Print RSS Feeds Insider Magic Texts

Un Misterio Sin Resolver

Por Josh Cohen
Traducido por Adly Santiago

ORLANDO -- Él fue una vez el rey de la cancha en su escuela secundaria en California.

Él fue una vez el jugador mejor pagado en su equipo de la NBA.

Él fue un hombre de constantes cambios – se transfirió de universidades, saltó de equipo en equipo, se retiró prematuramente y tomó decisiones drásticas en su vida.

Él fue una vez Brian Williams.

Él fue una vez Bison Dele.

Fue víctima de un asesinato sospechoso en el mar por su propio hermano.

Él sigue siendo, indiscutiblemente, un misterio sin resolver.


SUEÑOS DE BALONCESTO SIN RESOLVER


Años antes de haber decidido cambiarse el nombre en honor a su descendencia indígena y africana, Bison Dele, en gran parte, nació para estar en la primera plana de los titulares.

Su padre era Eugene Williams del grupo musical “The Platters” y habían pocas dudas de que iba a convertirse en una estrella del baloncesto.

Después de florecer en la escuela secundaria católica de Santa Mónica, Dele optó por mudarse al otro lado del país y jugar para los Terrapins de Maryland. En poco tiempo, regresó al oeste cuando se transfirió a la Universidad de Arizona.

Pronto, el público comenzó a reconocer la naturaleza enigmática de este extraordinariamente hábil hombre grande.

Desde su llegada a la NBA hasta su precipitado retiro ocho años después, Dele fue considerado principalmente como excéntrico pero con un potencial ilimitado.

Al principio de su carrera profesional se informó que sufría de depresión clínica. Su agente, Dwight Manley, una vez le dijo al New York Times que “usaba vestimenta peculiar, gafas peculiares – muy vanguardista, en contra de la autoridad y la contracultura”.

Después de una jornada de dos años en Orlando con la franquicia que lo seleccionó en la 10ª posición en el Draft de la NBA de 1991 y después de dos temporadas en Denver, se hizo evidente que el baloncesto era un interés que estaba en segundo plano para Dele.

Mientras que comenzó a sobresalir en la NBA como miembro de los Clippers de L.A. durante la temporada 1995-96, Dele había desarrollado una reputación tras desear un tipo de atención diferente.

Aparte de los sueños de baloncesto que pudo haber tenido, parecía evidente que la visión de éxito de Dele se extendía mucho más allá de los estadios de la NBA.

Supuestamente, en un momento dado salió con el ícono de la música Madonna y, según un informe de Sports Illustrated en el 2002, corrió con los toros en Pamplona, se reunió con el Dalai Lama, montó camellos en el desierto cerca de Cairo, bailó casi desnudo en las calles de La Habana y vagó por los bazares de Estambul.

Mientras que el baloncesto quizás no fue su única prioridad, Dele siempre logró conseguir la atención de los gerentes generales de la NBA y de los entrenadores.

Después que las controversias contractuales aparentemente le negaron el poder firmar un contrato a largo plazo con los Clippers, el hombre corpulento de 6 pies 10 pulgadas decidió sentarse casi toda la temporada del 1996-97 hasta que los Bulls de Chicago, defensores del título, vinieron llamando a su puerta.

Con Michael Jordan deseando un poco de ayuda en su línea defensiva, Chicago decidió firmar a Dele nueve partidos antes del final de la temporada regular. Este movimiento a corto plazo demostró ser extremadamente beneficioso para los Bulls.

Después de una sorprendente derrota en casa en el Juego 2 de las Semifinales de la Conferencia del Este contra los Hawks de Atlanta, el técnico Phil Jackson optó por adjudicarle a Dele tiempo de juego fuera de la banca. Fue, sin duda, una decisión brillante.

A pesar de tener que aprender las tácticas de Jackson y sus estrategias en poco tiempo, Dele entregó un desempeño destacado el resto de la serie, incluyendo el haber logrado 14 puntos en el Juego 3 y un doble-doble (12 puntos, 10 rebotes) en un Juego 5 que aseguraría la serie.

A pesar de que problemas de faltas personales fue su perdición, las contribuciones de Dele en las Finales de la NBA contra los Jazz de Utah fueron significantes ya que ayudó a los Bulls a conseguir su quinto campeonato de la NBA.

Visto como una ventaja para los equipos con deficiencias en la pintura, Dele parecía haber encontrado un hogar a largo plazo cuando accedió a firmar un contrato de siete años y $50 millones con los Pistons.

Tomando en cuenta que Dele nunca se había establecido como una fuerza constante, era muy peculiar que una organización estuviera dispuesta a ofrecerle más dinero que a cualquier otro jugador en la historia de esa franquicia en ese momento.

Sin embargo, en su primera temporada en Detroit, Dele silenció a todos los pesimistas – promediando 16.2 puntos y 8.9 rebotes en 1997-98.

Su éxito temprano en su carrera, por lo contrario, no era una señal de lo que vendría.

Aparte de los problemas de baloncesto, se informó en ese momento que el comportamiento excéntrico de Dele había llegado a ser más desconcertante. Por ejemplo, Dele una vez había traumatizado a sus compañeros de equipo en Detroit tratando de tirar de la escotilla de la salida de emergencia del jet del equipo a 30,000 pies de altura.

Después de jugar en sólo 49 partidos en 1998-99 y con sus estadísticas desplomándose, Dale hizo una muy repentina y, tomando en consideración su edad relativamente joven (30) y el dinero restante en su contrato, muy desconcertante decisión.

Dele anunció su retiro de la NBA antes del comienzo de la temporada 1999-2000. Él, como resultado, se alejó de los otros cinco años y $35 millones que aún le quedaban en su contrato.


DESAPARICIÓN Y MUERTE SIN RESOLVER


No pasaría mucho tiempo después de su retiro que el nombre de Dele sería restaurado.

Sin embargo, no tenía nada que ver con el baloncesto o con su recién descubierta gloria.

Una vida llena de comportamientos extraños, decisiones atípicas, relaciones tensas y alteraciones psicológicas, la próxima y decisiva saga de Dele se convertiría en una de mistificación.

Mientras navegaba a lo largo del océano en el Pacífico Sur en julio del 2002 con un amigo íntimo, Serena Karlan, y el capitán de la embarcación Betrand Saido en un catamarán, Dale parecía estar en paz. Estaba haciendo exactamente lo que él anhelaba: explorar el mundo y viviendo una vida de aventuras y de espíritu libre.

Sin embargo, no fue al poco tiempo que la tranquilidad y el esplendor de navegar en el mar entre Tahití y Honolulu se convertiría en un desastre increíble y fatal.

Con insuficiente evidencia para sostener los acontecimientos que realmente ocurrieron, se cree que el hermano de Dele, Miles Dabord, quien al igual que su hermano también se había cambiado su nombre de Kevin Williams, podría haber asesinado a Bison y a las otras dos personas que estaban a bordo de la embarcación.

Hubo informes muy turbios desde el inicio de la desaparición de Dele, Karlan y Saido. Sin embargo, los investigadores sospechaban que había sido un asesinato cuando Dabord piloteó el catamarán de 55 pies, el cual tenía por nombre “The Hakuna Matata”, de regreso a la marina en la costa sureste de Tahití, sin nadie más a bordo.

Menos de dos meses después, la policía en Phoenix, Arizona detuvo a Dabord después de haber falsificado la firma de su hermano en una compra de oro de lujo.

Después de inspecciones adicionales, las autoridades descubrieron lo que aparentaban ser agujeros de bala en el catamarán y la desconfianza creció inmensamente de que probablemente Dabord mató a su hermano, a la novia de su hermano y al capitán del barco.

Antes de que se pudiera revelar secretos sobre lo que podría haber ocurrido a mediados de julio en alta mar, Dabord se inyectó una sobredosis de insulina y posteriormente entró en una coma.

El hermano mayor de Bison en ultima instancia murió a finales de septiembre del 2002 – tres meses después de que el ex jugador estrella de la NBA fue visto por última vez.

Nunca se encontraron cuerpos entre Tahití y Honolulu. Por lo tanto, Dele, de 33 años, Karlan, de 30 años, y Saido, de 32 años, fueron dados por muertos como víctimas de un presunto asesinato.

Mientras que muchas preguntas siguen surgiendo sobre lo ocurrido en julio del 2002 y por qué pudo haber ocurrido, muchos de los que conocían a los hermanos Williams han declarado, desde que ocurrió su muerte, que posiblemente celos y resentimiento pudieron haber jugado un papel importante.

No es exagerado el sugerir que la desaparición de Dele junto a su desconcertante carrera en la NBA es una de las historias más extrañas relacionadas al deporte en la historia mundial.

Sin embargo, es muy posible basándose en la cantidad limitada de información disponible a las autoridades; la historia detrás de Dele y su presunta muerte siempre será un misterio sin resolver.

Ya sabemos que sus días jugando baloncesto son un misterio sin resolver. Simplemente pregúntele a cualquiera que haya jugado con él o que lo haya entrenado.






VER CLIPS DE BISON DELE