Se Aproxima el Regreso de Harrington

Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
1 de febrero del 2013

BOSTON – El Orlando Magic volverá a estar sin Glen “Big Baby” Davis durante un período prolongado de tiempo, pero la ayuda pronto podría estar en camino en forma del alero veterano Al Harrington.

Harrington, quien aún no ha jugado esta temporada con el Magic después de someterse a una cirugía artroscópica de la rodilla y tres procedimientos siguientes para limpiar una infección, prometió el viernes que está cerca de hacer su debut en el 2012-13 para Orlando.

Harrington, quien cumplirá 33 años a finales de este mes, ha ido en constante aumento de la intensidad de sus entrenamientos con la esperanza de volver a estar en cancha tan pronto como sea posible para el Magic. Empezó a jugar tres contra tres hace tres semanas y ha trabajado para lograr participar en las sesiones de práctica con el Magic.

Harrington dijo el viernes desde Boston que no estaba seguro acerca de su fecha exacta de regreso, pero está más cerca ahora de lo que ha estado en algún momento.

“Sólo he tenido la oportunidad de participar fuertes en donde iba a toda velocidad y me siento bien. Me siento como si estuviera muy cerca ahora”, dijo Harrington, un veterano de 15 temporadas en la NBA. “Yo sólo voy a seguir trabajando y rehabilitándome. Siento que por fin hay luz al final del túnel. No estoy exactamente seguro cuando voy a poder entrar en cancha, pero siento que debe ser pronto.”

Debido a que puede jugar tanto como alero y ala-pívot, Harrington podría ser la respuesta perfecta para un equipo del Magic que está sin el delantero pequeño Arron Afflalo y sin Davis, un ala-pívot. Afflalo no participó en la práctica matutina de Orlando a causa del dolor persistente en la pantorrilla izquierda y es muy probable que no jugará esta noche, cuando el Magic (14-31) se enfrente a los Celtics (22-23).

En cuanto a Davis, estaba programado para someterse a una cirugía el viernes en Orlando para que le colocaran un tornillo en el pie después de romperse el quinto metatarsiano en la derrota del miércoles ante los Knicks de Nueva York. La lesión se produjo al principio del partido en una jugada de transición, y mientras Davis trató de correr de nuevo hasta el otro extremo de la cancha, no pudo seguir jugando. Se espera que se pierda de ocho a 10 semanas después de la cirugía.

“Voy a ver cómo está después de la práctica para asegurarme de que está bien”, dijo el técnico del Magic, Jacque Vaughn de los mensajes de texto que había intercambiado con Davis. “Va a estar bien. Es desafortunado para él”.

Es la segunda vez esta temporada que Davis ha sufrido una lesión grave. Él se torció severamente el hombro izquierdo el 19 de diciembre y se perdió 11 partidos consecutivos - el primero de los 10 que el Magic ha perdido. Regresó a jugar nueve partidos antes de fracturarse el pie izquierdo.

Harrington ha sufrido una rotura del ligamento cruzado anterior (ACL) y cirugía de la espalda durante su extensa carrera en la NBA, pero dijo que las consecuencias de la infección en la rodilla ha sido la lesión más problemática de todas. La incertidumbre de cuándo podría volver, cuando le ponía presión a la rodilla le molestaba mucho.

“Realmente no hay protocolo para esto”, dijo Harrington de regresar después de una infección. “Uno sabe cuando tiene un desgarre en el ACL o una cirugía en la espalda que se trata de ocho semanas o lo que sea. Pero cuando se trata de una infección que sólo depende de cómo responde su cuerpo y cómo su hueso responde. Es sin duda el más difícil que he tenido que pasar, con seguridad”.

Harrington dijo que ha sido un proceso de aprendizaje el lograr convencer a su mente que su rodilla es lo suficientemente sólida para empujar mientras él está en la cancha. Ha pasado de correr a cortar, de saltar en dos piernas a saltar simplemente con la rodilla derecha y de jugar uno-a-uno a tres contra tres a prácticas completas.

“Cuando corres y no pienses en ello está bien. Pero cuando estás en ese momento cuando te preguntas, '¿Cómo me siento?’ Ahí es cuando se puede sentir algo”, dijo Harrington. “Pero cuando mis instintos asumen el control, es cuando me siento bastante bien.

“Cada sesión de ejercicios que hago, eso es lo que siempre digo”, continuó Harrington, refiriéndose a sus problemas de confianza con su rodilla. “Yo podría hacer un movimiento o dos que siento una pequeña molestia o algo así, pero sigo diciendo a mí mismo: 'Estás sano ahora, estás sano ahora’. Es como una canción que está sonando en mi cabeza. Es sólo parte del proceso. No hay manera de que yo pueda salir y decir, 'estoy de regreso’. Es un proceso''.

En su carrera, Harrington ha promediado 13.8 puntos y 5.7 rebotes mientras ha anotado un 44.6 por ciento de campo y 35.3 por ciento desde la línea de 3 puntos. Él jugó para Indiana (dos veces), Atlanta, Golden State, Nueva York y Denver, y llegó al Magic en el exitoso canje que involucró a cuatro equipos y a 12 jugadores el pasado mes de agosto.

El poder viajar con el Magic en las últimas tres giras me ha ayudado a construir una química con sus nuevos compañeros y finalmente sentirme parte del Magic.

“Por fin siento que soy parte del equipo. Siempre es bueno ir de gira y tener esa camaradería en equipo”, dijo Harrington. “Siempre me siento como si mi equipo fuera mi familia, y cuando yo no estaba, era raro. Pero ahora, con estos muchachos, son tremendos muchachos. Hemos estado haciendo muchas cenas y construyendo buenas relaciones”.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí