Presentado Por

Kyle Kuzma consiguió la marca más alta de su carrera con 30 puntos pero los Lakers cayeron en casa ante Phoenix.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers pagan caro un mal comienzo ante Suns

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – La tercera fue la vencida entre los Lakers y los Suns.

Tras dos victorias de los laguneros en condición de visitante en el desierto de Arizona, los visitantes consiguieron revancha en una pálida actuación de los dirigidos por Luke Walton.

El equipo no logró mantener el rendimiento ofensivo de las últimas semanas, y en ofensiva repitió viejos errores que, como en partidos previos, terminaron pagando caro.

Walton había adelantado por la mañana que los Suns saldrían con sed de venganza, y así y todo los Lakers no pudieron hacerles frente.

“Por la razón que sea, pese a que lo mencionamos, no pensamos que iban a salir a jugar tan duro y jugar tan bien”, opinó. “Es un gran momento de enseñanza, un momento de aprendizaje para nuestros muchachos en cuanto a que todos en la NBA son buenos. Solo porque venciste a un equipo dos veces, eso no significa que somos mejores que ellos.

El estratega no dudó en darle crédito a su oponente, aunque recalcó la mejoría del equipo con el correr de la noche.

“Esta noche Phoenix jugó más duro, especialmente la primera mitad”, observó. “En la segunda mitad hicimos un buen trabajo de competir, pero requiere más que una mitad de baloncesto para ganar partidos. Ellos merecieron ganar el partido esta noche”.

Los visitantes dispararon 47.1 por ciento (13/22 en triples) y repartieron 28 asistencias camino a anotar 122 puntos, cifra que los Lakers no permitían desde su segundo partido de la temporada – coincidentemente ante el mismo rival de esta noche.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

“No igualamos su intensidad”, resumió Brandon Ingram, quien anotó 17 puntos pero con un nivel que fue de mayor a menor.

Pese a encontrarse en un pozo de 16 puntos, los Lakers lograron reinsertarse en el partido en el tercer cuarto. Sin embargo, las pérdidas se encargaron de cortar el envión provocado por una defensa más disciplinada y algunos arrestos individuales del plantel.

En total fueron 19 – para 14 puntos de los Suns. Muchas de estas fueron en contragolpe, el tipo de errores no forzados que más duelen.

“Esta noche tuvimos cuatro o cinco pérdidas en transición – me encanta que estemos tratando de salir y hacer jugadas por el otro, y jugar rápido - pero no podemos darnos el lujo de desperdiciar la bola cuando tenemos oportunidades de anotar tras conseguir frenarlos en defensa”, explicó.

Lonzo Ball se sumó a la autocrítica.

“Fuimos descuidados con la bola”, aseguró. “Muchos de esos fueron en transición, algo que es un doble negativo porque es una oportunidad de anotar y les devolvemos la pelota. Tenemos que ser más inteligentes con la bola”.

El resultado arruinó otra noche fantástica de Kyle Kuzma, quien por segundo partido consecutivo estableció su mejor marca en la NBA. El novato terminó con 30 puntos y 10 rebotes, disparando 11/23 de cancha.

Walton alabó su actuación, en la que anotó 28 de sus 30 en la segunda mitad, pero al mismo tiempo lo señaló entre los que podrían haberlo hecho mejor en el comienzo.

“Cuando estamos jugando de la manera correcta, y cuando jugamos con energía y compitiendo, él es un emparejamiento de pesadilla para los rivales”, apuntó. “En la primera mitad tomó varios tiros fuera de equilibrio, rápidos, y no lo que estábamos buscando. Creo que en la segunda mitad hizo un mejor trabajo de tomar lo que la defensa le daba…crédito a él por recuperarse en la segunda mitad, pero también necesitamos mejores comienzos, no solo de su parte, sino del equipo”.

Kuzma se convirtió así en el primer novato de los Lakers con 30+ puntos y 10+ rebotes desde Magic Johnson en 1980, y en el primer novato con 30 puntos en sus primeros 16 juegos desde Eddie Jones en 1994.

Sin embargo, el oriundo de Flint (Michigan) no ocultó su decepción.

“Está bien, pero soy un ganador”, avisó. “Me gusta ganar. Las estadísticas no me importan, solo trato de jugar duro y quiero ganar”.

Pese al resultado adverso, el calendario no ofrece un respiro. Los Lakers volverán a los entrenamientos el sábado, con duelos ante Denver (domingo), Chicago (martes) y Sacramento (miércoles) en el porvenir.

“Lo importante para nosotros es que aprendamos de nuestros errores, que mantengamos la frente en alto, y que sigamos trabajando…para llegar adonde queremos estar”, concluyó Walton.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on

Artículos Recientes