featured-image

Lakers apuestan por veteranía y talento con MWP y Robinson

EL SEGUNDO – Metta World Peace y Thomas Robinson fueron los grandes ganadores de la pretemporada 2016 de los Lakers.

El veterano, por segundo año consecutivo, logró ganarse un puesto en el plantel pese a llegar con un contrato no garantizado, mientras que el talentoso ala-pivot derrocó a Yi Jianlian para permanecer en Los Ángeles.

“Yi ha tenido mucho éxito en su carrera y creo que quería un rol más grande, más minutos de los que teníamos disponibles”, reconoció Walton.

Robinson, la quinta selección del Draft 2012 de la NBA, pudo haberse beneficiado por su predisposición a adaptarse a un rol menor, al menos desde el comienzo.

“Se ganó su lugar (al entregarse) todos los días, compitiendo, jugando con un montón de energía y generando posesiones extra”, explicó Luke Walton. “No voy a decir que ese será su único rol de aquí en adelante, pero esperamos que continúe jugando de esa forma”.

Pese a haber jugado en cinco equipos distintos en sus cuatro años en la NBA – Sacramento, Houston, Portland, Philadelphia y Brooklyn – Robinson logró demostrarle a Walton que era merecedor de una nueva oportunidad.

“En el último partido de pretemporada fue el ejemplo perfecto de lo que puede hacer y eso es entrar y cambiar la energía del partido”, dijo el entrenador. “Entró y atrapó dos o tres rebotes ofensivos y tuvo un 2+1 en la pintura. Si los partidos no están yendo como queremos, siento que él y/o Metta son buenos para entrar y darnos un poco de fortaleza”.

El jugador reconoce que su camino no ha sido el más placentero, pero dijo que la clave ha sido encontrarse como jugador.

“Me apegué a lo que soy”, avisó. “Eso era importante para mí llegando aquí, como jugador y para mi carrera”.

Robinson, quien también contó que no pudo dormir el domingo por la noche por los nervios, se mostró aliviado y listo para el próximo desafío.

“No puedo decir que estoy emocionado, porque quedé en el equipo pero nada está hecho todavía”, observó. “No debería estar en esa posición son cosas que pasan. Debo seguir adelante”.

Walton agregó que está sorprendido por cómo Robinson no ha podido encontrar continuidad en ningún equipo.

“Estoy en shock, honestamente”, dijo. “Ha sido fantástico. Ni siquiera estaba en mi radar, pero empezó a venir (a jugar) en los partidos de verano, y todos los días el equipo en el que él estaba, ganaba. Era de los mejores jugadores de la cancha, y hablé con la gerencia y les dije (que deberían fírmalo). Asumí que en una situación más estructura veríamos por qué no ha quedado, pero ha sido fantástico en todo el campamento, y no solo jugando, sino la manera que interactuó con sus compañeros”.

METTA SOBRE AB

La otra sorpresa, si se quiere, fue la continuidad de World Peace, que significó la partida de Anthony Brown.

“Eso fue duro”, dijo Walton. “Con el equipo que tenemos y los jóvenes, tenemos tantos 2’s y 3’s, y con Nick (Young) jugando lo bien que está jugando, habiendo firmado a (Luol) Deng, habiendo escogido a Brandon (Ingram), era difícil encontrarle oportunidades”.

Lou Williams, Jordan Clarkson y hasta José Calderón son otros jugadores que estaban por delante de Brown en su puesto, por lo que este terminó siendo uno de los damnificados.

Walton también sugirió que la intensidad de MWP y Robinson los puso un escalón por arriba.

“Metta World Peace y T-Rob (se entregaban) cada día”, reiteró. “Ellos nos daban una dureza que creo que necesitamos, un liderazgo vocal, algo de experiencia, y hablando con los muchachos (de la gerencia), pensamos que eso era lo más valioso para esos últimos cupos”.

La mera presencia de World Peace, y la relación que tiene con los jugadores más jóvenes, terminó inclinando la balanza.

“Él viene todos los días, se queda hasta tarde, corre, habla con los jugadores jóvenes sobre sus experiencias y sobre lo que ve”, dijo Walton. “Es alguien en quién yo confío”.

El veterano se mostró contento por poder afrontar su decimoséptima temporada en la NBA, reconociendo que no fue tarea fácil y que debió nuevamente ganarse su cupo.

En cuanto a su rol, World Peace fue claro y conciso.

“Seré el Metta de siempre”.