Harkless Expandiendo Su Juego Tras Bastidores


Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
22 de enero del 2013

AUBURN HILLS, Mich. – De vez en cuando vemos al novato del Orlando Magic Maurice Harkless sorprender a un defensor impulsándose y extendiendo sus brazos largos para una clavada ensordecedora.

Sucedió dos veces el domingo no muy lejos de su ídolo de la infancia, Vince Carter, cuando Harkless agarró pases sobre la línea de fondo y sembró el balón aún cuando su flaco cuerpo absorbía el contacto. Y cuando Harkless sembró el balón en la cabeza de dos jugadores de los Clippers recientemente, hasta se escucharon “oooohs y ahhhhhs” entre la fanaticada callada en Los Ángeles.

Pero esos momentos suelen provocar no más que un bostezo de Harkless de 19 años de edad. En cambio, de lo que el alero se siente más orgulloso es de los pequeños detalles de su juego, los que están mejorando día a día.

Está el nuevo juego en el poste bajo en el que está trabajando antes de la práctica para añadirlo a su arsenal ofensivo. Y en ejercicios de tiro por lo general es la sombra del escolta J.J. Redick en un intento de mejorar su tiro desde lejos. Luego, están los momentos en que utiliza esos brazos aparentemente elásticos para bloquear más y más intentos al canasto a medida que conoce mejor al personal de la NBA.

Harkless siente que hay mucho más en su juego que está ansioso por demostrar, pero se ve obligado a ser paciente ya que todavía está en los inicios de su carrera y hay jugadores veteranos más avanzadas por delante de él. Por ahora, sabe que tiene que esperar el momento oportuno.

“Creo que mis (habilidades) han crecido mucho, pero realmente aún no lo veo en la cancha”, dijo Harkless, cuyo Magic (14-26) se enfrenta a los Pistons (14-25) en los suburbios de Detroit el martes por la noche. “En realidad no he estado haciendo mucho en la cancha, pero estoy constantemente en el gimnasio y trabajando para mejorar día a día”.

De alguna manera, Harkless es el típico adolescente, con ganas de todo y quererlo enseguida. Pero también hay una madurez única a su persona y su juego. Él sabe en el fondo que es muy talentoso y muy dotado físicamente para echarlo de menos como un futuro jugador destacado con el Magic. Pero eso no hace la espera de su momento más fácil - especialmente cuando se encuentra en un pequeño papel en el que jugadas raramente son ejecutadas para él, si a caso lo son.

“Esa es la parte más difícil para mí y todavía estoy tratando de ponerme cómodo, porque a veces no sé qué hacer”, dijo Harkless de tener poca participación en la ofensiva del Magic. “En la universidad, yo era siempre la primera opción y siempre tuve la pelota. Aquí, estoy tratando de encontrar maneras de hacer que algo suceda sin la pelota. Es algo al que yo no estoy acostumbrado.”

El técnico del Magic Jacque Vaughn ha sido diligente en sólo poner a los novatos Andrew Nicholson, DeQuan Jones, Kyle O'Quinn y Harkless en puestos en los que puedan tener éxito. Por ejemplo, Vaughn retuvo a Nicholson durante el partido del domingo, porque no quería que el novato estuviera en una isla junto al jugador estrella de Dallas Dirk Nowitzki.

Vaughn ha llevado a cabo una táctica similar con Harkless, poniéndolo como titular por un tramo de 20 partidos a principios de año, pero poniéndolo de nuevo en un papel de reserva cuando sintió que el novato estaba siendo abrumado físicamente y mentalmente por los jugadores mayores y más avanzados. Sin embargo, Harkless tiene la esperanza de que con el tiempo llegará un momento durante esta temporada cuando tendrá más oportunidad y podrá mostrar algunas de las cosas en las que ha estado trabajando duro para mejorar.

"Yo sólo voy a seguir trabajando y cuando llegue el momento (más tiempo en cancha) quiero estar listo”, dijo Harkless, quien está promediando 3.9 puntos y 3.3 rebotes en 15.9 minutos por partido. “Como jugador quiero (más oportunidades), pero yo sólo soy una pieza más del rompecabezas y le toca al entrenador ponerlo todo junto.”

El punto culminante de la temporada para Harkless llegó el 13 de noviembre cuando el novato - en apenas su cuarto partido profesional después de una larga recuperación de una cirugía de hernia deportiva - registró 10 puntos, siete rebotes y cuatro tiros bloqueados contra un equipo de los Knicks de Nueva York, el cual creció siguiendo ya que es oriundo de Queens, Nueva York. Tres de esos bloqueos fueron contra Carmelo Anthony, otro de sus héroes, quien le dio consejos el pasado mes de junio la noche en la que fue seleccionado en la primera ronda del draft.

Fue Anthony quien le advirtió que habrían momentos difíciles mientras se acostumbraba a la rutina diaria de la NBA, pero Harkless dijo que no le dio mucha importancia a la conversación. Ahora, él está descubriendo que el llegar a ser alguien en la NBA toma tiempo y mucha fuerza mental y física.

“Varios muchachos en la liga me dijeron que iba a ser así, pero realmente uno no se puede preparar para ello hasta que te toca enfrentarlo. No esperas que sea tan mal, pero es una locura a veces”, dijo. “Yo diría que el aspecto mental (es más difícil) porque siempre se puede mantener el cuerpo en buena forma y cuidar de tu cuerpo. Pero esta liga es sin duda difícil mentalmente porque es una temporada con altas y bajas y con las derrotas, y con jugar y no. Es difícil permanecer mentalmente fuerte y concentrado todos los días”.

Han habido muchos altibajos en el camino, pero otro alto para Harkless fue el momento a principios de diciembre, cuando se encontró frente a la superestrella de los Lakers Kobe Bryant. Fue la primera vez en toda la temporada que Harkless estaba asombrado de su entorno, y pensó en lo lejos que había llegado después de estar sentado en un dormitorio de St. John unos meses atrás viendo a Bryant y a otras estrellas de la NBA en la televisión.

“En el Staples Center cuando jugamos contra los Lakers y tuve que defender a Kobe - él era mi jugador favorito creciendo - y esa fue la primera vez que me pasó a mí”, dijo Harkless de haber quedado encantado. “Y viendo muchachos como Carmelo la segunda vez que (los Knicks) vinieron aquí. Yo no jugué, pero era increíble ver como esos muchachos hacen que el juego parezca tan fácil”.

Harkless está trabajando duro en las sesiones previas y posteriores a la práctica para hacer su juego un poco más fácil. Estaba sin duda perdido en la ofensiva al principio de la temporada y luchó con un papel donde se le pidió simplemente que defendiera, raboteara y tomara cargo de la cancha.

Ahora, él es un miembro fundador del “Breakfast Club” del Magic, lo que significa que es uno de los primeros jugadores del equipo en llegar a las instalaciones de práctica para ponerse a trabajar individualmente con los jugadores. A pesar de que puede que no se traduzca en la cancha en este momento, Harkless dice que está experimentando un crecimiento constante en todos los aspectos de su juego. Con el tiempo, enfatizó, él será capaz de demostrar todas las habilidades en las que ha estado trabajando para mejorar.

“(The Breakfast Club) es simplemente todos nosotros, los muchachos jóvenes, a lo que hacen llegar temprano, quedarnos hasta tarde y hacer cosas adicionales para tratar de acelerar la curva de aprendizaje”, explicó Harkless. “Estoy trabajando en todo y tratando de convertirme en un jugador versátil. Recientemente he comenzado a trabajar en el poste bajo, así que eso es algo que estoy tratando de poner en mi juego. ... Con todo el trabajo que estoy poniendo todos los días, veo que estoy haciendo un gran progreso”.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí