Presentado Por

Kentavious Caldwell-Pope lideró a los Lakers con 29 puntos, su mejor producción de la temporada.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers sufren derrota consumada en los detalles

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – Los detalles fueron la diferencia entre Lakers y Clippers.

Tiros libres fallados. Ejecución defensiva al final. Pérdidas. Disparos apurados.

Los pupilos de Luke Walton dejaron escapar un partido que, incluso en los minutos finales, parecía ampliamente ganable. En un encuentro atípico, por el exceso de faltas en ambos lados y las desatenciones defensivas, los laguneros llegaron al tramo final en ventaja, arriba por 103-95 a 8:05 del final.

A partir de allí se dio una cadena de desatenciones que llevaron al resultado final, y los Lakers ni siquiera pudieron aprovechar la ausencia de Blake Griffin, quien vio los últimos cuatro minutos desde el vestuario por una lesión de rodilla.

Walton lamentó la acumulación de fallos.

“Hay pequeñas cosas que tienes que hacer en el juego de baloncesto para ganar, y no hicimos suficientes de esas, incluyendo pérdidas en contragolpe, o dar pases entre las piernas con razones innecesarias”, señaló. “Eso es algo de lo que pasa cuando estás tratando de desarrollar a un equipo joven al mismo tiempo. Ojalá aprendamos de esto. Les dije que jugaron lo suficientemente duro para ganar, que compitieron lo suficientemente duro para ganar, solo que no hicieron las cosas pequeñas lo suficientemente bien como para ganar contra un equipo que obviamente tiene algunos caballos bastante buenos”.

Los Lakers cometieron 29 faltas y los Clippers terminaron 28/30 en la línea de tiros libres. El equipo también tuvo 16 pérdidas, de las cuales los locales generaron 16 puntos. Y quizás en el pecado mayor, los laguneros dispararon 16/24 cuando ellos debieron dirigirse a la línea de los suspiros.

“Cometimos tantos pequeños errores que, si arreglamos una o dos pérdidas aquí, o metemos tres tiros libres allá, es un juego diferente”, explicó Larry Nance, Jr. “Es un equipo muy bueno el que enfrentamos, y es promisorio que nos hayamos mantenido con ellos y hayamos absorbido cada golpe y pegado los nuestros. Fuimos capaces de mantenernos, y una derrota es una derrota, pero también es un (aspecto positivo)”.

Precisamente fue Nance, Jr., en su regreso, el que se llevó la mayor parte de los elogios de Walton. En 30 minutos, el ala-pivot terminó con nueve puntos, ocho rebotes y cuatro pérdidas. Sin embargo, con él en cancha los Lakers terminaron -18, en una performance para el olvido del quinteto inicial en lo colectivo.

Y es que pese a los 29 puntos de Kentavious Caldwell-Pope – su mayor registro de la temporada – los titulares nunca pudieron asentarse, creándole un dolor de cabeza a Walton a lo largo de la noche.

“Necesitábamos tratar de encontrar el equilibrio entre anotación y defensa”, apuntó el entrenador. “Tuvimos que ir a muchas alineaciones diferentes al comienzo por problemas de faltas. Teníamos a algunos jugadores encendidos ofensivamente que no estaban jugando nada de defensa, y luego a jugadores que estaban encendidos defensivamente que no estaban haciendo jugadas en el lado ofensivo. Estábamos buscando una buena combinación de esa mezcla”.

Desde la banca aportaron su cuota usual Jordan Clarkson (17 puntos con ocho rebotes y cinco asistencias) y Julius Randle (11 puntos y tres rebotes). Además, Kyle Kuzma anotó 15 en su regreso a la banca y Josh Hart lideró a los Lakers con +17 en sus 22 minutos en cancha.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Walton evitó recurrir a excusas, y aclaró que la relativa falta de experiencia de sus dirigidos no es la razón por la que se les escurrió el partido.

Lo principal fue la frialdad que no tuvieron para definirlo.

“La ejecución general al final es lo más difícil y para ganar, especialmente cuando no tienes a un jugador al que darle la bola y dejarlo ir, tienes realmente que ejecutar, poner cortinas y cortar, dar el pase extra, y no hicimos eso lo suficientemente bien esta noche”, concluyó.

Artículos Recientes