Presentado Por

Lakers volvieron al trabajo el martes tras la derrota ajustada ante los Clippers.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers, entre frustración y optimismo de cara al futuro

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

EL SEGUNDO – La palabra ‘frustración’ fue la más frecuente tras la sesión de entrenamientos del martes en el UCLA Health Training Center.

Sin embargo, el semblante de Luke Walton y los miembros del plantel estuvo lejos de ser negativo o pesimista.

La sensación que quedó es que el equipo dejó escapar un triunfo que estaba al alcance de la mano, y combinado con derrotas recientes ante Phoenix y Sacramento, irrita el hecho de no poder definir ciertos partidos.

“Uno definitivamente está frustrado”, dijo el entrenador de los Lakers. “Con el esfuerzo que nuestros muchachos pusieron, nos dimos la chance de ganar el juego. Creo que la frustración viene porque los errores que estamos cometiendo son fáciles de corregir. Las pérdidas, bandejas falladas, tiros libres fallados, son cosas que nosotros podemos corregir, y jugadas que podemos hacer como grupo que nos darán una mejor chance de ganar. Hay que usar esa frustración para ayudar a motivarnos”.

Larry Nance, Jr. interpretó el mensaje como un aspecto ilusionante, haciéndose eco de declaraciones de sus compañeros en las últimas semanas sobre la idea de que el equipo ha jugado mejor de lo que indica el récord de ocho victorias y 12 derrotas.

“Fue un mensaje muy positivo”, opinó. “(Los Clippers) son un buen equipo, y hay bastantes buenos equipos con los que nos hemos mantenido (cerca). Solo ha sido una pérdida ocasional aquí, o tiros libres fallados o algo tan pequeño que si un equipo como nosotros, un equipo súper joven puede arreglar, estamos en todos los juegos. Eso es promisorio por si solo”.

El partido dejó algunas otras secuelas, como la mala racha en el tiro de Lonzo Ball, la ausencia de Jordan Clarkson en los minutos finales o las críticas del entrenador a Kyle Kuzma por su rendimiento defensivo. Walton dijo entender las caras largas, pero instó al plantel a canalizar esa energía al servicio del equipo.

“Deberías estar frustrado cuando te sacan, pero somos un equipo, somos una familia…y debes poner esa bronca a un lado, esa frustración individual y estar ahí para apoyar y alentar a tus compañeros que están en la cancha”, aseguró.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

La caída ante los vecinos de STAPLES Center llegó en un momento interesante. De aquí a fin de año, los Lakers enfrentará a los Warriors y Rockets tres veces, y tendrán visitas complicadas a Philadelphia y Cleveland. A priori, se supone que esta seguidilla es la parte más dura del calendario de la temporada 2017-18.

“No lo miramos así”, retrucó Walton. “Es una tarea abrumadora si lo miras así. Lo vemos como, ¿qué vamos a hacer hoy? Vamos a controlar lo que podamos y trabajar de la manera que nuestros jugadores se están acostumbrando a trabajar. Para mí, el mensaje hoy fue que estamos en el proceso de construir una identidad, nuestra cultura, la que es nuestra actitud como grupo – no individualmente. Ahí es donde está nuestro foco este próximo mes”.

Ball dijo estar ansioso por afrontar lo que se viene.

“Vamos a ir y competir”, avisó. “Estamos esperando el reto de este mes, será gigante para nosotros. Tenemos que juntarnos y jugar duro todos los partidos”.

Un factor del que se ha hablado poco – al menos en público – es el de uno de los objetivos del cuerpo técnico y el plantel: los playoffs.

“Es definitivamente algo que yo sigo de cerca”, confesó Nance, Jr. “Es algo que me encantaría para este equipo, que a todos aquí les encantaría para este equipo. Es algo realista, especialmente con como se están dando las cosas en este momento”.

El ala-pivot, recién regresado de su fractura en la mano izquierda, explicó que esta es una estrella norte que les permite reagruparse en momentos de adversidad.

“Sonará cursi, pero estamos todos juntos en eso”, agregó. “Es algo de lo que Luke nos habla un poco, algo que hablamos entre nosotros y nos mantiene enfocados. Tras un último partido difícil, es fácil estar enojados, pero al instante nos damos cuenta que hay un plan más grande y nos tenemos que enfocar en el octavo puesto, todavía podemos alcanzarlo. Eso nos trae de vuelta a la tierra y nos reenfoca”.

Artículos Recientes