Tamaño del Mercado No Debe Ser un Factor Importante

Por Josh Cohen
Traducido por Adly Santiago
14 de noviembre del 2012

ORLANDO -- Como resultado del desequilibrio actual de la competencia - que en términos generales acentúa a equipos en mercados grandes como los equipos superiores - muchos han considerado poco práctico para las franquicias de mercados más pequeños para tener éxito en la NBA.

Eso es una falacia.

Sí, es cierto que en la actualidad los dos equipos de Los Ángeles, los Lakers y los Clippers, los dos equipos de Nueva York, los Knicks y los Nets, y otros equipos en mercados más grandes, incluyendo los Celtics de Boston y los Bulls de Chicago se encuentran entre los más ricos, y los clubes más talentosos a través de la liga.

Sin embargo, esto no es permanente. Más bien, esto es sólo parte del ciclo de la NBA.

En primer lugar, Miami - la ciudad que alberga el actual campeón de la NBA – no es en realidad un “mercado grande”. Sería injustificado e irracional el categorizar a Miami como un mercado grande cuando ocupa el 12º lugar en la liga.

El Heat logró acumular una inmensa cantidad de talento ya que manejaron sus finanzas muy bien entrando en la libre agencia del 2010, Pat Riley y Dwyane Wade tuvieron un mensaje excelente durante el proceso de reclutamiento para persuadir a LeBron James y Chris Bosh para unirse a ellos y vivir en un lugar que cuenta con un hermoso clima durante todo el año y no hay impuesto estatal sobre los ingresos.

Pueden darle todo el crédito que quieran a los Knicks, los Nets y los Clippers en esta temporada, pero vamos a examinar algunos hechos.

Desde que terminó la era de Patrick Ewing en 2000 hasta el momento en que adquirieron a Carmelo Anthony en el año 2011, los Knicks fueron uno de los peores y más defectuosos equipos de la liga. Desde 2002 hasta el 2011, Nueva York llegó a los playoffs sólo una vez y tuvo un récord combinado de 279-459.

Los Nets y los Clippers - fuera de dos viajes de Nueva Jersey a las Finales de la NBA en el 2002 y el 2003 - siempre han sido considerados como las dos franquicias más escasas en la liga y en todos los deportes profesionales.

Cuando Michael Jordan se retiró de los Bulls (por segunda vez), le tomó a Chicago más de doce años para volver a la contienda. Los Celtics tuvieron el segundo peor récord de la NBA el año antes de firmar a Kevin Garnett y Ray Allen.

Es correcto decir que los mercados grandes como Los Ángeles y Nueva York tienen una mayor ventaja en términos de tratar de atraer a los jugadores estrellas durante la libre agencia a sus equipos.

Vimos como Dwight Howard exigió ser cambiado a sólo tres equipos - todos en mercados grandes - cuando decidió que prefería irse de Orlando. Vimos a Shaquille O'Neal hacer lo mismo 14 años antes.

Vimos como Carmelo Anthony esencialmente forzó su camino a Nueva York cuando decidió salir de Denver.

Sin embargo, especialmente con las nuevas sanciones en los impuestos de lujo en efecto, es mucho más complicado para los jugadores con salarios máximos el dictar su camino a ciudades en particular.

Los Knicks, Nets, Bulls, los Celtics, Clippers y los Lakers han superado el tope salarial y no tienen cupo para más añadir talento a sus equipos. Todos ellos son aspirantes al título (Chicago sólo si Derrick Rose está saludable), pero una vez que los jugadores se desvanecen y una vez que el talento joven se desarrolle y se convierta en jugadores estrellas, lo mejor de lo mejor, en cuanto a jugadores se trata, va a alterar de nuevo.

¿Qué pasará cuando Kobe Bryant se retire - posiblemente en 2014? ¿Qué pasaría si Amar'e Stoudemire nunca consigue estar saludable y los Knicks se tienen que quedar con ese contrato?

Y esto no es una crítica a algunos de los equipos en mercados más grandes. Los Lakers se merecen crédito por la posición en la que están. Ellos son el equipo que se arriesgó en firmar a Kobe en 1996, mediante la adquisición de sus derechos del draft de los Hornets. Ellos son el equipo que seleccionó a Andrew Bynum, la 10ª selección en el draft del 2005, cuando todo el mundo pensó que iba a fracasar. Ellos tenían la pieza importante para conseguir a Pau Gasol (su hermano Marc) y Howard (Bynum).

Todas estas decisiones tienen absolutamente nada que ver con el tamaño del mercado, sino más bien con el brillante trabajo de oficina principal de la franquicia.

Hay una razón por la que el Heat es el mejor equipo de la liga. Y no tiene nada que ver con el tamaño del mercado. Tenían una gran cantidad de espacio en el tope salarial en el momento adecuado y están en un lugar atractivo.

Los fanáticos del Magic deben de emocionarse cuando miran a sus rivales en el sur.

Como hemos visto antes, cada vez que Orlando tiene suficiente espacio en el tope salarial, gana. Hizo a un lado a todos los competidores para lograr firmar a Tracy McGrady y Grant Hill en el 2000 (casi también consiguen a Tim Duncan) y consiguió al mejor agente libre en el 2007, cuando adquirió a Rashard Lewis.

Orlando - a pesar de estar en la 20ª posición en la liga en el tamaño del mercado - representa un clima espectacular, no hay impuesto estatal, el mejor estadio del mundo y el lugar perfecto para criar a los niños con Disney World a la vuelta de la esquina.

El Thunder y los Spurs - dos de los cinco mejores equipos de la liga - están en la parte inferior de la liga en el tamaño del mercado. San Antonio es el 24 y Oklahoma City es el 29. Esto seguro que no les impide prosperar.

Sí, los mercados más pequeños generalmente tienen que confiar en el draft ya que el talento A+ probablemente no elegirán esos equipos en la agencia libre.

Pero eso no se aplica a un lugar como Orlando, que es distintivamente un mercado más pequeño. La decisión de Dwight de abandonar fue alimentada por la creencia de que la hierba era más verde al otro lado. Pero que yo sepa, no puedes encontrar la hierba más verde que el paisaje visto en Florida.

No se deje engañar por el desequilibrio competitivo actual. Es parte del ciclo de la NBA.

En cinco años, usted puede estar seguro de que habrá un cambio en el dominio en la liga. Y Orlando - como siempre lo ha hecho en el pasado – estará en esa mezcla de nuevo.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por Josh Cohen son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí