Los Nets empatan marca de franquicia con 13 victorias consecutivas en casa

By Lenn Robbins | @lennrobbins
BROOKLYNNETS.COM

Los Brooklyn Nets están muy cerca de asegurar su pase a la postemporada y cuando lo logren van a ser un equipo muy peligroso en las eliminatorias.

Sí, el equipo que empezó 10-21 y perdió a su centro por el resto de la temporada, ha logrado establecer una ventaja de cancha local abrumadora, tienen un estilo de juego que es fastidioso y su nivel de confianza sigue en ascenso.

Los Nets vencieron a los Timberwolves de Minnesota 114-99 el domingo en la noche en el Barclays Center, empatando el récord de la franquicia de 13 victorias consecutivas en casa.

Si los Knicks hubieran perdido anoche contra los Warriors en Oakland, Brooklyn hubiera asegurado su pase a la postemporada. Los Knicks se escaparon con la victoria dejando a los Nets muy cerca de asegurar su pase.

“Nosotros controlamos nuestro propio destino, no podría importarnos menos lo que hagan los Knicks,” dijo el entrenador Jason Kidd. “Está en nosotros el terminar fuertes los últimos juegos y ver como acabamos después de 82 juegos; ya veremos si empezamos en casa o en la carretera.”

La valentía de Kidd es admirable pero a los Nets (39-33) les iría mucho mejor si empiezan las eliminatorias en casa.

Tienen marca de 25-11 en la catedral de baloncesto en la esquina de las avenidas Atlantic y Flatbush y han ganado 20 de sus últimos 22 juegos en casa.

“Sería excelente el tener ventaja de cancha local,” dijo el armador Deron Williams, quien en nuestra opinión ha sido el jugador del mes de los Nets. “En este momento está la cosa bien cerrada así que quien sabe.”

“Tenemos que tratar de seguir ganando, seguir ganando en nuestra casa y ojalá podamos asegurar una buena posición que nos de ventaja de cancha local en la primera ronda.”

Actualmente los Nets están en la quinta posición en la Conferencia Este, un juego y medio detrás de los Bulls de Chicago y dos juegos y medio detrás de los Raptors de Toronto. Los Raptors están en el primer lugar de la División del Atlántico.

Los Nets tuvieron seis jugadores en doble figura, liderados por 22 puntos de Paul Pierce. Williams logró dos robos de balón, extendiendo su racha a 22 juegos con por lo menos un robo de balón.

Esos son números muy impresionantes, pero la estadística que más sobresale es ésta: Los Nets forzaron 20 pérdidas de balón que convirtieron en 23 puntos.

Cuando los Nets jugaban su mejor baloncesto de la temporada desde febrero hasta mediados de marzo, lo hicieron al forzar a sus contrincantes a perder el balón frecuentemente y haciéndolos pagar por sus errores.

Pero, en éste último viaje de tres juegos en la carretera en el cual los tres juegos se fueron a Tiempo Extra y en la victoria sobre los Cavaliers de Clevaland el viernes en la noche, los Nets se han alejado de su fórmula ganadora.

Los Nets volvieron a su juego el domingo en la noche. Si continúan haciendo eso, bueno, vas a querer comprar tus boletos para las eliminatorias el lunes; de verdad que sí.

NOTAS: Los Nets anunciaron que Andrei Kirilenko (tobillo) podría volver a mediados de esta semana. Kevin Garnett, que perdió su juego número 16 con espasmos en la espalda, podría jugar el viernes en la noche contra los Pistons de Detroit. Hay más probabilidad de que regrese para el juego en Miami el 8 de abril.

Nets Central

!doctype>
  • Pin It