Por una “Hornacek-gunda” vez

Por: Brad G. Faye, Suns.com
Traducido al Español por: Oscar Minan-Raffo
Publicado: 30 de mayo 2013

El universo tiene a menudo una forma de dirigir a las personas hacia el lugar en el que estaban destinados a volver. Y como muchos viajeros descubren -en última instancia- ese destino es a menudo el mismo lugar donde el viaje comenzó. Esto se puso de manifiesto recientemente el martes, cuando los Phoenix Suns presentaron a Jeff Hornacek como su próximo entrenador en jefe.

Enrolado por los Suns en 1986 con la selección global número 46, el defensa de la Universidad Estatal de Iowa sabía que tendría mucho que demostrar si quería conseguir un puesto en la nómina con su nuevo equipo. El cuarto de los nueve novatos seleccionados por Phoenix en el "draft" de ese año, no pasó mucho tiempo para que Hornacek se distinguiese del resto de la manada.

"El objetivo para mí estaba en poner todo de mismo y no ser capaz de mirar hacia atrás con remordimiento alguno", dijo el Entrenador en Jefe a Suns.com. "Traté de mostrar mi juego y mis cualidades, a la espera que los entrenadores vieran algo en mí."

Alvan Adams, un veterano de 11 años en el momento que Hornacek se unió al equipo, compartía habitación durante los viajes de campaña con Hornacek durante esa temporada de novato, y dice que lo recuerda como un jugador que no dudó en mostrar su capacidad de liderazgo. "Tuvimos una serie de jugadores primerizos en ese equipo por aquellos años, y recuerdo que él y Kenny Gattison se destacaron como los líderes de ese grupo novato", dijo Adams. "Obviamente tuvimos algunos líderes de ese equipo entre los veteranos, pero Jeff y Kenny parecían tomar los partidos muy en serio lo que ayudó a que se diferenciaran de los otros novatos en ese equipo."

Adams menciona a Hornacek entre los compañeros de ese equipo y recuerda que lo veía como futuro entrenador. Es un gran elogio proveniente de un central que ha compartido la cancha con nombres tales como Pat Riley y Paul Westphal. Sin embargo, mientras que una gran parte de eso tenía que ver con el conocimiento de Hornacek del juego, Adams también acredita aquello a la fecha en la que fueron compañeros de equipo.

"Ten en cuenta que a principios de mi carrera, yo no estaba mirando a los chicos y mientras me preguntaba si serían buenos entrenadores o no, sólo estaba centrado en jugar al baloncesto", compartió Adams. "Pero cuando yo estaba jugando con Jeff, ya había estado en la liga desde hace tiempo y podía ver las cosas de manera distinta. Jeff era alguien que se destacó, no porque fuera rápidamente exitoso, sino porque era un estudiante del juego con un coeficiente intelectual para el baloncesto muy alto".

Adams sólo tuvo la oportunidad de jugar con Hornacek por dos temporadas, y se retiró en 1988 y dejando al equipo en las capaces manos del defensa, junto con jugadores como Kevin Johnson, Dan Majerle y Mark West. Después de la adición de Tom Chambers, aquel núcleo de jugadores ayudaría a Phoenix a lograr uno de las más impresionantes transformaciones en la historia de la NBA, cuando Phoenix pasó de ganar 28 partidos durante la campaña 1987/88 a 55 juegos una temporada más tarde.

En 1990, el mismo núcleo de jugadores ayudó a los Suns a la eliminación de Los Angeles Lakers por primera vez, un momento que Hornacek dice todavía se encuentra entre los mejores recuerdos de su carrera. Si no fuera por la lesión en los gemelos que sacó a Kevin Johnson de la competencia, el equipo podría haber llegado a ganar el campeonato de la NBA en aquella ocasión. Sin embargo, con las eliminaciones de los playoffs siguientes en 1991 y 1992, muchos comenzaron a sentir que los Suns tenían que hacer un cambio, si querían llegar a la Tierra Prometida de la postemporada.

Hornacek recuerda específicamente estar en la sala de pesas con el entonces Vicepresidente de Personal Dick Van Arsdale, cuando comenzaron a aparecer informes del descontento de Charles Barkley jugando por Filadelfia.

Irónicamente, Hornacek incluso comentó que Barkley era exactamente el tipo de jugador que los Suns podían utilizar. Poco sabía en ese momento, que la mayor adquisición en la historia de la franquicia se estaría forjando a su costa. Porque mientras el All-Star 1991 se había convertido en un favorito de los fans, también se había convertido en un producto atractivo para sus oponentes. Estos dos factores llevaron al ex presidente de los Suns Jerry Colangelo a encontrarse con una decisión muy difícil de hacer durante la temporada baja de 1992.

"En lo personal, Jeff fue uno de mis jugadores favoritos, por lo que hacer un cambio que involucró moverlo a un equipo como Filadelfia, nos hizo sentir muy mal", explicó Colangelo a Suns.com. "Esa es una de las partes del negocio que realmente no disfrutas, y aunque lo manejó como un profesional, sé que estaba herido profundamente en ese momento. Pero estábamos en una posición en la que queríamos seguir escalando la montaña y nos pareció que la adición de Barkley nos ayudaría. Dicha adquisición tenía un precio, y ese precio incluía a Jeff, un jugador que nos hubiera gustado haber mantenido con el uniforme de los Suns durante mucho, mucho tiempo ".

JoAnn Fitzsimmons, la esposa del legendario entrenador de los Suns Cotton Fitzsimmons, recuerda la decisión de enviar Hornacek a Filadelfia como una decisión difícil para Cotton, así como para ella misma.

"Cotton llamaba a Jeff su entrenador en la cancha," recordó JoAnn. "Era un jugador que hizo todas las cosas que no aparecen en las hojas de estadísticas, y era muy difícil para ambos Cotton y yo (risas) Recuerdo suplicándole a Cotton ver si había alguien más que podría dar en su lugar, pero Cotton explicó que sin Jeff no podíamos cerrar el trato. Recuerdo que cuando se conoció la noticia, fui a su casa, y la esposa de Jeff y yo lloramos mientras veíamos las noticias por la TV. Fue duro, muy duro. "

El 17 de junio, exactamente seis años después que Phoenix reclutó a Hornacek, los Suns y los 76ers culminaron el acuerdo que envió a él, Andrew Lang y Tim Perry a la "Ciudad del Amor Fraternal" a cambio del "The Round Mound of Rebound."

"Fue muy difícil", recordó Hornacek al descubrir que había sido cambiado. "Sentí que era parte de un proceso de reconstrucción en este equipo. Éramos todos muy jóvenes y todos sentíamos que íbamos a estar con este equipo para siempre. Así que fue un poco chocante y muy difícil ".

Para los Suns, pudo haber sido una decisión muy difícil de hacer, pero no pasó mucho tiempo para que la transacción pagara dividendos en la cancha. En la primera temporada de Barkley en el Valle, el equipo capturó el título de la División del Pacífico y llegó a las finales de la NBA. Los 76ers por su parte, terminaron la temporada con un récord de 26-56, y en sexto lugar en la División del Atlántico de la NBA. Dos temporadas después de haber adquirido el francotirador, los 76ers transfirieron a Hornacek a los Jazz de Utah donde recibiría la oportunidad de jugar con el legendario entrenador de esa organización, Jerry Sloan.

"Recuerdo que cuando lo adquirimos, Cotton me dijo que Jeff me iba a ayudar a hacer de mí un mejor entrenador, y eso es más o menos lo que ocurrió", Sloan recordó. "Era obviamente un tirador excelente que hizo que cada tiro parecía que iba a entrar, pero también sabía cómo hacer otras cosas en la cancha. Él nos ayudó a tener otro pasador en la cancha, que funcionaba muy bien con John (Stockton), obviamente, un buen pasador y Karl (Malone) que es un muy buen pasador para ser un hombre de gran estatura. "

Con un Salón de la Fama como fundamento, Stockton y Malone ya presentes, Hornacek era un ajuste perfecto para jugar al lado de lo que posiblemente es el mejor dúo dinámico en la historia de la NBA.

"Junto con John Stockton, Jeff es definitivamente uno de mis compañeros de equipo favoritos de todos los tiempos ", declaró Malone a Suns.com. "Sólo deseaba haber tenido la oportunidad de haber jugado con él cuando tenía ambas rodillas sanas. Mucha gente no sabe esto, pero Jeff se la paseaba cojeando antes de un partido a causa de su rodilla. Pero una vez que era la hora del juego, iba a hacer un gran trabajo ocultándoselo de los opositores cuando saltaba a la cancha".

Sloan estaba de acuerdo que Hornacek ayudó a añadir un elemento de resistencia al equipo, que fue especialmente beneficioso cuando el equipo estaba jugando fuera de Salt Lake City.

"Recuerdo que antes de adquirir Jeff, tuvimos un momento difícil para ganar como visitantes", recordó Sloan. "Pero eso cambió con bastante rapidez una vez que vino a nuestro equipo."

Después de haber sido eliminados de la primera ronda de los playoffs en la temporada antes de adquirir Hornacek, los Jazz se encenderían para alcanzar al menos las finales de la Conferencia o mejor en cuatro de sus siguientes cinco temporadas después de su adquisición. Se incluyen en estos juegos de postemporada las dos apariciones en las Finales de la NBA, donde los Jazz cayeron frente a los Bulls de Chicago. Después de una temporada de 55 victorias con los Jazz en el 2000, Hornacek se retiró del juego de baloncesto para pasar más tiempo con su familia. Cuando él y su esposa estaban buscando un lugar para llamar a su hogar, Hornacek dice que era una obvio que Phoenix debía ser parte de la conversación.

"Nos quedamos aquí por mucho tiempo y esto sólo se sentía como un hogar para nosotros", comentó Hornacek refiriéndose al Valle. "La gente aquí siempre ha sido excelente, y creo que siempre ha sido un lugar especial tanto para ella (su esposa) como para mí, yo siempre consideré a Phoenix como un lugar al que podría volver en algún momento. Y después de haber estado con los niños tanto tiempo en Utah, teníamos ganas de mostrarles una parte diferente del país".

Tras el regreso de la familia a Phoenix, sin embargo, el trabajo continuaba llamando por su regreso al norte. Y lo que comenzó como un puesto a tiempo parcial pronto se convirtió en algo más grande.

"Andrei Kirilenko preguntó a los Jazz, si podía venir a trabajar con el" explicaba Hornacek. "Era una buena situación para mí porque podía establecer mi propio horario, viajaba a Utah por un día y medio completo cada semana y trabajaba junto con él. Al mismo tiempo me daba la oportunidad de poder regresar a Phoenix y ver a mis hijos, así como asistir a los juegos en los que estaban involucrados participando"

El tiempo pasaba y de pronto, Hornacek comenzó a encontrar que era llamado por otros jugadores -no solo por el atacante ruso- del equipo buscando su asistencia.

"Lo que ocurría es que cuando Andrei no estaba en el campo, otros jugadores me pedían que trabajara con ellos también, de modo que me encontré haciendo mas y mas" recuerda Hornacek. "Luego cuando Jerry Sloan renunció, me propusieron si quería tomar el trabajo a tiempo completo, dado que ya conocía a todos los jugadores. My hija comenzaba el último año de la escuela secundaria el próximo año, así que estaba deseando que el momento fuera tal vez un año más tarde, sin embargo creo que en ese momento, la oportunidad de obtener el empleo a tiempo completo era algo que tenía que hacer ".

Mientras que el tiempo para esa oportunidad no pudo haber sido perfecto, Hornacek dice que encontró en la experiencia un valor incalculable.

"Realmente aprendes mucho más cuando estás sentado en el banco", explicó Hornacek. "Puede ser que un tipo a tiempo parcial piense que ve mucho, pero una vez que estás allí noche tras noche en el banquillo, es muy diferente y se aprende mucho de la experiencia."

Después de haber sido bautizado como "el entrenador en la cancha" por Cotton Fitzsimmons 'veinte años antes, no parece sorprender a nadie ver a Hornacek ahora hacer frente a la responsabilidad de ser "entrenador en el banquillo".

"Él era un jugador astuto que podía ver cosas que no todo el mundo podía ver", dijo Sloan. "Creo que ese es el tipo de cosas que te permiten saber si un jugador tiene la capacidad de ser algún día un buen entrenador en la liga."

West estuvo de acuerdo, "Él vino de un background de baloncesto con su padre, y tuvo la oportunidad de jugar con grandes entrenadores como Cotton y Jerry Sloan. De todos los chicos con los que jugaba en Phoenix, el era quien siempre aparecía destinado a convertirse en un entrenador. Él sólo entiende el juego a un nivel diferente".

"Estoy muy orgulloso y emocionado por él", comentó Malone a Suns.com. "Esto ayuda a mostrar que cosas buenas le pasan a gente buena. Tuve la suerte de conocer tanto Jeff y a su familia durante nuestra estancia en Utah, y estoy feliz de verlo tener la oportunidad de entrenar en el lugar donde comenzó su carrera como jugador".

La historia de Jeff Hornacek dando el salto desde proyecto de segunda ronda del "draft" de la NBA a un All-Star ha sido bien documentado. Lo que no se discute a menudo, sin embargo, es cuántas operaciones fueron necesarias para los Suns de modo que pudieran adquirir la selección número 46, para empezar. No fue sino hasta estar en posesión de los Lakers, Clippers y los Bucks que los Phoenix Suns se las arregló para obtener la selección definitiva del Ciclón del Estado de Iowa.

Ahora, dos décadas más tarde, ese mismo ciclón se encuentra de nuevo en el Valle, listo para comenzar su carrera como entrenador, donde comenzó su carrera como jugador de la NBA. Y al igual que en 1986, se encuentra con la responsabilidad de ayudar a un equipo a elevarse de las cenizas.

Como JoAnn Fitzsimmons dice, "Uno nunca sabe lo que va a ocurrir. Pero todo sucede por una razón, y no podría ser un lugar mejor para Jeff o un mejor momento para él que estar aquí".

Sí, JoAnn. El universo tiene una manera divertida de hacerlo.