P. J. Tucker usa su status de “Underdog” a su favor

Por Greg Esposito, Suns.com
Posted: October 17, 2013

Traducido al Español por: Oscar Minan-Raffo

¿Qué es mejor: ser un pez pequeño en un estanque grande o un pez grande en un estanque pequeño?

Es una pregunta que el autor Malcolm Gladwell presenta en su nuevo libro. David y Goliath: “Underdogs, Misfits and the Art of Battling Giants”.

Gladwell, cita el caso de un estudiante universitario que era el primero de la clase durante la escuela secundaria y se veía en el dilema de elegir entre una universidad de la “Ivy League” y una institución educativa de nivel medio. El joven estudiante terminó por tomar la misma decisión que todos nosotros haríamos si la economía no fuera un problema. A continuación, Gladwell propone un dilema interesante, un predicamento, sin embargo: ¿fue la decisión correcta?

A primera vista, parece que tiene casi tanto sentido como cuando el abuelo Joe celebra al darse cuenta que Charlie tenía un boleto de oro para conocer a Willy Wonka. Pero basado en el análisis estadístico - o como lo llamamos en el deporte - análisis homeslice - Gladwell determinó que la decisión tomada pudo haber sido perjudicial.

El alumno en cuestión, pasó de ser "hombre grande en el campus" de la escuela secundaria a ser un alumno de primer año “borderline” promedio de la universidad sobre la que basó su decisión. Ahora, no era que se había convertido en un ser menos inteligente, sino que el nivel de talento a su alrededor se había vuelto exponencialmente superior . Así, en lugar de prosperar en el ambiente educativo de nivel medio, el estudiante abandonó la materia que amaba completamente, por algo mucho más sencillo.

Esa es la misma historia que se ha visto en la NBA para muchos jugadores en los últimos años. Dicho jugador entra en la liga después de ser el “alpha dog” en la universidad sólo para descubrir, al año en su carrera en la liga, que le habían perdido la confianza y por ende su lugar en la NBA. Los Suns tienen un jugador en su lista que tomó una ruta diferente, dándose cuenta de los beneficios de ser un pez grande en un estanque pequeño .

Ese jugador es P. J. Tucker.

En la universidad de Texas, Tucker estaba en la cima de su juego. Terminó su última temporada como el Big 12 jugador del año, ganó todos los honores del All-Big 12 del equipo por unanimidad y fue segundo del equipo “All America AP”. Su primer año en la NBA, sin embargo, fue una historia diferente .

Después de ser seleccionado 35 en la general del Draft de la NBA del 2006 por los Raptors , Tucker aprendió la realidad de su situación con bastante rapidez. En enero había sido enviado a la afiliada de la Toronto D -League en Colorado. En marzo había sido puesto en libertad absoluta por parte del equipo desde el otro lado de la frontera. Se había convertido en un pez pequeño en el gran estanque de la Asociación. Era una realidad que lo golpeó más duro que a Rocky Balboa en un lado del cuerpo.

"Haber sido cortado de Toronto el primer año, sin duda me ayudó con el ego", comentó Tucker. "Se te desinfla completamente. Algunas personas, se retiran ante esta situación pero otras motivan y se vuelven hambrientas en busca de otra oportunidad. "

Tucker se volvió hambriento. Aunque, a diferencia de la mayoría, el trabajo y su estrategia no incluía permanecer en la NBA. En lugar de tratar de permanecer alrededor de la liga, Tucker eligió el camino menos transitado. Él hizo sus maletas y se dirigió a Europa. Tal vez la transición fue más fácil porque se había criado en el extranjero gracias a la trayectoria militar de su padre. O tal vez él descubrió lo que Gladwell comparte en su libro más rápido de lo que muchos otros lo hacen, y con un poco de ayuda de su primer entrenador de la NBA.

"Haber sido cortado de Toronto el primer año, sin duda me ayudó con el ego ", comento Tucker. "Se te desinfla. Algunas personas, se retiran ante esta situación otras motivan y se vuelven hambrientas. "

— P.J. Tucker

El Gerente General de los Suns: Ryan McDounough no es un extraño en la búsqueda de talentos en Europa; muchachos con potencial sin explotar y que es adecuado para la NBA. McDounough está de acuerdo con que el "Eurotrip" de Tucker fue lo mejor para su carrera.

"Yo no creo que haya ningún sustituto para jugar en el campo, especialmente cuando uno es un jugador joven", el primer año añadió el Gerente a Suns.com "Puede ser un ajuste difícil para un jugador ir de la NBA a Europa, pero PJ hizo una muy buena transición en el extranjero, cuando aún estaba comenzando los 20 años".

¿Por qué fue tan beneficioso entonces?

Aun cuando era un inmenso talento cuando se le compara con los jugadores de baloncesto universitario, Tucker se encontró en el último tercio de los jugadores de la NBA a su llegada. Y mientras muchos en esa situación hacen todo lo posible por mantenerse en la liga, e incluso un puñado se hacen conocidos y se consolidan, son muchos a los que rara vez se les ve en el campo jugando . Como resultado, aquellos ven su confianza afectada al ir en contra de los jugadores en el escalón superior impidiendo así su capacidad de crecimiento.

Con este movimiento Tucker evitó la opresión de estar al final de la lista y en su lugar utilizó este valioso tiempo para mejorarse a sí mismo como individuo y su juego. Incluso se las arregló para encontrar las habilidades que lo convertirían en una valiosa pieza para una franquicia de la NBA.

"Crecimiento y madurez", dijo Tucker sobre lo que obtuvo la mayor parte del tiempo al jugar en varias ligas del extranjero. "Yendo más allá, jugando mucho y cada vez mejor fue probablemente lo más importante. Encontrarme a mí mismo como un jugador defensivo, trabajando en mi juego ofensivo y realmente creciendo cada año fue el mayor beneficio de toda esta experiencia". Concluyó.

Y vaya que lo logró. En el 2008 ganó el MVP de la Super League israelí. Al año siguiente lideró la Supe liga de Baloncesto de Ucrania en puntuación y en el 2012 fue nombrado el Jugador Más Valioso de la Super League israelí nuevamente.

"Él dominó en Europa y demostró que pertenecía claramente de nuevo en la NBA", expreso McDonough. "Creo que la experiencia como jefe de equipo y anotador principal fue invalorable para el desarrollo de PJ. " El resto es historia, mientras que Tucker ha encontrado un espacio en la NBA y está teniendo un gran impacto cada noche gracias a sus esfuerzos y su habilidad en la defensa.

Como en el ejemplo de Gladwell al no elegir una universidad, Tucker avanzó en la selección de una carrera. Puede que no sea la vía más convencional o la que la mayoría elegiría, pero a veces ser el pez grande en un estanque pequeño es mejor que ser el pequeño pez en el estanque grande. Es decir, siempre y cuando uno esté dispuesto a poner todo el esfuerzo en el trabajo.

"Tuve hambre y seguí trabajando ", dijo Tucker de su tiempo en el extranjero." Y ahora aquí estamos de vuelta en la NBA". Culminó