Jugadores del Magic Nikola Vucevic, Victor Oladipo, Solomon Jones y Tobias Harris Comparten en Espíritu Navideño; Entregan Grandes Sonrisas a los Niños del Florida Hospital para Niños

Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
20 de diciembre del 2013

ORLANDO -- Nikola Vucevic por lo general tiene un sentido innato de sus alrededores y sus reacciones se encuentran entre las más rápidas de los jugadores del Magic con sus habilidades de agarrar rebotes.

Pero el viernes en el Pabellón de Walt Disney en el Florida Hospital para Niños, Natanael Diffo, de seis años de edad, tenía a Vucevic perplejo y brevemente inconsciente de lo que debía hacer.

Con una asistencia del jugador de 7 pies, Natanael con mucho gusto arrancó el papel de un paquete y no podía esperar ver lo que había dentro. Pero cuando se dio cuenta de que era un rompecabezas diseñado para un niño mucho más grande, Natanael miró a Vucevic, frunció el ceño y dijo que quería algo diferente.

“Lo abrió y me dijo que no le gustaba , y yo estaba como, 'Uhhhhhh , ¿qué hago?" Le dije, ‘OK, voy a tratar de encontrar otro'", dijo Vucevic, quien se fue corriendo hacia el árbol de Navidad más cercano para buscarle otro regalo. “Lo conseguimos unos walkie- talkies y realmente esos le gustaron. Traté de convencerlo de que el rompecabezas era un buen regalo, pero todavía quería algo más. Esos (walkie- talkies) lo hicieron sonreír”.

Vucevic y sus compañeros de equipo del Magic Victor Oladipo, Tobias Harris y Solomon Jones repartieron sonrisas a cientos de rostros de los niños el viernes mientras repartían regalos, posaron para las fotos y firmaron autógrafos en el Florida Hospital para Niños. Es el 15º año consecutivo que el Magic ha enviado jugadores, a las Bailarinas y a STUFF la mascota del Magic al Florida Hospital para alegrar los espíritus de los niños con regalos y sonrisas.

Cuando Natanael oyó que los jugadores de Magic venían de visita y a entregar regalos, corrió y bailó alrededor de su habitación, dijo su madre, Juanita Arocho. Natanael, de Palm Bay, ha estado en el hospital por más de una semana después de tener un quiste peligroso removido de su cerebro.

“Cuando la enfermera entró en la habitación y dijo que el Magic está llegando para entregar regalos, de inmediato sonrió. Y cuando le preguntaron si quería verlos, dijo, '¡Sí!'", dijo Arocho . "Esto es tan perfecto para Natanael y para mí también. Yo soy fanática del Magic, así que es realmente maravilloso lo que están haciendo por nosotros".

El novato Victor Oladipo estaba haciendo el viaje al hospital por primera vez y me dijo que se sentía muy afortunado al ver las sonrisas en los rostros de los niños, algunos de los cuales han estado en el hospital durante semanas y meses. Oladipo dijo que la alegría de poder ayudar le recordó el verdadero significado de la Navidad.

“Esto es una bendición para mí y estoy agradecido de que tuve la oportunidad de venir aquí hoy", dijo Oladipo . "Estoy esperanzado de que lo que estamos haciendo haga que algunos de estos niños sonrían y esperamos poder ayudar a cambiar sus vidas."

Después de la ceremonia privada para aproximadamente una docena de niños, Harris, Vucevic, Oladipo y Jones fueron a diferentes pisos del hospital, mientras arrastraban vagones llenos de muñecas Barbie, rompecabezas, juegos de mesa, carteles del Magic y banderines del Magic autografiados.

Mientras el Embajador del Magic en la Comunidad Bo Outlaw juguetonamente cantaba villancicos, la leyenda del Magic, Nick Anderson, se sentó con Jamel Hibbert, de siete años de edad, y jugó junto a él juegos de video en su teléfono. Jamel , quien vive en Orlando, está sufriendo de asma, pero era todo sonrisas y lleno de preguntas mientras hablaba con Anderson – la primera selección del draft por una franquicia del Magic celebrando el aniversario de su temporada número 25.

"Sólo me dijo que parecía que podía seguir jugando", dijo Anderson con una carcajada. "¡Me gusta este niño mucho! No se da cuenta de que tengo 45 años y cumpliré 46 años el próximo mes. Y tengo un hijo que tiene 25 años".

Cuando Vucevic recibió un abrazo de Arocho por haber compartido con Natanael - y lo más importante, conseguir un regalo satisfactorio - el hombre grande del Magic echó una carcajada. Se complacía en saber que él ahora es admirado por los niños y dijo que quiere establecer siempre un buen ejemplo para los jóvenes aficionados.

"Es tan bueno saber que los niños te admiran. Tratas de hacer lo mejor para que sean felices y ser un buen ejemplo para ellos", dijo. "Yo sé que cuando era niño, me inspiraban muchos jugadores de baloncesto y sé lo que se siente estar de su lado ahora. Es muy divertido jugar con los niños e interactuar con ellos. Sólo espero que estén fuera (del hospital) pronto”.