Denton: Semana Importante para Redick y Su Futuro

Por John Denton
Traducido por Adly Santiago
18 de febrero del 2013

ORLANDO – Hubo un tiempo, hace unos cinco años, cuando J.J. Redick no sólo preguntaba sobre su futuro con el Orlando Magic, si no que también se preguntaba si aún estaría en la NBA por mucho más tiempo.

Esos tiempos difíciles le enseñaron a Redick que es una locura el consumirse a sí mismo con situaciones hipotéticas, así que aprendió a vivir mejor en el presente y no enfocarse tanto en lo que podría suceder.

Con fecha límite de cambios de la NBA a solo unos días, el futuro de Redick con el Magic podría volver a estar en duda por el interés que ha generado en toda la liga con la enorme mejora en su juego. Pero Redick dijo el lunes que, independientemente de si él es canjeado el jueves a las 3 p.m. durante la fecha límite de cambios o si se queda con el Magic, el entenderá la situación actual. Y no se va a preocupar tanto al respecto.

“El Magic - y lo sé por experiencia - independientemente de cualquier sentimiento personal o emocional, el equipo va a hacer lo que ellos sienten que es lo mejor para el equipo”, dijo Redick. “No va a haber ningún rencor si me canjean en tres días o eligen el no renovar mi contrato este verano. No habrá ningún rencor. Sé que esto es un negocio”.

Debido a la incertidumbre que nos ocupa, Redick podría estar a punto de jugar su último partido en casa para el Magic cuando Orlando (15-37) reciba a los Bobcats de Charlotte (12-40) en la noche del martes en el Amway Center. O si la fecha límite de cambios pasa a las 3 de la tarde del jueves y Redick sigue con el Magic, la vida continuará como de costumbre. Redick dijo que él se niega a poner un significado adicional al partido del martes como una especie de juego final frente a los aficionados que regularmente le dan aplausos cálidos.

“Entonces, estás lidiando con otra hipotética”, dijo Redick, en referencia a que el partido del martes posiblemente sea su último partido en Orlando con el Magic. “Lo que hay que hacer es asumir que voy a estar jugando aquí para el Magic el sábado por la noche contra Cleveland.”

Se trata del futuro de Redick, por supuesto, porque él se ha convertido en uno de los mejores sextos hombres de la NBA y un arma letal saliendo de la banca del Magic. Lo ha hecho al mejorar enormemente cada temporada en la NBA. Está promediando marcas personales en su carrera en anotaciones (15.3 puntos por partido) y asistencias (4.4). Él ya ha logrado conseguir un récord personal de 116 triples y su 45.9 por ciento en tiros anotados es también el mejor de sus siete años de carrera.

Ese aumento en su producción ha hecho de Redick uno de los jugadores de los que más se habla entrando en la fecha límite de cambios. No menos de una media docena de equipos - Boston, Milwaukee, San Antonio, Chicago, Indiana y Filadelfia - han sido rumorado que tiene interés en el escolta del Magic. Esos equipos probablemente necesitarían una garantía de que Redick - un agente libre sin restricciones al final de la temporada - estaría dispuesto a firmar a largo plazo antes de hacer un cambio.

Por supuesto, aún existe la posibilidad de que Redick podría permanecer en Orlando después del jueves y más allá en la temporada baja. Completamente consciente de la importancia de Redick al equipo, su influencia sobre los jugadores jóvenes del Magic y la popularidad del escolta entre los aficionados, el gerente general del Magic Rob Hennigan ha mantenido conversaciones sobre la posibilidad de mantener a Redick a largo plazo. Tanto él como el representante de Redick, Arn Tellem, han tenido conversaciones preliminares sobre un posible acuerdo a largo plazo.

“Hasta donde yo sé, con las dos conversaciones que he tenido con Rob, y con Rob y Arn hablando, ambas partes están abiertas a continuar con esta relación”, dijo Redick. “Creo que esa es la mejor manera de decirlo, pero esto es un negocio y tienen que tomar la mejor decisión para ellos”.

El técnico del Magic, Jacque Vaughn se ha acostumbrado bastante bien a Redick debido a la dedicación del veterano escolta para mejorar como jugador. Redick llegó al campamento de entrenamiento en buena forma después de una temporada baja llena de entrenamientos intensivos, ha trabajado duro durante práctica y logra anotar tiros importantes en los juegos y ha sido una influencia positiva sobre los novatos Andrew Nicholson y Maurice Harkless.

“Para nosotros, ha sido increíble”, deliró Vaughn. “Ha estado muy bueno con su planteamiento, con la práctica, con la forma en que ha jugado y ha sido un verdadero profesional”.

Vaughn también elogió la forma en que Redick ha cumplido su objetivo, mientras que su nombre ha estado constantemente flotando en rumores de cambio para diferentes equipos. Añadió Vaughn:

“Lo ha hecho de una manera muy profesional. Nosotros como una organización y los entrenadores lo hemos planteado como un negocio normal y eso ha sido un gran acercamiento para él. Él viene a trabajar, hace su trabajo y esa es la mejor manera de lidiar con ello.”

Un planificador algo compulsivo, a veces, a Redick no le gusta tener su destino incierto y ser incapaz de decidir lo que está por venir para él. Pero fueron sus dos primeros años en la NBA - cuando casi nunca jugó bajo los entonces técnicos del Magic Brian Hill y Stan Van Gundy. En ese momento, él se consolaba al saber que algunos equipos en Europa podrían quererlo algún día si y cuando no tuviera éxito en la NBA.

Pero Redick re-definió su cuerpo y ha mejorado espectacularmente su juego hasta el punto de que no sólo se ha mantenido en la NBA, pero fue una pieza fija en Orlando. Ahora dice que él nunca pudo haber visto venir nada de esto hace cinco años atrás, así que ¿por qué debería preocuparse acerca de lo que viene antes del cierre del jueves?

“Es raro porque hace cinco o seis años nunca pensé que todavía estaría aquí en Orlando. He aprendido por experiencia personal - por eso es que no se puede quedar atrapado en casos hipotéticos o en posibles situaciones”, dijo Redick. “Hubo un momento en que yo estaba emocionado de que MP Rusia estaba interesado en mí. En última instancia, hay que confiar en Dios y poner su vida en manos de Dios y cuidar lo que usted puede controlar. Las circunstancias no siempre se pueden controlar, pero las otras cosas uno puede controlarlas.

“Así que estoy muy orgulloso de que tengo el respeto de la gente de esta organización y de mis compañeros de equipo y, obviamente, la comunidad de Orlando”, continuó Redick. “Ha sido una bendición para (mi esposa) Chelsea y yo el poder participar y poder ayudar (a la comunidad de Orlando). Cada vez que entro en el juego, estoy agradecido por eso y no quiero dejar pasar por alto esas cosas. Estoy muy agradecido”.

Nota: El contenido de esta página no ha sido revisado o aprobado por el Orlando Magic. Todas las opiniones expresadas por John Denton son suyas y no reflejan las opiniones del Orlando Magic o de su personal de Operaciones de Baloncesto, socios o patrocinadores. Sus Fuentes de información no son conocidas por el Magic y no tiene ningún acceso especial a información más allá del acceso y los privilegios que van junto con ser un miembro acreditado de los medios de comunicación por la NBA.




Sigue el Twitter oficial del Orlando Magic en español aquí