Lionel Hollins: ‘Yo Creo que Soy un Líder”

Por Lenn Robbins

BROOKLYN – Para los fanáticos de los Nets de Brooklyn que no conocen al nuevo entrenador Lionel Hollins, para aquellos que se preguntan qué clase de persona es y si va a producir resultados, consideren la ropa que usó ayer en su conferencia de prensa en el Barclays Center.

Usó blanco y negro.

No hay área gris con este entrenador veterano, que es exactamente lo que esta franquicia necesita de ahora en adelante.

Estas pasadas semanas han sido tumultuosas, después que el entrenador Jason Kidd abandonara al equipo por Milwaukee en una movida parecida a la de los Colts de Baltimore a Indianapolis.

Y la pasada temporada fue una montaña rusa que estuvo a punto de descarrilarse por las lesiones y las nuevas caras. Hollins, de 60 años, es un veterano que rebosa confianza y seguridad. Su respuesta fue contundente cuando se le preguntó que si tendría que ser una fuerza estabilizadora para este equipo.

“Creo que soy un líder,” dijo Hollins.

“La única forma en que puedo ser estabilizador es estando aquí y demostrarles que siempre voy a hablarles claro y directamente,” dijo Hollins. “Voy a ser consistente con ellos y vamos a disfrutar, vamos a trabajar duro y vamos a ganar.”

Los Nets han ganado en años recientes. Hace dos años ganaron 49 juegos bajo el tutelaje de P.J. Carlesimo, pero los eliminaron en la primera ronda de las eliminatorias.

La temporada pasada ganaron 44 juegos con Jason Kidd y tomaron un paso adelante al pasar a las semifinales de la Conferencia Este. Tras la derrota de los Nets contra el Heat de Miami, el consenso en la organización era que la familiaridad y la consistencia serían los ingredientes para tomar el próximo paso.

Los equipos exitosos como San Antonio, Miami, Indiana y Dallas tienen confianza porque han mantenido el mismo grupo de jugadores por mucho tiempo. Cuando llega la hora de la verdad esos equipos tienen la ventaja.

Eso es exactamente lo que Hollins quiere establecer en Brooklyn. No quiso especificar cuál será el estilo de juego. Sí especificó cuál es su filosofía.

“Quiero que seamos fuertes mentalmente,” dijo Hollins. “Lo más que me enorgullecía como jugador y como entrenador era tratar de ganar y ganarlo todo. Todo depende de que tan fuerte mentalmente seas para sobrellevar las adversidades que ocurren en una temporada de 82 juegos. La postemporada es un maratón que requiere fortaleza mental. Requiere cohesión.”

Hollins dijo que habló un poco con el armador Deron Williams y va a comenzar el proceso de comunicarse con el resto de los jugadores. Le dejará la responsabilidad de firmar a Paul Pierce al Gerente General Billy King.

Hollins quiere un equipo, un equipo con una mentalidad de la vieja escuela que no come cuentos. Eso fue lo que construyó en Memphis, liderando a los Grizzlies a las finales de la Conferencia Oeste en el 2012-13. Memphis no le extendió el contrato y decidieron seguir un camino más analítico a la hora de construir su equipo.

“Lo más excitante para mí y los demás jugadores es que él quiere que los jugadores mejoren y que el equipo mejore,” dijo el delantero Mason Plumlee después de la derrota de los Nets 98-84 contra Oklahoma City el lunes en la noche en su tercer partido de la Liga de Verano en Orlando. “Parece que va a desarrollar a los jugadores, lo cual es excelente.”

Hollins cree en desarrollar jugadores que van a tomar liderazgo.

“Quiero que sean líderes,” dijo Hollins.

Pero que no se equivoquen de quien está a cargo cuando crucen la línea y entren a cancha.

Este es el equipo de Lionel Eugene Hollins.

“La gente me pregunta, ‘¿cómo te irá en New York?” dijo Hollins. “Yo sé quién soy.”

Y ahora, tú también lo sabes.