Denton: Vaughn se Enfrenta a su Mentor en su Regreso a San Antonio

Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
2 de abril del 2013

SAN ANTONIO – El Orlando Magic sufrió una primera mitad desastrosa la noche del lunes en Houston, en la que permitió que los Rockets anotaran en las primeras 11 posesiones del juego y finalmente acumularon 65 puntos en los primeros 24 minutos.

El alero novato del Magic Maurice Harkless ha estado en equipos en la escuela secundaria y la universidad donde el entrenador habría entrado en el camerino molesto por la mala primera mitad y empezara a golpear pizarras y gritar lo suficientemente alto como para hacer estallar la pintura de las paredes.

Sin embargo, para el asombro de Harkless, el técnico del Magic Jacque Vaughn de nuevo se mantuvo fuera del asunto, lo que permitió que los jugadores hablaran entre ellos y averiguaran lo que estaba pasando mal. Luego, al final de la discusión entre los jugadores, Vaughn volvió a participar con algunos ajustes en el segundo tiempo y un poco de aliento reconfortante.

“Eso fue grande para nuestro grupo. Viene de nosotros. Nosotros somos los que estamos jugando, así que a veces el técnico Vaughn sabe que es mejor si nosotros somos los que averiguamos lo que estamos haciendo mal”, dijo Harkless, quien ayudó a liderar la remontada del Magic de 60-46 en la segunda mitad la cual casi resultó en una improbable victoria de remontada. “Algunos de lo muchachos jóvenes, si le gritas a ellos, podría sacarlos de su juego, pero Jacque hace un trabajo realmente bueno de hablar contigo. Él te guía a través de los errores y te permite seguir jugando. Creo que ha hecho un gran trabajo con nuestros jóvenes para inculcar confianza en nuestro grupo”.

El mentor de Vaughn como entrenador, Gregg Popovich de San Antonio, ha llevado a los Spurs a cuatro campeonatos de la NBA con estilo de liderazgo sin enfrentamientos y apasionado. Vaughn dijo el martes mientras su Magic se estaba preparado para enfrentarse a los Spurs la noche del miércoles que le debía su trabajo como técnico a Popovich. Pero a diferencia del entrenador de quien aprendió el juego participando como jugador y asistente, Vaughn ha sido mentor de jugadores de una manera diferente.

En un equipo lleno de jóvenes - el Magic tiene cinco novatos y tres jugadores de segundo año - Vaughn ha tratado de adoptar un enfoque tranquilo y paciente. Esa no es la forma en que algunos de los grandes entrenadores para los que jugó - como Jerry Sloan, Doc Rivers o Popovich - habría manejado las cosas, pero es la forma que Vaughn ha elegido. Esa manera, dijo, podría cambiar en el futuro a medida que evoluciona la lista con los jugadores más veteranos, pero por ahora él siente que mantener la calma es el mejor enfoque.

“Creo en no tratar de ser alguien que no soy”, dijo Vaughn. “Me dijo que desde el primer día. He estado alrededor de grandes entrenadores, pero yo no voy a tratar de ser como ellos. Al mismo tiempo, (los jugadores de Magic) han visto mi ventaja durante todo el año en varios puntos. Pero he elegido hacerlo de otra manera. Es probablemente un enfoque diferente”.

Vaughn, el técnico más joven en la NBA a los 38 años de edad, ha contado con mucho para poner a prueba su paciencia en su primera temporada a lo largo de las líneas laterales. Perdió dos titulares - Jameer Nelson y Hedo Turkoglu - en el primer partido del año debido a lesiones, perdió a dos titulares más - Glen “Big Baby” Davis y Arron Afflalo – con lesiones que le pusieron fin a sus temporadas. Y debido a varias lesiones, enfermedades, suspensiones y dos transacciones durante la fecha límite de cambios, Vaughn ha tenido que sacar a relucir 25 diferentes alineaciones – la segunda de mayor cantidad en la NBA.

Sin embargo, en muchos aspectos, está haciendo exactamente lo que él piensa que se suponía que hiciera. Como jugador de 12 años en la NBA, quien personificaba el cliché de ser “un entrenador en la cancha”, debido a la forma en la que guió a sus compañeros de equipo y mantuvo la armonía en el camerino. Vaughn nunca pensó en ser técnico hasta las últimas etapas de su carrera, una carrera que terminó en San Antonio ganando un título mientras jugaba bajo Popovich. Pero cuanto más pensaba acerca de su papel en los equipos, el se técnico parecía tener más sentido.

“Yo lo veo desde una perspectiva más amplia ahora y estaba siendo un técnico desde ese entonces (como jugador), yo estaba entrenando en el camerino. Ya fuera saliendo a comer con el 13º jugador del equipo o saliendo a comer con la superestrella del equipo. Fue el yo relacionarme con los muchachos”, dijo.

“A medida que mi carrera se desarrolló, vi que (dirigir) era lo que quería hacer”, agregó. “Conozco el juego, he estado en este ámbito el tiempo suficiente, he estado en varias situaciones grandes y alrededor de varios grandes entrenadores. Tomé notas en el camino acerca de otros jugadores, así que la preparación era parte de mí. Así que era natural para mí el irme en esa dirección (como dirigente).”

Y consiguió recibir la mejor educación de cómo dirigir de Popovich, quien lo contrató como entrenador asistente a pesar de que nunca había dirigido un equipo en ningún nivel de baloncesto. Ahora, mientras se prepara para enfrentarse a Popovich por segunda vez esta temporada y la primera vez en San Antonio, Vaughn está agradecido de que su mentor le enseñó algunos de los trucos del oficio.

“Es la razón por la que estoy aquí hoy día (como técnico del Magic). No hay ninguna duda de ello”, dijo Vaughn con franqueza. “Siempre estaré agradecido de lo que me enseñó. No tuvo que añadirme a su personal de trabajo, así que voy a estar siempre agradecido.”

Si bien aprendió las Xs y Os, cómo estructurar las prácticas y las diversas tácticas motivacionales de Popovich, Vaughn también se dio cuenta de que tenía que hacer ciertas cosas a su manera. Mientras que algunos entrenadores gritan, patean y motivar a través de sus ardientes personalidades, Vaughn decidió hace mucho tiempo que va a hablarle a los jugadores como hombres adultos y tratarlos con respeto - al mismo tiempo asegurándose de que rindan cuentas de sus actos.

“Mis tiempos pedidos durante el juego (durante el arranque lento del lunes frente a Houston) eran probablemente muy anti-entrenador. Si le preguntas a los jugadores, era sólo un enfoque muy relajado. Creo que a veces es lo que se necesita”, dijo Vaughn. “Hay que ser capaz de adaptarse a la situación. La situación en la que nos encontramos en esta temporada, hay mucho que enseñar, y eso ocurre cuando las cosas están claras. Eso es lo que estamos tratando de ser como un cuerpo técnico para nuestros jugadores”.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí