NBAE/Getty Images

Temporada 2013-14 en el recuerdo: Hitos y Records

Por Miguel Ángel Martín

Colaborador de Timberwolves.com

@BerkutMartin

Recordando lo acontecido en la pasada temporada, hay que mencionar determinados momentos de la misma en la que los Lobos destacaron dentro de la Liga por lograr hitos y records para la organización, que pasarán a la historia.

A nivel de conjunto, un partido marcó la diferencia respecto del resto. Fue en el partido que disputaron los Lobos y los Lakers en el Target Center el 28 de marzo, y que acabó con victoria local con una marca total de 143 puntos. En eso único partido los Timberwolves lograron batir el record de la franquicia de anotación del equipo en un solo partido y el record de porcentaje de acierto en tiros de campo en un partido.

Los Lobos llegaron a lograr a elevar su acierto hasta el 67.1 por ciento, lo que sin duda ayudó a lograr la anotación final que se dio en el Target Center.

Kevin Love también quiso ser recordado por este gran partido y se convirtió en el vigésimo quinto jugador, desde la temporada 1985-86, en lograr un triple doble de puntos, rebotes y asistencias, en solo 29 minutos o menos. Se ha convertido en el cuarto que lo logra esta temporada, después de que lo lograsen Russell Westbrook, Jeremy Lin y Stephen Curry.

Ya en el aspecto individual, el propio Kevin Love, además de Ricky Rubio, Kevin Martin, Corey Brewer y Gorgui Dieng fueron algunos de los protagonistas más destacados de este particular libro de los grandes momentos de los Lobos en la temporada 2013-2014.

Kevin Love terminó la temporada pasando a los anales de la historia de la NBA, por ser el primer jugador en promediar 26 o más puntos, 12 o más rebotes y 4 o más asistencias durante toda la temporada desde que Kareem Abdul-Jabbar y Bob McAdoo lo hicieron en 1975-76.

Una temporada de grandes momentos para Love, que tiene como gran momento el All Star de Nueva Orleans. En Enero se dio a conocer que Kevin Love representaría al Oeste de la NBA como titular, al lograr un total de 661.246 votos, superando a Dwight Howard en esa carrera por la titularidad del Oeste. De este modo se convirtió en el segundo jugador de los Timberwolves en participar en el Juego de las Estrellas como titular, después de que lo lograse Kevin Garnett.

Este gran mérito para su carrera y para los Lobos, fue un gran premio para recompensar una temporada en la que consiguió su record personal en dobles-dobles, con un total de 65, liderando la liga en doble-dobles, además de terminar con 190 tiros de tres puntos, lo que supone un nuevo record de franquicia.

Ricky Rubio también puso su granito de areno para lograr que los Lobos recordasen esta temporada como un año en el que se batieran algunas marcas históricas. Logró superar el record de asistencias en un partido, gracias a los 17 pases ganadores que repartió en una partido frente a Indiana, que terminó con victoria de los Lobos por 104-91 en el Target Center.

Pero no fue su único momento de gloria. En un partido en Brooklyn frente a los Nets,  conseguió su robo número 176, con lo que lograba superar los 175 robos de balón que consiguió Tyrone Corbin, en la temporada 1989-90 (en la primera de las dos temporadas que estuvo en Minnesota). Finalmente, Rubio terminó logrando un total de 190 robos de balón, lo que supone el nuevo record de la franquicia en robos para una temporada.

Además Ricky estuvo peleando hasta el final con Chris Paul por terminar la temporada como el mejor de la NBA en robos de balón. Mientras que el base de los Clippers terminó con una media de 2.48, el base de los Lobos terminó con una media 2.32.

También Kevin Martin, en esta temporada ha vivido momentos de records. Su momento llegó cuando realizó todo una exhibición frente a Denver, desde la línea tiros libres, en el segundo partido de marzo. Minnesota anotó 52 tiros libres, algo que no se había producido en la NBA desde que el 19 de Noviembre de 1999, en un Lakers vs los Bulls, donde Shaquille O´Neal anotó 19 tiros libres de 31 intentos. Martin logró anotar 16 de 17 intentos.

Algo lejos del record de la NBA, que sigue estando en un partido entre los Suns y los Jazz, el 9 de Abril de 1990. Los Suns anotaron 61 tiros libres y Kevin Johnson logró 24 de ellos, pero Martin vivió un momento mágico, que reforzó su rol en el equipo, sobre todo teniendo en cuenta que esto sucedió al poco de su regreso al equipo tras la lesión sufrida esta temporada.

Pero si un momento será recordado con especial cariño por los fans de los Timberwolves será el día en el que Corey Brewer logró anotar 51 puntos frente a Houston en el Target Center, logrando una victoria más en la recta final de la temporada regular.

Esos 51 puntos fueron una de las mejores actuaciones de un jugador de la franquicia en los últimos años y marcó la temporada del regreso de Brewer a Minnesota, tres temporadas después.

Para terminar con esta temporada de hitos y records, mencionar la temporada que realizó Gorgui Dieng, siendo una de las sensaciones de los Lobos en 2014. Su nombre resaltó sobre el resto como un rookie con gran potencial, que le puede brindar a Minnesota un gran futuro.

Su sensacional recta final de temporada le valió ciertos reconocimientos por parte de la NBA, siendo nombrado Rookie del mes de marzo en la conferencia Oeste. Un excelente logro, que le conviertió en el quinto jugador de los Lobos que lo logra, después de que lo consiguieran Marbury (enero de 1997), Foye (diciembre de 2006), Love (marzo de 2009) y Rubio (enero de 2012). La NBA también tuvo el honor de incluir a Dieng en el segundo equipo de rookies de la temporada.

De este modo terminó la temporada de los Lobos, que a pesar de no lograr en los playoffs, logró 40 victorias por primera vez en casi una década y vivió un gran número de momentos inolvidables que ayudaron mucho a disfrutar de los Lobos en la pasada temporada. Una temporada que pasará a la historia de la franquicia por ser un año en el que escribieron nuevos records importantes para Minnesota.

Hasta pronto desde España. 

Related Content