Presentado Por

Lanzo Ball cumplió en su debut en Madison Square Garden pero no pudo evitar la derrota de los Lakers.
(Nathaniel S. Butler/NBAE/Getty Images)

Lakers caen en tiempo suplementario ante los Knicks

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – Los Lakers forzaron la prórroga pero no pudieron completar la faena en le Meca del baloncesto.

Una actuación superlativa del letón Kristaps Porzingis (37 puntos y 11 rebotes) – pese a la sólida defensa de los laguneros sobre él a lo largo de la noche – fue la diferencia entre dos equipos que apenas se sacaron ventajas en 53 minutos de juego.

Los dirigidos por Luke Walton empataron el partido con un triple de Kyle Kuzma en el ocaso del cuarto periodo pero se quedaron sin resto en el tiempo suplementario, en un partido en el que Brandon Ingram falló mucho en el goleo y Lonzo Ball terminó con molestias en su rodilla izquierda.

Fue precisamente el novato de Chino Hills quien terminó como figura, anotando 17 puntos (3/6 en triples) puntos, capturando ocho rebotes y repartiendo seis asistencias, con dos robos y una (costosa) pérdida en 40 minutos. El base redondeó un muy buen debut profesional en Madison Square Garden, y compartió un momento especial con Porzingis en el tercer cuarto en el que ambos intercambiaron canastas y pusieron a delirar al público neoyorquino.

Sin embargo, tras chocar rodillas con Kentavious Caldwell-Pope en ese tercer periodo, el armador no volvió a ser el mismo sobre el cierre del encuentro, y los Lakers lo extrañaron.

Tampoco alcanzó una muy buena labor de la banca, acentuada por los 19 puntos de Kuzma (con seis rebotes), los 13 de Randle y los 12 de Clarkson.

Los Lakers lamentarán haber dejado ir una ventaja de dobles dígitos en la primera mitad, en un partido en el que repartieron 24 asistencias en 42 canastas.

La contracara fueron las 16 pérdidas y un rendimiento dispar de la defensa, que no pudo frenar a un conjunto de los Knicks que disparó 51.2 por ciento en tiros de cancha en la segunda mitad.

Con esto los Lakers cortaron una pequeña racha triunfal, y ahora se dirigirán a Cleveland, donde enfrentarán a los Cavaliers el jueves.

Artículos Recientes