Ante Boston llegó la cuarta victoria de marzo

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Los Sixers han logrado vencer a Boston y de este modo alcanzar la cuarta victoria del mes de marzo (105-99), igualando la marca lograda en noviembre, diciembre y febrero. Así la marca de victorias en la temporada es de 26 triunfos y 13 partidos todavía por disputar.

Una victoria que llegó cuando los Celtics parecía que tenían una cómoda ventaja para afrontar la recta final del encuentro y de paso reducir distancias con respecto de los Cavaliers de LeBron James. Pero la baja de Isaiah Thomas (problemas en su rodilla) pasó factura y la fe de los Sixers les permitió lograr una remontada importante en el último cuarto del encuentro (a pesar de no poder contar con Justin Anderson por gastroenteritis).

El encuentro comenzó de un modo igualado, terminando el primer cuarto con una exigua ventaja de tan solo dos puntos para los hombres de Brett Brown (25-23). Pero desde el segundo cuarto, los Celtics intentaron poner tierra de por medio y tratar de lograr un triunfo que les es muy necesario para poder intentar alcanzar a los Caveliers y para tratar de asegurar la segunda plaza de la conferencia Este (21-28).

La ventaja llegó a superar la decena de puntos y parecía que los Sixers tendrían que claudicar ante los Celtics en el último partido de esta temporada entre ambos. Pero los Sixers no se iban a rendir tan fácilmente y lucharon para intentar restablecer el equilibrio en el marcador (30-28 en el tercer cuarto).

Y fue en el último cuarto cuando los Celtics terminaron de hundirse y los Sixers confirmaron su tremenda fe en la victoria, venciendo de nueve puntos el último parcial (29-20) y logrando la cuarta victoria de marzo.

El líder del equipo ante los Celtics volvió a ser Dario Saric. El croata pone día a día los cimientos de su candidatura para ser elegido mejor rookie de la temporada. Un mérito que sin duda está al alcance de su mano, tras las tremendas actuaciones que está realizando, sobre todo en febrero y marzo.

Ante Boston terminó el partido con 23 puntos anotados, con un 10/20 en tiros de campo y 2/4 en triples, añadiendo 6 rebotes, 4 asistencias y 2 robos de balón, para terminar teniendo unos sensaciones números, que le dejan claramente como uno de los grandes pilares del futuro del equipo.

Robert Covington volvió a ser el perfecto escudero de Saric en el partido. En los más de 36 minutos que estuvo en pista, terminó con 16 puntos, y un 7/15 en tiros de campo y 2/7 en triples, a los que sumó 8 rebotes (casi un doble-doble), y 2 robos de balón más, que le deja como uno de los más destacados jugadores en robos de balón de toda la liga.

También destacaron los 13 puntos de Timothe Luwawu-Cabarrot (4/12 en tiros de campo y 3/8 en triples), siendo el tercer jugador de los Sixers que superó la barrera de los 10 puntos anotados en el partido.

Cerca de esa barrera se quedaron varios jugadores. Sergio Rodríguez anotó 9 puntos con un 4/6 en tiros de campo (1/2 en triples), a los que sumó 3 rebotes y 7 asistencias. Todo elló en 20 minutos, con lo que cuajó un sensacional partido.

También sumaron 9 puntos Gerald Henderson (1/7 en tiros de campo) y Nik Stauskas (3/7 en tiros de campo, siendo todos ellos lanzamientos de tres puntos). Además sumaron 8 puntos Shaw Long (3/4 en tiros de campo) y Richaun Holmes (4/6 en tiros de campo).

Por parte de los Celtics gran partido de Al Horford (27 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias), Jae Crowder (15 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias) y Avery Bradley (13 puntos), así como destacó también la actuación de Terry Rozier (14 puntos).

La próxima cita será ante los Magic en Orlando, en el primer partido de los siete que todavía quedan por disputar en este mes. Muchas oportunidades para mejorar la marca de cautro triunfos que de momento llevan los Sixers en marzo.

Hasta pronto desde España.

@BerkutMartin