Presentado Por

Kyle Kuzma brilló con 22 puntos, la mejor marca de su carrera.
(Ty Nowell/Lakers.com)

Lakers sufren derrota agónica en visita a Portland

by Rodrigo Azurmendi
Reportero en español

LOS ÁNGELES – De la euforia a la agonía hubo apenas un paso.

O más específicamente, un bombazo de Damian Lillard con 0.7 segundos en el reloj para darle el triunfo a los Trail Blazers y arruinar la que fue una más que sólida actuación para los Lakers en la carretera.

Tras un primer cuarto en el que los locales cerraron con una lluvia de triples, los laguneros se asentaron y redondearon un gran partido en ambos lados de la cancha, borrando un déficit de 18 puntos y llegando a los últimos minutos arriba en el marcador.

La lesión de Larry Nance, Jr. – fractura del segundo metacarpo de su mano izquierda – alteró la rotación y le cortó el flujo a una primera unidad que gozaba de sus mejores minutos juntos en la temporada. De la mano de un Brook Lopez incontenible, el equipo le hizo frente a una de las mejores cinco defensas de la NBA hasta el momento.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

El pivot cerró la noche con 27 puntos (su mejor registro vestido de púrpura y dorado) y con él los Lakers estuvieron +9 en sus 29 minutos sobre el parquet.

El casi héroe Kentavious Caldwell – un triple suyo empató el partido a 15.5 segundos del final – y Brandon Ingram también se lucieron en ambos lados de la cancha, siendo claves en la remontada que estuvo muy cerca de darle a los Lakers su primer triunfo en Portland desde marzo de 2014.

Por su parte, la banca hizo lo suyo, con un Kyle Kuzma cada vez más importante. El novato logró la mejor marca de su carrera con 22 puntos, en otra noche acertada en la que disparó 10/17 en tiros de cancha. El producto de Utah tuvo la última palabra para los Lakers, pero su triple encontró la resistencia de la parte delantera del aro con el reloj ya expirado.

Jordan Clarkson (14 puntos) y Julius Randle (ocho puntos y seis rebotes) también colaboraron pero el esfuerzo colectivo murió en la orilla pese a que los Lakers solo permitieron cuatro puntos de contragolpe.

En líneas generales los pupilos de Walton hicieron un partido prolijo, con solo 11 pérdidas. Sin embargo, la mayor puntería exterior de los Trail Blazers (9/22 en triples) sirvió para suplir un 46.5 por ciento en tiros de cancha que fue ampliamente inferior al 54.4 de los visitantes.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Artículos Recientes