Para Garrett, los aros son un asunto familiar

El padre de Diante Garrett le pregunta todos los días si está trabajando duro. Como jugador novato que aun no ha sido seleccionado, el no tiene un contrato garantizado. Garrett y su padre saben muy bien que una carrera en la NBA es frágil. El entiende esto muy bien, ya que un día puede estar en la lista de los jugadores no convocados y al día siguiente puede estar en el vestidor alistándose para entrar en el campo. Su padre Dick lo sabe también y es que el mismo jugó por un equipo de la NBA.

“El siempre ha sido un modelo positivo para mi” comenta Garrett acerca de su padre. “Mi padre siempre ha estado presente y me ha empujado para que sea cada vez mejor” Dick Garrett quien jugó 5 temporadas en la NBA con estadías en Buffalo, New York y Milwaukee. Fue precisamente in Milwaukee donde Dick Garrett crió a su hijo antes de enviarlo a jugar por la Universidad de Iowa State.

Al final de una gran temporada, consiguió un promedio de 17.3 puntos y 6.1 asistencias por juego; con ese rendimiento Garrett comenzó a aparecer en los radares de NBA. Aunque jugó por algunos equipos, Garrett terminó jugando en equipos de Croacia y en Francia durante la temporada del 2011 – 2012. Después de una buena actuación en la Liga de Verano de la NBA en Las Vegas, con los Phoenix Suns, en el 2012. Garrett fue invitado a participar en el campamento de entrenamiento del equipo. Habida cuenta que el equipo contaba ya con 3 armadores. El ex jugador de los Ciclones consiguió ocupar una posición en la lista de jugadores convocados. Luego de hacer su debut en la NBA en Miami durante los minutos finales de un encuentro ya decidido, Garrett recibió sus primeros minutos importantes de su carrera en la NBA, en el juego contra los Grizzlies la semana pasada.

Garrett tuvo la oportunidad de jugar como el segundo creador del equipo, debido a que el armador suplente Sebastian Telfair se encontraba en Nueva York atendiendo al funeral de su padre, y el novato Kevin Marshall se encontraba asignado en la D-League (Liga menor de baloncesto de la NBA). “Estaba un poco nervioso, pero luego de un par de idas y venidas en el campo, me encontré mejor” confiesa Garrett al recordar esos momentos, “Es un escenario enorme” añadió. “Las luces son realmente brillantes allí. Nunca había tenido una experiencia como esa anteriormente” concluyó.

A pesar de haber aparecido en juegos de la pre temporada y enfrentado a Miami en aquella ocasión, ser parte de la rotación del equipo era un asunto completamente diferente. “Es tu trabajo y tienes que estar a punto” indicó y prosiguió diciendo “todos los ojos están puestos en tí cuando tienes el balón. Es una sensación completamente diferente”. En 9 minutos, Garrett logró 1 punto, 3 asistencias un rebote y un robo de balón al equipo contrario y aunque no hizo estallar el marcador, su rendimiento dejó una impresión positiva en el equipo de entrenadores. Teniendo en cuenta que su carrera tomó un desvío para llegar a este momento, él y su padre sabían que era posible ocupar el lugar en el que ahora se encuentra.

“El siempre me dió la confianza que podría llegar al siguiente nivel” nos cuenta Garrett acerca de su padre. “Siempre estaba detrás de mí para que fuera al gimnasio y para que mejorara. Sabía por experiencia lo que tomaba llegar hasta aquí” Y aunque Garrett habla con su padre con frecuencia, sus conversaciones no se centran únicamente en el baloncesto. Ambos conversan también sobre Dayton, el hijo de Diante, así como también de otros temas. Dick nunca obligó a Diante como hacen algunos padres, visibles en las Ligas Menores. Al contrario, el fué en primer lugar su padre; antes que su entrenador. Por eso cada vez que tienen una conversación, Dick le deja un recordatorio a Diante de la importancia de trabajar duro cada día; y le recuerda además que sus esfuerzos eventualmente tendrán resultados. Esta es la lección más importante que él ha podido recibir de su padre.

“Puede que recibas una paliza” recuerda a su padre diciéndole, “sin embargo nunca te dejes superar. El trabajo duro vence al talento cualquier día”. En el camerino de los Suns, se encuentra el record de levantamiento de pesas logrado por cada jugador en el gimnasio durante el mes pasado. Garrett es el líder de la categoría de entre todos los jugadores de los Suns, logrando un nuevo record para el equipo con 34 series.

Diante no tiene idea de lo que estaría haciendo si no estuviera jugando baloncesto, pero tiene muy claro que al final de su carrera quiere pasar algunas de las lecciones que aprendió de su padre. “Me gustaría ser un entrenador infantil” comento proyectándose al futuro. “Quiero estar seguro que los niños vayan por el camino correcto, del mismo modo que mi padre lo hizo por mí. De manera que me gustaría mucho hacer esto por la juventud, encuentro que esa sería una manera excelente de devolver la oportunidad que yo tuve”. De eso estamos seguros. El ha visto de primera mano la diferencia que uno puede lograr en la vida de una persona.