Presentado Por

Josh Hart y Julius Randle fueron fundamentales para cambiarle la cara al equipo en la remontada ante Chicago Bulls.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers aprenden su lección en triunfo ante Chicago Bulls

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – Siempre es mejor aprender una lección tras irse ganador.

Los Lakers vencieron a los Chicago Bulls tras remontar un déficit de 19 puntos en un encuentro que por momentos pareció perdido pero que terminó con el STAPLES Center delirando y con sonrisas por doquier.

El partido tuvo dos historias completamente distintas, divididas por el entretiempo y un llamado de atención de Luke Walton.

“Hablé del esfuerzo”, reconoció el entrenador. “Creo que fuimos bastantes malos en la primera mitad. Me sorprendió”.

Los primeros 24 minutos fueron territorio de pérdidas, fallas y baja intensidad ante un rival que notó debilidad y lo aprovechó al máximo.

Los Bulls sacaron rédito y se escaparon de la mano de Denzel Valentine y compañía, que complementaban a la perfección el trabajo en ambos tableros de Robin Lopez.

Sin embargo, todo cambió en la segunda mitad. Los ingresos de Josh Hart y Julius Randle fueron fundamentales para cambiarle la cara al equipo.

Así como Kyle Kuzma se encargó casi en soledad de mantener a los Lakers en el partido en la primera mitad, el grupo formado por Hart, Randle (10 puntos y 10 rebotes) y Jordan Clarkson (12) se encargó de apretar las tuercas en defensa y darle rienda suelta a los contragolpes que rápidamente emparejaron el transcurso del partido.

“La mayor diferencia fue que empezamos a jugar duro”, dijo Walton. “Eso, nuevamente, es para darle crédito a Julius y Josh Hart. Esa fue la parte física, y luego mentalmente, creo que los muchachos querían ganar. Esto es parte del proceso de aprendizaje. No es suficiente querer ganar, tienes que estar enfocado mentalmente y empujar tu cuerpo incluso cuando estás cansado. Así que creo que mentalmente, dejamos de perder la bola porque era tiempo de elevar nuestro juego y tratar de regresar al partido, y luego físicamente, el esfuerzo que dieron Josh Hart y Julius realmente cambiaron la manera que estábamos jugando”.

Kuzma coincidió plenamente.

“Probablemente no hubiéramos ganado sin ellos”, destacó.

El cambio fue dramático. De 14 pérdidas en la primera mitad, a una en la segunda. De un 46.5 por ciento permitido y 7/14 en triples en los primeros 24 minutos, a 38 puntos permitidos en la segunda mitad, con 28.9 de cancha y 4/22 desde lejos.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Los Lakers levantaron la agresividad y poco a poco todos se fueron contagiando. Brandon Ingram volvió a atacar ferozmente el canasto, mientras que los regresos a la pista de Lonzo Ball y Kentavious Caldwell-Pope fueron la gota que rebalsó el vaso.

“Queríamos venir y mantener el mismo ritmo”, explicó Caldwell-Pope. “(Los miembros de la segunda unidad) estaban un poquito fatigados, y nosotros veníamos frescos desde el banco, y queríamos mantener el mismo ritmo que ellos tenían”.

El base no estaba teniendo una buena noche con el tiro, pero Walton no dudó en volver a mandarlo a la cancha.

“Esperábamos lo que nos dio”, dijo el entrenador. “Que son jugadas ganadores…y Zo tiene la costumbre de hacer jugadas ganadores y obviamente mostró que es un reboteador muy, muy bueno, y necesitábamos eso. Tuvimos un par de jugadas en la que las bolas picaban por todos lados porque no teníamos tamaño y él entró y nos dio eso. Obviamente cuando está en la cancha, especialmente al final del partido, uno se siente confiado con las decisiones que va a tomar”.

Ball terminó con ocho puntos, 13 rebotes y cuatro asistencias, además de un triple clave en plena remontada. Del resto se encargó KCP con un par de dagas en contragolpe para concretar una remontada que parecía improbable una hora antes.

Al final, y pese al susto y los sobresaltos de la primera mitad, Walton se fue conforme.

“Sí, es una oportunidad de aprendizaje para los muchachos estar abajo por (19) y darse cuenta que no necesitas tiros de héroe, solo necesitas apretar lo que estamos haciendo y puedes volver al juego”, cerró el estratega lagunero.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Artículos Recientes