conversación con los mejores novatos de la última década.
(Josh Williams/Lakers.com)

Dándole contexto al histórico comienzo de Kyle Kuzma

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – La producción de Kyle Kuzma ya ha pasado del terreno de las proyecciones y se ha instalado firmemente en el de la realidad.

Su explosión de 31 puntos en Navidad ante los Minnesota Timberwolves fue un nuevo pico en un comienzo de campaña repleto de ellos. Y es que si bien el ala-pivot mostró flashes durante la Liga de Verano y confirmó su talento durante la pretemporada, pocos podían imaginar que sus registros se traducirían tan naturalmente una vez comenzada la temporada regular.

Sus números ya han roto todos los esquemas para una selección No. 27 del Draft de la NBA, y el oriundo de Flint (Michigan) no detiene su marcha. Incluso, en más de una ocasión, el jugador ha mencionado que evita compararse con los demás jugadores de la Clase 2017, ya que su meta es meterse en la comparación con los LeBron James de la NBA. En otras palabras, con la crema de la crema.

“Su competitividad es increíble”, confesó Luke Walton. “Ya sea en un ejercicio de tiro contra (Brian) Shaw o Miles (Simon), o jugando uno contra uno después de la práctica, o cuando estaban todos aquí en el verano entrenando, él va lo más fuerte que puede, y hace todo lo que puede hacer para tratar de ganar. Es el tipo de gente y el tipo de cultura que queremos tener cerca”.

Su caudal ha sido tan impresionante que amerita un repaso de lo hecho por otros novatos en la memoria reciente.

Es por eso que, analizando la última década, vale comparar su producción con los mejores de cada año, entre ellos varias de las selecciones No. 1 y/o aquellos que se consagraron Novatos del Año. Otros valores que han superado gratamente sus proyecciones, como el letón Kristaps Porzingis o el francotirador Devin Booker, también figuran para completar la muestra.

Kuzma y los demás en la lista a continuación tienen el mérito extra de brillar desde el principio de sus carreras. Otros como Blake Griffin, Joel Embiid o Ben Simmons, estrellas que se han ganado o se están ganando ese mote por esfuerzo propio, han tenido un año para acostumbrarse a todos los factores externos que vienen con el hecho de saltar al profesionalismo. Sin quitarles mérito – sus ausencias en sus verdaderos años de novato fueron por lesiones de gravedad – la ventaja de saltar a la cancha con la vida organizada y una campaña de adaptación al mundo NBA no debe ser descontada.

En este experimento tomé la que, aproximadamente, representa el mejor lapso de 30 partidos de una gran parte de las súper estrellas que han llegado a la NBA en la última década. Aquí incluyo las fechas para aportar contexto e ilustrar si lo lograron en los primeros meses, a mediados de temporada o con un cierre furioso.

Kuzma Tabla Comparacion

El orden de la lista está organizado por la estadística GameScore de Basketball-Reference, que intenta darle una valoración ya sea a un juego o a una seguidilla de partidos.

Sin embargo, el ranking de estos jugadores no es realmente lo importante, sino una manera de graficar la compañía entre la que se encuentra Kuzma tras este comienzo de temporada.

Si uno saca su debut ante los Clippers el 19 de octubre, los siguientes 30 partidos de Kuzma ofrecen la siguiente producción:

Son 18.5 puntos, 6.9 rebotes, 1.8 asistencias, 0.4 robos, 0.3 tapones, con un soberbio 49.9 por ciento en tiros de cancha y un candente 42.1 en triples.

La lista obviamente no es exhaustiva, pero entre esas luminarias, Kuzma tiene mejor promedio en tiros de cancha que todos menos Karl-Anthony Towns y Anthony Davis (ambos pivots con pocos o nulos intentos lejos del canasto). Ya enfocándonos en los triples, su porcentaje es el más alto, incluso por arriba de la muestra de Kyrie Irving, que disparó 41.5 en el que fue esencialmente su cierre de temporada.

“Es su ética de trabajo”, explicó Walton. “Cuando llegamos aquí y lo escogimos, él tenía un buen tiro pero era inconsistente en cuanto a su punto de impulso. Él solo comenzó a trabajarlo, cada día, todo el día. Todavía hay cosas en las que está trabajando en su tiro, pero cambió su tiro rápidamente en cuanto a hacer que el tiro luzca similar cada vez que dispara. Con él es trabajo duro. Ama estar en el gimnasio, ama trabajar, y lo ha desarrollado más rápido que lo que la gente pensaba. Viene de la simple idea de trabajar duro y tener éxito”.

Si se tiene en cuenta que la muestra es esencialmente toda la carrera profesional de Kuzma, se pueden sacar conclusiones para ambos lados.

La primera es que es realmente difícil para un jugador perimetral disparar 50 por ciento en tiros de cancha y 40 por ciento en triples a lo largo de una temporada entera. Para poner en contexto, solo Otto Porter y Gary Harris lo consiguieron en 2016-17 entre jugadores calificados. La temporada anterior a esa solo Stephen Curry y Kawhi Leonard conformaron la lista.

La contracara es que de estos 30 juegos, Kuzma solo fue titular en la mitad (15), y que sus números recientes van en ascenso. El ala-pivot promedia 21.5 puntos, 7.8 rebotes y 2.0 asistencias en 50 por ciento de cancha y 47.6 en sus últimos 10.

Kuzma no ha bajado su rendimiento ni como titular, primero, ni ante el aumento de minutos que llegó por la lesión reciente de Brook Lopez. Al contrario, algo que ha sorprendido gratamente a Walton.

“Es realmente impresionante”, dijo Walton sobre la cantidad de minutos disputada por él y otros jóvenes como Lonzo Ball y Brandon Ingram. “Han jugado más minutos de los que quería darles entrando a la temporada y han hecho un gran trabajo de no mostrar la fatiga, al menos hasta ahora”.

Lo hecho hasta ahora incluso le ha permitido meterse en conversaciones impensadas. Por ejemplo, tras el partido ante los Timberwolves él se convirtió en el primer novato de Lakers con tres juegos consecutivos de 30+ puntos desde que Magic Johnson lo hiciera en la temporada 1979-80.

Está claro que los Lakers estaban felices de haberlo conseguido al final de la primera ronda – lo tenían ubicado mucho más alto en sus proyecciones – pero nadie, ni la gerencia, ni Walton ni la afición se imaginaba algo así.

Y es que hoy por hoy Kuzma se ha convertido en la carta fuerte de los Lakers.

“Creo que mostró la habilidad en la Liga de Verano, pero obviamente hay que darse cuenta contra quién juegas en la Liga de Verano y cómo es la NBA”, señaló Walton. “Mostró la habilidad de ser capaz de ser ese tipo, y en la pretemporada estaban aquí trabajando, enfrentándose y jugando, y era cada día que lo traía y lo traía y quería trabajar más. Llamando gente los fines de semana para que vinieran a jugar, y llamando a los asistentes a que vinieran. Cuando llegas a la temporada esperas que se choque contra la pared de los novatos, o que se encuentre con competición de un nivel más alto, y eso no lo afecta. Tiene malas noches pero sigue viniendo. Está haciendo un gran trabajo de establecerse desde temprano en la temporada en cuanto a ser un novato y conseguir el respeto de la liga y sus compañeros”.

Su confianza y comportamiento no han cambiado desde el día que llegó. Al final, parece que todos nos estamos enterando recién de lo que Kuzma siempre supo.

“Trabajo duro y siento que debería estar haciendo esto”, avisó. “Así que no es un sentimiento tipo sorpresa, pero definitivamente es lindo alcanzar marcas y todo eso”.

Los Lakers tienen en sus manos a un jugador que, a los 22 años, se encamina hacia cosas grandes – cosas que solo un puñado de los más talentosos jugadores jóvenes de la NBA son capaces de lograr.

Artículos Recientes